Wat Pho y el Buda reclinado más grande de Bangkok

Retrato del gran Buda
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Te apetece conocer uno de los Budas más grandes de Tailandia? Cualquier excursión por los templos más importantes de Bangkok que se precie incluye una visita al Wat Pho (su nombre oficial es impronunciable: Wat Phra Chetuphon Vimolmangklaram Rajwaramahaviharn), un templo muy popular por el enorme Buda reclinado que aloja en su interior, una figura que ocupa la totalidad de un pabellón y mide 46 metros de largo y 15 de altura. Créenos si decimos que vale la pena ir a verlo; en vivo y en directo resulta es-pec-ta-cu-lar. No hay excusa para no ir si se visita el Palacio Real, pues se encuentra a unos escasos 500 metros de la residencia del rey y se puede llegar de un sitio a otro andando.

Buda reclinado en Wat Pho
Buda reclinado en Wat Pho

Wat Pho o Templo del Buda reclinado

El origen del Wat Pho se remonta al año 1656 cuando se construyó un templo llamado Wat Podharam durante el período de Ayutthaya. En 1783 y bajo las órdenes de Rama I, se celebró una ceremonia de juramento en este templo mientras se construía el Gran Palacio, y en ese momento se clasificó como monasterio Real. Al ritmo que los reyes se fueron sucediendo, el nombre del lugar fue cambiando a gusto del capricho del monarca presente, así Rama III lo renombró «Wat Phra Chetuphon Vimolmangklavas» y Rama IV lo bautizó con el nombre de «Wat Para Chetuphon Vimolmangklaram». Eso sí, todos igual de difíciles de pronunciar.

El año 1834 terminó una gran restauración que había durado 16 años y en la cual se amplio el recinto incluyendo el Pabellón del Buda Reclinado y el jardín de Misakawan y restauraron la biblioteca, la Sala Kanprian y el Estanque de Cocodrilos.

Estructura del Wat Pho

Wat Pho es un extenso recinto compuesto por varios edificios, jardines y estructuras y alberga en su interior una colección de imágenes de Buda: Buda Lokanat, Buda victorioso sobre el demonio Mara, Buda Chinarat, Buda Chinnasri, Buda Palilai y Buda Sasda. Pero sin lugar a dudas el más admirado es el enorme Buda reclinado, hecho de ladrillos y estuco, cubierto de pan de oro y con unos piececitos de tres metros de altura. Situado dentro de una capilla secundaria (Phra Vihara), esta gigantesca imagen es la más grande de Bangkok, por eso apenas cabe en el interior del edificio y la gente se da codazos para sacar una foto decente (cosa bastante complicada teniendo en cuenta el poco ángulo que hay para hacerla); alrededor de ella hay 108 vasijas de bronce para dejar propina.

Retrato del gran Buda
Retrato del gran Buda

Entre las otras construcciones del Wat Pho encontramos cuatro chedies o estupas de 42 metros de alto decorados con porcelana y vasijas como si fuesen un mosaico.

Las estupas más altas
Las estupas más altas

Si se sigue dando un paseo por el recinto se atraviesa la sala de masaje donde se imparten clases, se pasa por el lado de una escuela de medicina tradicional (es un centro de enseñanza y conservación de medicina tailandesa tradicional), el jardín Misakawan, el estanque de cocodrilos y el Instituto de Wat Phra Chetupon, eso sí, todo el camino salpicado de pequeñas estupas con una decoración preciosa  (91 en total). Y en el interior de otra muralla se encuentra el Phra Ubosot o capilla principal. Enorme ¿verdad? ¿Sabes cuantas puertas tiene el recinto? 16, pero solo 2 de ellas están abiertas al público.

Pinturas
Pinturas
Imagen del difunto rey
Imagen del difunto rey
Estupas...
Estupas…
Detalle de los chedis
Detalle de los chedis
Detalle de la punta de los chedis
Detalle de la punta de los chedis
¡Vaya! ¡Más estupas!
¡Vaya! ¡Más estupas!
Detalle de los edificios (y el chedi que no falte)
Detalle de los edificios (y el chedi que no falte)
Tejados
Tejados

Llaman muchísimo la atención la cantidad de pequeños detalles del monasterio, pero sobretodo las distintas figuras que lo decoran, entre ellas los gigantes de Wat Pho situados en la entrada de la biblioteca y las estatuas chinas de las puertas de entrada.

Enormes estatuas
Enormes estatuas
Y la farang que no falte
Y la farang que no falte

¿Te han gustado las fotos? Te recomendamos encarecidamente que durante tu estancia en Bangkok no dejes de visitar el Wat Pho antes o después de pasar por el Gran Palacio, pues están muy cerca uno del otro. Nosotros hemos estado en varias ocasiones ya que siempre que venía alguien a visitarnos a Tailandia los llevábamos a ver el gran Buda; todos se quedaban igual de sorprendidos. La visita de ambos lugares puede llevarte casi medio día porque son lugares muy grandes con varios edificios, así que ¡a relajarse y a disfrutar!

Datos prácticos del Wat Pho:

  • Horario de visita: 08:00- 18:00h
  • Precio entrada: 100 bahts
  • Recuerda que en los templos de Tailandia no permiten la entrada con pantalones cortos ni espaldas descubiertas (norma para mujeres y hombres). Allí te pueden dejar una especie de batín para taparte, pero nunca está de más ser respetuoso con las costumbres pues además de turistas, en el Wat Pho siempre hay fieles y monjes.
  • Cómo llegar: en tuk tuk, taxi o autobús, pero lo más fácil es ir en barco Chao Phraya parando en Tha Tien. El monasterio se encuentra entre las calles Thai Wang, Maharat, Chetuphon y Sanamchai.
  • Si quieres ver otras figuras de Buda grandes puedes visitar el Wat Intharawihan, en Bangkok, o el Buda reclinado de 37 metros de largo de Wat Lokayasutharam, en Ayutthaya.

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend