Conmochila.com

Snorkel responsable: no metas “la aleta” en tus viajes

Tiburón ballena en Oslob. Sobran los comentarios...
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
6 546

Recuerdo la sensación que tuve la primera vez que hice snorkel en el mar de Andaman o lo que sentí en mi primera inmersión de buceo en Koh Tao. Pese a haber visto documentales y miles de imágenes por televisión con anterioridad, sentí como si de repente me encontrase en otro planeta, uno en el que sus habitantes eran curiosos peces, corales, medusas… Lo mejor de todo fue descubrir que esa inquietud que sentía antes de sumergirme por primera vez, ese temor a los habitantes de ese “nuevo mundo” desapareció. Nadie parecía querer despacharme de su territorio a base de mordiscos con enormes mandíbulas ni venenos mortales. A diferencia de lo que un temor infundado me hacía pensar, los animales que iba descubriendo me toleraban: si yo les respetaba, ellos me dejaban disfrutar de su hogar. Poco a poco fui descubriendo los nombres de esos coloridos animalillos y las formas en las que el coral es capaz de sorprendernos, sabía diferenciarlos y viajando he ido tropezando con especies que me hacía más ilusión ver: estrellas de mar, tiburones de arrecife, serpientes, morenas, rayas, tortugas… ¡ay las tortugas!

Snorkel en Apo Island (Filipinas)
Snorkel en Apo Island (Filipinas)

Explorar el fondo marino es una actividad fascinante y para muchos también inquietante. El simple hecho de ponernos unas gafas de buceo y mirar lo que hay debajo del agua nos descubre todo un mundo nuevo de colores y formas de vida desconocidas.

Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que ese respeto no es siempre mutuo, pues por parte de los humanos, algunos por ignorancia y otros por egocentrismo, a veces no existe una relación cordial. Gente que saca estrellas de mar del agua, pies que pisan (más bien repatean) el coral, actividades que se anuncian como “fish feeding”, avistamientos poco respetuosos, por no hablar de la reciente moda de sacar a los animales a la superficie para tener una maldita foto a costa de la vida de éstos; son algunos ejemplos de lo que hacemos mal. El mar tiene unas normas y si queremos seguir disfrutando de él las tenemos que cumplir.

Hace relativamente poco que se me ocurrió escribir este post, más que nada porque hay ciertas cosas que yo ya había dado por sentadas y creía que así era para todo el mundo. Sin embargo la experiencia me dice que no es así, y tras haber visto ya demasiada gente metiendo las pezuñas en el coral, muchos turistas viendo al tiburón ballena en Oslob, demasiadas fotos absurdas y enfadarme con la humanidad, he decidido canalizar la ira y usar esa energía en escribir un artículo.

Si buceas no te voy a contar nada nuevo, ya sabes que esto el pan nuestro de cada día. Pero si estás planificando un viaje en el que puede que incluyas la opción de hacer snorkel y no quieres que tu presencia tenga un impacto negativo en el ecosistema, quizás te interese lo que te voy a contar, lo que he aprendido que es un buceo responsable (con botella o sin ella).

  1.  NO TOCAR (NI LLEVARSE) NADA 
  2.  NO DEJAR NADA 
  3.  NO DAR DE COMER A LOS ANIMALES 
  4.  BUSCAR EMPRESAS RESPETUOSAS 

1. NO TOCAR (NI LLEVARSE) NADA:

Sin duda alguna, la primera norma bajo el agua es no tocar nada: déjalo todo como está y sobretodo no te lleves nada a casa.

¡No me toques los peces! Algunos animales marinos tienen una capa protectora que se elimina al contacto, exponiéndoles a los parásitos y a las infecciones. Tocar o “jugar” con ellos también les estresa y asusta, arruinando además la inmersión de tus compañeros que sí han bajado a observar la vida marina.

Cuando digo nada, quiero decir NADA, pero a continuación os dejo algunos ejemplos de las consecuencias que pueden tener nuestros actos.

Coral

El coral es un animal “invertebrado de pequeño tamaño que vive fijo en el fondo del mar formando colonias de millones de individuos unidos entre sí por esqueletos calcáreos”. No es una planta, no es una roca, pero sobretodo no es indestructible. La importancia de los arrecifes radica en que además de ser el hogar de muchos organismos en el mar, moderan la potencia de las corrientes marinas, protegen a las costas de la erosión y los olas, las algas que los habitan generan oxígeno,  y son fuente de ingresos que atrae a turistas deseosos de bucear y descubrir el fondo marino.

“Los arrecifes de corales se encuentran entre los ecosistemas más productivos y destacan por su amplia diversidad, comparable sólo a los bosques tropicales. Tienen la habilidad de crecer en aguas pobres en nutrientes, aun así proveen albergue para comunidades de algas, peces e invertebrados, en aguas que de otra forma estarían desiertas.” (Ecosistemas)

Podemos concluir entonces que los arrecifes son de vital importancia, ¿no os parece?

Coral
Coral

Sin embargo se trata de un animal tan delicado, que el simple contacto con él puede herirlo de muerte. Un pisotón o un golpe con la aleta mata los pólipos, que son los individuos que forman esas colonias, y en un segundo destruimos algo que ha tardado años en formarse. Por lo tanto: no lo toques, no lo pises, no lo roces, no le des con las aletas, no te pongas de pie sobre él y sobretodo no lo arranques. Y si no sabes nadar bien no te acerques a él.

A veces el turismo puede ser muy peligroso: “El turismo insostenible adquiere varias formas; los resorts, las actividades recreativas y los turistas pueden dañar los arrecifes. Los resorts a veces descargan las aguas residuales tratadas cerca del coral o las introducen en pozos de agua subterránea. El agua residual puede filtrarse a través de los pozos al océano. Este agua contiene altos niveles de nutrientes, que hacen florecer algas y pueden asfixiar al coral. Los barcos de los tours turísticos lanzan el ancla al coral o interfieren con mamíferos marinos u otra fauna salvaje y puede afectar a el ecosistema de los arrecifes también. Los turistas que cogen, golpean o caminan sobre el coral pueden destruir el hábitat de éste y agitar el sedimento afecta a la calidad del agua. Y comprando joyas o otros souvenirs hechos con coral o fauna marina, los consumidores están contribuyendo a la destrucción del coral”

Si necesitas ponerte de pie, hazlo sobre la arena, no en el coral
Si necesitas ponerte de pie, hazlo sobre la arena, no en el coral

No solo el contacto directo con los corales los está matando, la polución, las malas prácticas de pesca o el aumento de gases de efecto invernadero que causan la acidificación del océano están acabando con los arrecifes. Hay que ser respetuoso con el fondo del mar incluso desde fuera del agua. Al final del artículo os dejo unos enlaces acerca del tema.

Tortugas

Las tortugas son unos de los animales más maravillosos con los que he tenido la oportunidad de cruzarme haciendo snorkel; verlas comiendo o nadando resulta fascinante porque son preciosas e hipnóticas. Lo que hay que hacer si se tiene la gran suerte de encontrar una es respetar su espacio, no asustarla, no perseguirla, evitar que se sienta acorralada y nunca, bajo ningún concepto tocarla (mejor no darles la brasa). Recuerda que las tortugas necesitan aire para respirar, así que sobra decir que cogerlas o montar en ellas podría impedirles el acceso a la superficie.

Como siempre Faada Turismo Responsable nos da mucha información al respecto.

Peces globo

Este pez, cuyo mecanismo de defensa lo hace tan peculiar, se hincha y adopta la forma de un globo cuando se siente amenazado. Para conseguir esa forma se llena de agua (o de aire si lo sacan fuera del agua), entonces su presa no puede ingerirlo. Por lo tanto, si lo hace cuando huye, es una situación de estrés para el animal ¿Cuál es la gracia de andar asustándole? Pero lo peor de todo es que debido al enorme esfuerzo que realizan cada vez que se hinchan y se deshinchan, el pez se va debilitando.

¡NO TOCAR!
¡NO TOCAR!

La lista de animales a los que hay siempre quien no duda en molestar es infinita: estrellas de mar extraídas del agua para una foto (no lo hagas porque mueren), buceadores irresponsables cogiendo rayas para fotografiarse y lo que faltaba por ver, gente que saca delfines y tiburones a la superficie para hacerse una foto con la consecuente muerte de los ejemplares. ¿Estamos locos o qué?

Si no lo haces por respeto a la vida ajena al menos hazlo por ti, existen animales venenosos y otros que pueden atacar si se sienten amenazados. Por no hablar del coral, que corta como un cuchillo. No te arriesgues y deja en paz a la fauna.

