Marktplatz de Bremen, una plaza de cuentos y leyendas

Bremer Rathaus
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

La plaza del mercado de Bremen o Marktplatz es el corazón de la ciudad, su centro. Es uno de esos lugares adoquinados que han aguantado perfectamente el paso del tiempo y donde puedes hacer una foto 360º sin salir de la ciudad de cuento a la que querían llegar un burro, un perro, un gato y un gallo para huir del fatal destino que preparaban sus dueños. Allí les esperaba la ciudad amiga de los extranjeros y símbolo de la libertad. Y estos animales músicos llegaron a Bremen, al menos en forma de estatua en 1953, cuando la ciudad hizo un homenaje al cuento de los hermanos Grimm.

Marktplatz de Bremen

Bremer Stadtmusikanten

Hoy, los Bremer Stadtmusikanten son emblema de la ciudad junto a otra estatua, la del Rolando. Ah! Y si paseas delante de los músicos de Bremen, toca las patas delanteras del burro y pide un deseo… dicen que se cumple.

Músicos de Bremen en la Marktplatz
Músicos de Bremen en la Marktplatz

Rolando

El Rolando es la segunda historia que envuelve la Marktplatz y cuya enorme y gótica estatua ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Este personaje fue un caballero palaciego, sobrino de Carlomagno, emperador que concedió la libertad a la ciudad tal y como recuerda la inscripción del escudo que sostiene Rolando. Y aquí comienza la leyenda, pues dicen que mientras esa estatua siga en pie, la ciudad será libre.

Hay que recordar que ésta no fue la primera estatua del personaje que vigiló la plaza de mercado de Bremen. La primera, de madera, fue incendiada en 1966, por lo que pronto se encargó la actual esculpida en piedra, preparada para soportar mejor los avatares históricos de la ciudad.

Rolando
Rolando

Rathaus

Rolando tiene una posición privilegiada en la Marktplatz. Se alza frente al ayuntamiento, el Rathaus, un espectacular edificio de estilo renacentista-weser construido en torno a 1405 y que también está salpicado de historia con figuras góticas como la de Carlomagno. Si su fachada es testigo de la historia de Bremen, no te pierdas la visita en su interior de la Gran Sala y su escalera de caracol o la dorada sala Güldenkammer.

Bremer Rathaus
Bremer Rathaus

La catedral de San Pedro

Y frente a Rolando, la catedral de San Pedro, Dom St. Petri, que aunque inicia en el siglo XI, su lenta construcción así como sus varias restauraciones, hacen que sume diferentes estilos, como su fachada románica o el estilo gótico de alguna de sus capillas.

Además de sus relieves y estatuas, como un Pontocrátor de 1050, la más antigua de la ciudad, puedes visitar su museo, lleno de curiosidades para los amantes del arte y la cultura eclesiástica. Si vas en navidad no te pierdas uno de los conciertos navideños que se celebran en esta catedral.

Catedral de San Pedro
Catedral de San Pedro

Schütting

Por supuesto aquí no acaban los edificios emblemáticos de la Marktplatz: En el siglo XVI se levantó el Schütting, una mansión que los mercaderes utilizaban para sus reuniones. Hoy este edificio renacentista alberga la cámara de comercio de la ciudad.

Casa del comercio
Casa del comercio

Haus der Bürgerschaft

Otra pieza destacable de la oferta arquitectónica de la Marktplatz de Bremen es la Haus der Bürgerschaft, sede del parlamento estatal levantada en los años sesenta del S.XX tras un polémico concurso público para la elección del proyecto arquitectónico ideal, pues algunos consideraban que la propuesta del arquitecto alemán Wassili Luckhardt era demasiado moderna para estar en consonancia con los demás edificios de la plaza.

Desde luego el contraste con su vecina catedral de San Pedro es evidente, como también lo es el espectacular diseño de esta “casa del pueblo”.

Bürgerschaft
Bürgerschaft

Stadwaage

Más allá de estos conocidos edificios, si te sitúas en la Marktplatz de Bremen, casi cualquiera de ellos cuenta una historia, como el Stadwaage, donde se situaba la pesa pública y que fue reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial, o la Rastkeller, bodega del siglo XV, muy cerca del ayuntamiento, en la que podrás probar alguno de los 600 vinos que guarda. Todo un plan para brindar a la salud de los músicos de Bremen.

Edificios del oeste de la Marktplatz de Bremen
Edificios del oeste de la Marktplatz de Bremen

¿Cuándo visitar la Marktplatz de Bremen?

Respuesta rápida: en cualquier momento. Peeero, si eres de los que no se pierde un evento, te recomendamos dos fechas: la primera, a finales de octubre, el Freimark, festival folclórico anual en el que toda la ciudad se convierte en una gran feria, incluida la marktplatz.

Y la segunda, por supuesto, la navidad, época en la que los mercadillos navideños toman las plazas y convierten más que nunca a Bremen en una ciudad de cuento.

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend