Conmochila.com

Brunéi express: recorrido de un día por Bandar Seri Begawan, su capital

La Mezquita Omar Ali Saifuddien
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votos, media: 5,00 de 5)
Me gusta viajarCargando…

Brunéi o no Brunéi, esa era la cuestión.

Nuestra visita a Brunéi fue algo imprevisto. En nuestros planes iniciales no estaba visitar este sultanato, pero cuando estando en Miri (provincia de Sarawak) vimos que los vuelos hasta Kota Kinabalu (provincia de Sabah) se salían del presupuesto, surgió la posibilidad de atravesarlo en autobús, pues el país queda prácticamente en medio de ambos estados malayos de Borneo. ¿Por qué no? Estábamos tan cerca… Y haciendo caso del dicho que dice que más vale arrepentirse de lo que se ha hecho que de lo que no, a Brunéi nos fuimos.

Brunéi
Brunéi

Brunéi Darussalam, situado al norte de la provincia malaya de Sarawak y en la costa del mar de China, está gobernado por el sultán Muda Hassanal Bolkiah y es un país islámico con normas estrictas. Su capital es Bandar Seri Begawan, una ciudad cuanto menos curiosa por su villa acuática y con varios atractivos turísticos que nos pueden tener entretenidos un día o dos. Este diminuto país dista mucho de sus vecinos del sudeste asiático y uno se da cuenta nada más cruzar la frontera desde Malasia. Lo que más nos llamó la atención desde arriba del autobús cuando llegamos fue el buen estado de las carreteras, la limpieza que impera y la cantidad de extractoras de petróleo que se ven desde la ventanilla a un lado y otro.

Pese a que el país ofrece más cosas, como visitar su Parque nacional Ulu Temburong, nosotros no lo visitamos porque en nuestro itinerario de Malasia habíamos incluido ya algunos otros parques. Si como nosotros, decides pasar por Brunéi pero no dispones de mucho tiempo, a continuación te damos algunos detalles de nuestra visita “express” a la capital.

Mezquita Omar Ali Saifuddien

Esta mezquita fue construida en 1958 en honor al 28º sultán de Brunéi con el mismo nombre. Majestuosa, con minaretes de mármol, de cúpulas doradas y rodeada de fuentes, reposa sobre una laguna artificial que se puede atravesar para llegar a la réplica de la barcaza del sultán Bolkiah. La estampa es preciosa y fotogénica y la mezquita enorme, tanto que casi se puede ver desde cualquier rincón de la ciudad. Evita visitarla a mediodía pues es una zona con pocas sombras para refugiarte y te puedes achicharrar…

Mezquita Omar Ali Saifuddien
Mezquita Omar Ali Saifuddien
La barcaza real en el lago
La barcaza real en el lago
Detalle de la cúpula
Detalle de la cúpula
Vista de la mezquita desde otra perspectiva
Vista de la mezquita desde otra perspectiva

Museo Royal Regalia

O lo que es lo mismo, el museo del ego del rey. La verdad es que esta visita nos pareció prescindible en un principio, aunque mirándola ahora con perspectiva, nos ayudó a entender hasta dónde alcanza la riqueza del sultán. El museo, lleno entre otras cosas de regalos que ha recibido el gobernante por parte de otros cabezas de estado, hace un repaso a su vida y en él se pueden encontrar cosas tan curiosas como la carroza en la que ha hecho alguna aparición (con maniquíes incluidos para que te hagas bien a la idea) o réplicas de aviones en miniatura. Sables, ropa, coronas, vajillas… la lástima es que no estén permitidas las cámaras, porque algunos de los regalos eran dignos de fotografiar. De todos modos antes de irnos sacamos un par de fotos en la entrada ;-)

Museo Royal Regalia
Museo Royal Regalia
Detalle de uno de los tronos
Detalle de uno de los tronos

Kampong Ayer (el pueblo flotante) y el manglar

Para visitar las villas flotantes y el manglar de los alrededores negociamos con uno de los barqueros de un “taxi boat” una pequeña excursión de algo más de una hora. Merece la pena ver estas peculiares villas de más de 30000 habitantes construidas completamente sobre el agua: las casas, los colegios, las mezquitas, el cuartel de la policía e incluso los bomberos están en el agua. Y en medio un montón de taxis transportando a gente de un lado a otro.

Puerto desde donde se pueden pillar taxis de agua
Puerto desde donde se pueden pillar taxis de agua
Kampong Ayer, el pueblo flotante
Kampong Ayer, el pueblo flotante
Detalle de la construcción del barrio
Detalle de la construcción del barrio
Otro tipo de casa flotante
Otro tipo de casa flotante
La mezquita
La mezquita
Una de las escuelas
Una de las escuelas

Saliendo del pueblo en dirección al manglar se ve desde la barca un poco el enorme palacio del sultán que, por supuesto, nada tiene que envidiar a la mezquita o a su museo.

La mansión del sultán
La mansión del sultán

Insistimos en recomendaros negociar la visita hasta el manglar, pues es un lugar en el que es muy fácil ver a los monos narigudos alimentándose a orillas del río y a algún que otro cocodrilo. Si la barca no se acerca demasiado, los monos no se asustan y los podréis contemplar un rato.

Camino del manglar
Camino del manglar
El primer mono que vimos. ¡Y nada más llegar!
El primer mono que vimos. ¡Y nada más llegar!
El narigudo en cuestión
El narigudo en cuestión
Profundizando en el manglar
Profundizando en el manglar
Detalle del manglar
Detalle del manglar

Ya de vuelta merece la pena darle un vistazo de nuevo a la Mezquita Omar Ali Saifuddien desde el agua y a lo lejos.

La Mezquita Omar Ali Saifuddien
La Mezquita Omar Ali Saifuddien

Comer en Bandar Seri Begawan

No te preocupes, no hace falta hacer un gran desembolso para comer en BSB, por mucho que te hayan dicho que Brunéi es carísimo hay puestos asequibles al bolsillo mochilero. Solamente hay que buscar los restaurantes locales, como el Ristoran Seri Indah en los que por 1 o 2 dólares encontrarás buenísimos platos de noodles o de arroz y comida india.

El lugar que elegimos para comer
El lugar que elegimos para comer

Datos prácticos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.