2. NO DEJAR NADA

RESIDUOS VISIBLES

Esta es obvia: no dejes tu huella, llévate tu basura. No solo por el hecho de no ensuciar, sino porque la basura afecta de manera directa a los animales: pueden ingerirla (por accidente o por confundirla con comida como les pasa a las tortugas con las bolsas de plástico porque se parecen a las medusas) o pueden quedar atrapados en ella. Además la contaminación del agua afecta negativamente a su salud y a la tuya. Una vez más si no lo haces por las demás especies hazlo por ti.

Si fumas en el barco no tires la colilla por la borda y si llevas una bolsa de plástico guárdala hasta que llegues otra vez a tierra firme, no dejes que salga volando y termine en el estómago de algún animal. Parece una tontería que a estas alturas de la película siga diciendo esto, ¿verdad? Pues yo sigo encontrándome todo tipo de basura en el mar… Sí, ya sé que muchas veces esta basura viene de tierra, así que no está de más tener esto en cuenta dentro y fuera del agua: y recuerda que viajando también podemos minimizar el impacto medioambiental reduciendo al máximo los residuos: Viajar sin dejar rastro: reduce tu impacto.

No creo que sea así como nos gusta ver el mar
No creo que sea así como nos gusta ver el mar

RESIDUOS INVISIBLES

MICROPLÁSTICOS EN COSMÉTICOS

Existen otro tipo de residuos que somos menos conscientes que estamos dejando en el mar y son los de los productos de cosmética que llevamos encima (y los que usamos a diario en nuestros hogares y terminan en el agua). Muchos de los productos de higiene o belleza que utilizamos contienen microplásticos (¿Sabías que muchos de tus cosméticos contienen micro-plásticos?), unas partículas de menos de un milímetro que, como nos cuentan en este artículo de Vivir sin plástico: “el plancton, los peces y otros animales marinos acaban ingiriendo porque las confunden con comida. Los peces grandes se comen a los pequeños y así van pasando estas partículas de unos a otros. Y no sólo las ingieren, sino que al ser tan pequeñas también pueden pasar a través de las branquias (…) Esto también nos afecta directamente porque, si comes pescado, muchas de estas micropartículas pueden acabar en tu plato“.

Microplásticos
Microplásticos @vivirsinplastico.com

Según un informe de carro de combate, se cree que esos microplásticos pueden dañar el sistema endocrino de las especies que los ingieren, incluídos los humanos.

Estos microplásticos son parte de artículos como desodorantes, cremas solares, antiarrugas o hidratantes, repelentes de mosquito, pintalabios, etc. La solución es tan simple como evitarlos, porque siempre existen alternativas. En este artículo de “Sin plástico” nos cuentan que en las etiquetas, los microplásticos o microperlas aparecen con los siguientes nombres: polietileno (Polyethylene: PE), polipropileno (polypropylene:PP), polietileno glycol (PEG-seguida de un número), polimetacrilato de metilo (PMMA) y  Tereftalato de polietileno (PET).

Beat the microbead es una App con la que los usuarios pueden escanear productos de cuidado personal en los supermecados españoles. La aplicación detecta la presencia de micropartículas de plástico en estos productos.

Más información al respecto: Plastic in cosmetics.

FILTROS QUÍMICOS Y PARABENOS EN LOS PROTECTORES SOLARES

Pero yo quiero hablaros más concretamente de los protectores solares. El problema de estas cremas es que contienen parabenos y filtros químicos como la oxibenzona que son nocivos para los corales. Investigaciones científicas han concluido que éstos ingredientes causan la muerte del coral (activando infecciones virales latentes) y juegan un papel importante en el “blanqueamiento del coral” (¿Qué es el blanqueamiento del coral? una enfermedad de los arrecifes).

