Navegando por Bacuit: entre playas y lagunas escondidas

Parece que hemos encontrado algo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

La playa principal de El Nido despista al viajero. Tan solo los bangkas que hay atracados en ella hacen sospechar que ese lugar, de aguas revueltas, verdes e incluso algo sucias, es la puerta de entrada a algún lugar, pero pocos dirían desde ahí, que las islas que salpican su horizonte esconden verdaderos paraísos.

¿Dónde irán estos bangkas?
¿Dónde irán estos bangkas?

Sin embargo hace mucho que los tesoros del archipiélago de Bacuit, que tienen forma de arrecifes, lagunas y playas de accesos imposibles, fueron descubiertos, y no hace tanto que alguien pensó que mostrarlos al mundo deseoso de ver maravillas como ésta era una buena manera de vivir. Así es como en nuestro periplo por Filipinas terminamos subidos a una embarcación típica para descubrir todo lo que tenían para ofrecernos estas islas.

¿Te vienes a descubrir los tesoros?
¿Te vienes a descubrir los tesoros?

Pese a que todas las agencias ofrecen prácticamente lo mismo, cuatro excursiones con distintos puntos de interés, cada día es una nueva aventura en este famoso archipiélago. El tiempo, caprichoso como siempre, puede cambiar los planes haciendo que la última parada sea la primera, por temor a que el mar se enfurezca y haga imposible atracar por la tarde en ella, o puede hacer que sea imposible llegar a la playa en la que se había planificado parar a comer haciendo que el bangka se convierta de repente en el salón de un restaurante en el que se improvisa un banquete, flotando entre las olas.

Restaurante flotante
Restaurante flotante

Las olas… ¡ay, las olas! Preparado para luchar con ellas tiene que estar quien ose adentrarse en busca de estos lugares antaño secretos, pues el agua, receloso, embiste ferozmente ahuyentando a los forasteros. ¿Quieres ver algo espectacular? Pues te lo tienes que ganar y pelear contra el mar y las rocas. Los cortes, las heridas y picaduras de medusa serán el precio a pagar y las cicatrices el recuerdo. Dolor por placer, el placer de ver con tus propios ojos lagunas de color azul y playas de arena tan blanca que parece harina.

¡Cuidado con las rocas!
¡Cuidado con las rocas!
Ahora por aquí
Ahora por aquí
Parece que hemos encontrado algo
Parece que hemos encontrado algo
Esto también me gusta
Esto también me gusta

No temas a los desconocido, no tengas miedo de meterte por los pequeños agujeros en las paredes kársticas, no te asuste sumergirte en el agua. Salta del bangka, entra en la cueva, nada, bucea, sube, anda, respira y disfruta. Las sorpresas en Bacuit están aseguradas en cada rincón, búscalas y no te las pierdas.

¿Por ahí hay que entrar?
¿Por ahí hay que entrar?
¡Claro! Mira lo que hay dentro
¡Claro! Mira lo que hay dentro
¿Pero de verdad que ahí dentro hay algo?
¿Pero de verdad que ahí dentro hay algo?
Pues parece que sí...
Pues parece que sí…

Subes a la embarcación empapado, te limpias las heridas y piensas ¿cómo será la siguiente parada? Siempre esperas que sea todavía mejor que la anterior, y pocas veces decepciona. ¿Un arrecife? Venga, pues a ponerse las gafas y el tubo y a deslumbrarse con preciosos corales y peces de mil colores: bancos de sargentos, loros casi fluorescentes, payasos protegiendo su parcela de anémona, ¿es eso un caballito de mar?, ¿y si se asoma una tortuga?

Un rato de buceo
Un rato de snorkeling

A mediodía la comida está servida en la playa y con un telón de fondo que desearía cualquier restaurante. Descalzo y con vistas al mar, así se alimenta uno en el archipiélago de Bacuit. ¿Quién necesita servilletas, sillas o mesas estando en playas como ésta? Sencillo pero espectacular.

Ni en la mejor sala de banquetes
Ni en la mejor sala de banquetes
Comiendo con vistas al mar
Comiendo con vistas al mar

Y ¿qué mejor forma de rematar un duro día de exploración que relajándote en las cálidas aguas de una playa paradisíaca? Tras el baño, ya fuera del agua, con un coco en la mano y tumbado sobre el pareo observas el resto de islas que ves en el horizonte y piensas ¿cuántos secretos más guardará este mar?

Terminando el día de descubrimientos
Terminando el día de descubrimientos
Final de trayecto
Final de trayecto

Localización

2 Comentarios
  1. Sannevita dice

    Hola, chicos! 
    Una pregunta, qué tour exactamente es el de este post? El A o el C? Nos gustaría hacer uno de los dos pero queremos hacer el que sea más «relajado», es decir, sin tanto salto al agua o pasos por cuevas estrechas. Gracias de antemano por la ayuda :) 

    1. carme dice

      ¡Hola Sannevita! Es un resumen de ambos. Si quieres hacer uno menos pesado te recomendamos el A, el de los «lagoons» ya que los lugares son algo más accesibles que el C y en nuestra opinión no tiene nada que envidiarle a la otra excursión. Un saludo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend