Cà phê sữa, el delicioso café vietnamita

Que en nuestro viaje a Vietnam íbamos a disfrutar de la gastronomía local era algo que ya me había advertido Toni y varios artículos de viajeros que habíamos leído previamente, pero el gran descubrimiento que hicimos con el café vietnamita a mí me pilló por sorpresa. Y ya os digo de antemano que no, que no somos personas cafeteras (los que nos conocéis un poquito sabéis que somos más bien cerveceros).

Pese a que Toni ya me había explicado cómo había que preparar allí el café, recuerdo que el primer día que lo vi no dejó de hacerme gracia aquel mecanismo que a él tanto recordaba al café de calcetín que tomaban nuestras abuelas. Esta forma es tan simple como la de colocar un filtro con forma de taza sobre el mismo vaso en el que vamos a tomarlo. En este filtro se coloca el café y agua hirviendo y gota a gota va a caer dentro del vaso nuestro café.

¿Le damos un trago?
¿Le damos un trago?

Café vietnamita

Algo que nos llamó la atención es que ellos lo toman muchas veces con leche condensada, algo que por lo visto se remonta a la época colonial francesa y que nos recordaba mucho al “bombó” que llamaos en Valencia. Cuando le añades leche se llama cà phê sữa, así que si cuando pedís un café el camarero os pregunta  “¿súa?” no es que este preguntando en un inglés muy malo si quieres azúcar (que era lo que creíamos nosotros al principio) sino que quiere saber si lo quieres con leche condensada. En este caso os traerán la leche ya dentro del vaso y el café irá cayendo poco a poco sobre ésta.

El delicioso cafe sua
El delicioso cafe sua

La verdad es que el café tiene tan buen sabor que está bueno sin la leche y si uno tiene mucho calor lo puede pedir con un poquito de hielo: “cà phê dá”.

Tras nuestra experiencia en Vietnam tenemos una teoría, cuanto más te alejes de las zonas turísticas más bueno está el café. En muchos de los lugares frecuentados por viajeros, ofrecen también expresso o café americano y el vietnamita está muy soso. ¿Sabéis dónde probamos los mejores cafés? En los puestecitos al lado de la carretera en los que paran a descansar los conductores, allí hacían los mejores cafés que he probado nunca. Y lo curioso es que en muchos de ellos hay un montón de hamacas para descansar, lo que nos vino de perlas.

En el típico bar de carretera
En el típico bar de carretera

Y también recordar que en el 90% de los casos, a parte del café, te sacan una tetera con té verde, para que bebas lo que tengas ganas. Y gratis. Es muy curioso los vasitos para ponerte el té, todos muy pequeñitos y graciosos.

Cafe sua y un poco de té para acompañar
Cafe sua y un poco de té para acompañar

Ante tal descubrimiento no es de extrañar que al final terminásemos comprando algunos de estos filtros y un paquete de café para poder prepararlo nosotros mismo en nuestra casa. Donde esté un buen café vietnamita ¡Qué se aparte la nespresso! Y recuerda, si vas a Vietnam no dejes de probarlo y verás que no exageramos.

Motoret y dos cafes, escena típica de nuestro viaje
Motoret y dos cafes, escena típica de nuestro viaje
'VISADO
Recuerda que te hará falta el visado de Vietnam para viajar por este país
TRAMITAR VISADO VIETNAM
close-image