Aquí los enlaces de las conclusiones de dos investigaciones:

Las cremas solares son una amenaza para los arrecifes de coral: “La exposición de las plánulas de coral (crías de coral) a la oxibenzona provoca graves deformaciones morfológicas, daña su ADN y actúa como perturbador endocrino, con lo que el coral se encapsula en su propio esqueleto y provoca su muerte” 

“Because sunscreens are lipophilic, their UV filters can bioaccumulate in aquatic animals (Giokas et al. 2007) and cause effects similar to those reported for other xenobiotic compounds (Balmer et al. 2005;Daughton and Ternes 1999). Paraben preservatives and some UV absorbers contained in sunscreens have estrogenic activity (Daughton and Ternes 1999; Schlumpf et al. 2004). In addition it has been demonstrated that several sunscreen agents may undergo photodegradation, resulting in the transformation of these agents into toxic by-products “

Entiendo que la cantidad de protector que llevamos te pueda parecer mínima en comparación con la mierda que llega al mar, pero yo soy de las que cree que cada gesto cuenta.

Existen en el mercado algunos protectores respetuosos con lo arrecifes de coral, pero como siempre uno tiene que mirar con lupa las etiquetas y no fiarse de lo que diga la parte de delante, sino la de atrás y leer los ingredientes. No os dejéis engañar, que digan que son respetuosos no significa que así sea, al igual que la condición de biodegradable no lo hace inocuo, pues aunque termine desapareciendo dura los suficiente como para dañar igualmente al coral. Lo mejor es mirar la composición de la crema y evitar los siguientes compuestos, que son los que provocan el daño en el coral:

  • Parabenos
  • Filtros químicos
    • oxybenzona, BZ (benzofenona-3)
    • BMDBM (4-tert-butil-4-metoxidibenzoilmetano benzofenona)
    • MBC (4-metilbencilideno alcanfor)
    • OMC (etilhexil metoxicinamato)
    • OCT (octil metoxicinamato)
    • BEMT (bis-etilhexiloxifenol metoxifenil triazina)
    • Cualquier componente que incluya el término benceno

Lista de componentes que están dañando el océano en este artículo de Marinesafe.org

La crema solar que usamos nosotros
La crema solar que usamos nosotros

Pero estad tranquilos porque hay alternativas más respetuosas y sostenibles y como ejemplo os pongo la crema de la foto anterior que no contiene parabenos, oxibenzona, benzofenona ni OMC y es de una marca que encontré en Filipinas que se vende como “respetuosa con el medio ambiente”: Human Heart Nature (se pueden hacer compras online).  No es mi intención hacer publicidad de esta marca porque en algunos de sus productos usan aceite de palma y sus derivados, pero tengo que decir que ante un email que les envié preguntando acerca del origen de este aceite, me dijeron que siempre que lo usan es RSPO (fuentes sostenibles de aceite de palma). Cuando uno vive viajando es difícil encontrar cierto tipo de productos…

Finalmente recuerda que siempre vas a tener la alternativa de la ropa, pues puedes usar camisetas o ropa de neopreno para protegerte del sol.

Artículos relacionados con el daño que los protectores solares causan al coral:

Recuerda: “TAKE NOTHING BUT PICTURES, LEAVE NOTHING BUT BUBBLES DO NOTHING BUT DIVE”

3. NO DAR DE COMER A LOS ANIMALES

Estoy segura de que has visto alguna vez haciendo una caminata algún cartel en medio de la naturaleza que diga “No alimentar a la fauna salvaje”. Los animales en estado salvaje no comen pan de molde ni magdalenas y no beben agua embotellada ni zumo de un tetrabrick. Los animales cazan, comen fruta, hierba o insectos dependiendo de su tipo de alimentación, pero lo que no toma ninguno es comida procesada. Que nosotros les demos comida que no forma parte de su dieta afecta negativamente a su salud y aunque fuesen alimentos que comen a diario, el hecho de dárselo cambia sus hábitos haciéndolos dependientes de los humanos (y con ello más susceptibles). Además del peligro que esto implica cuando los animales más grandes relacionan a las personas con comida llegando a provocar en ocasiones ataques como podéis comprobar en este vídeo.

Con los animales marinos pasa lo mismo: no hay ningún pez en el mundo que incluya el pan bimbo en su dieta… ¿Por qué nos empeñamos en lo contrario? Sí, ya sé que los peces se acercan al barco si echamos miguitas haciendo más fácil verlos y que si al tiburón ballena no se le retuviese de manera antinatural con comida seguiría tan feliz con su vida y no tendríamos el 100 % de garantía de verlo, pero… es lo que tiene la fauna salvaje, que es libre, huidiza e imprevisible.

Si alimentamos a la fauna marina, estamos metiendo de lleno nuestras narices en la cadena alimentaria, alterando el ecosistema y ello puede tener varias consecuencias:

  • Aumento de plagas/superpoblación: El nivel inferior de la cadena trófica puede aumentar en número de ejemplares porque ya no tendrá depredadores. Un sencillo ejemplo: Si las tortugas comen medusas y nosotros damos de comer a las tortugas, aumentará el número de medusas… ¡Ups!
  • Cambios de comportamiento: Esto ocurre cuando los animales descubren que de los barcos cae comida y que es más cómodo acercarse a uno que buscarse la vida. Resulta más escandaloso en animales que realizan miles de kilómetros a lo largo del año, como por ejemplo en Oslob (Filipinas), donde se alimenta al tiburón ballena para que sea más fácil su avistamiento y se han notificado cambios importantes en su migración. Por lo tanto estamos alterando por completo el comportamiento de una especie y esto a la larga puede tener consecuencias nefastas para su supervivencia, pues cambios en la migración pueden significar también cambios en su reproducción (algo muy grave teniendo en cuenta los hábitos de reproducción tan lentos de estos animales).
  • Salud: Como he comentado, no podemos simplemente cambiar la dieta de los animales y esperar que esto no tenga consecuencia alguna. Nos puede parecer que dar de comer pan a un banco de peces una vez es inofensivo, pero deja de serlo cuando a diario acuden turistas a alimentar a los animales simplemente para poderlos ver. Volviendo al ejemplo del tiburón ballena, cuando el krill desaparece de manera natural de Oslob, utilizan una pasta hecha con plancton que transportan de zonas vecinas y que es mucho menos variado que el que comerían por su cuenta en su larga migración. Esto a la larga se traduce en carencias alimentarias.
  • Accidentes: Cuando los animales relacionan a las personas y los barcos con comida se acercan a ellos para alimentarse. Que se arrimen demasiado a las embarcaciones es peligroso pues pueden colisionar, tocar el motor, acercarse a barcos que estén pescando o quieran cazarlos, quedar atrapados en sus redes y morder sus anzuelos.
Tiburón ballena en Oslob. Sobran los comentarios...
Tiburón ballena en Oslob. Sobran los comentarios…

Quitémonos esto de la cabeza: la naturaleza no es nuestro zoo particular y el océano no es nuestra pecera. Aceptar que no nos pertenecen es respetarlos. En mi opinión, manipularlos para nuestro propio beneficio sin tener en cuenta las consecuencias es egoísta, irresponsable y temerario, pero al final la decisión es solo tuya…

4. BUSCAR EMPRESAS RESPETUOSAS

Por último, solo me queda recomendarte que antes de contratar cualquier actividad tengas en cuenta si la empresa con la que la vas a realizar es o no respetuosa con el entorno. Sé que identificar una empresa y clasificarla de buena o mala a veces puede resultar muy complicado, sobretodo porque hoy en día esta muy de moda poner delante la cualquier actividad el prefijo ECO, sin ser esto garantía de nada (¿Educación ambiental o circo marino?). Pero podemos preguntar, buscar información en internet o conocer la experiencia de gente que ya lo haya realizado, que ahora hay muchos blogs.

Hay detalles que dejan clara cual es la posición de la empresa, si ganar dinero a toda costa o tener un negocio al mismo tiempo que se cuida el entorno: usar boyas de amarre en vez de fondear en medio de un arrecife metiendo el ancla en el coral, prohibir a los bañistas tocar los animales en vez de animarles a hacerlo (en Port Barton me lleve las manos a la cabeza al ver como se animaba a la gente a tocar a las tortugas y a sacar a las estrellas del agua), no llevar a gente sin experiencia a hacer snorkel a lugares con corales poco profundos,  proporcionar chalecos a los que no nadan bien, hacer especial énfasis en que nadie ensucie el mar…

En fin, después de todo este tochaco de artículo, solo espero que disfrutes del snorkel tanto como lo hacemos nosotros y que entre todos cuidemos el mar: por la vida que lo habita, por nosotros y por los que vienen detrás. A continuación os dejo otros artículos relacionados con la desaparición de los corales. Y por supuesto, si tenéis algo que aportar o queréis mencionar algún artículo interesante al respecto, vuestros comentarios son más que bienvenidos, nosotros seguimos aprendiendo.

Artículos de interés

Acerca de la desaparición de los corales

  • Sin azul no hay verde El primer escalón para salvar el océano tiene que pasar por explicar a los ciudadanos la importancia de contar con un océano sano. De la buena salud del océano depende la propia supervivencia de nuestra especie y del resto de seres vivos que pueblan este planeta.
  • Mayor protección para los corales de arrecife Los arrecifes de coral están disminuyendo rápidamente. Ya hemos perdido más del 20 por ciento de los arrecifes del mundo y probablemente perderemos otro 35 por ciento en las próximas décadas. Está claro que valoramos estos ecosistemas y para asegurarnos de que sigan existiendo y que generaciones futuras puedan apreciarlos, debemos reducir la cantidad de gases de efecto invernadero que están calentando y acidificando el océano y reducir los factores estresantes tales como polución, degradación de los hábitats y prácticas pesqueras destructivas que dañan los arrecifes a nivel local
  • Corales en peligro… principio de una muerte anunciada El incremento de sedimentos en las áreas costeras, donde se ha deforestado, hay construcciones de hoteles, urbanizaciones y carreteras, causa la mortalidad de los corales. Es muy difícil para los corales sobrevivir estas condiciones. Las aguas turbias evitan la penetración de luz a los corales, los cuales se sofocan, se enferman y como resultado mueren.
  • ¿Qué son esas cosas tan raras? El problema de los corales es que son altamente sensibles. Para que los corales se desarrollen, se deben cumplir unas condiciones de temperatura, movimiento, claridad, salinidad y acidez del agua muy concretas. Cualquier alteración de uno de estos factores puede provocar que estos mueran.
  • Nuestros arrecifes: tocando con los ojos Las personas solo necesitaban orientarse para poder entender mejor el medioambiente del arrecife y como preservarlo.
  • Link between fossil fuels and Great Barrier Reef bleaching clear and incontrovertible Corals get their striking colours thanks to the zooxanthellae algae that they live with. But when the corals and the algae are stressed, they separate, leaving a bare white skeleton behind. In mass bleaching events, the stress comes when corals bathe for too long in unusually warm ocean waters.
  • Protecting 30 Percent of the Ocean Brings Multiple Benefits Marine reserves are widely recognized as vital for conserving both biodiversity and the fish populations. An analysis by Bethan O’Leary and Callum Roberts finds a remarkable consensus that protecting 30 to 40 percent of an ocean area is necessary

Acerca del avistamiento de tiburones ballena en Oslob, Fiipinas

NOTA: ¿Te vas de viaje? Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en IATI seguros de viaje solo por ser lector de conmochila. Haz click en el link anterior donde te explicamos cómo obtenerlo.
6 Comentarios
  1. Ele dice

    Me ha encantado el artículo. Muchas gracias también por incluir enlaces a las referencias que empleas en el texto. 

    1. carme dice

      ¡Gracias a los que dedicáis unos minutos a leerlo! ;)

  2. Cristina dice

    Gran y muy necesario artículo!este verano en las islas Perhentian me he cansado de ver a gente agarrando a las tortugas,bajando a tocarlas…qué pena hacer tantos kilómetros para encontrar el paraíso y luego hacer todas esas cosas que lo destruyen…ojalá artículos como este sirvan para ir concienzando a la gente.Gracias y os sigo!

    1. carme dice

      Gracias Cristina :) Esperamos que sirva para algo, aunque sea un poquito… nosotros también nos ponemos malísimos cuando vemos a gente dar por saco a los animales o pisar el coral, por eso hay que seguir intentando que todo el mundo sepa lo perjudicial que puede llegar a ser. ¡Un saludo!

  3. Proximo Destino Blog dice

    Que gran entrada!! Lo de coger animales haciendo snorkel no lo he llegado a ver, pero buceando si que he llegado a ver el coger una estrella de mar o un erizo de mar e ir pasándolo de uno en uno.
    Lo del caso que salio hace tiempo en las noticias del delfín que mataron al sacarlo en la playa ya es de mear y no echar gota.
    Un saludo

  4. Hotel Marlin La Antilla dice

    Hola,

    muy interesante el artículo, es verdad que debemos de ser respetuoso con el entorno marino, sobretodo si queremos que perdure y que otras generaciones puedan disfrutar de estas maravillas de la naturaleza.
    Desconocíamos el efecto nocivo de los protectores solares, nos ha encantado aprender con tu artículo.
    Un saludo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.