Apo island, el lugar perfecto para ver tortugas marinas en Filipinas

Welcome Apo Island
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Hay muchos animales del fondo del mar que a casi todos nos hace ilusión ver. Encontrar peces payaso protegiendo su anémona, rayas nadando, morenas asomando la cabeza desde debajo de alguna roca o tropezar con tiburones de arrecife siempre resulta excitante. Hay especies que siempre hacen que levantemos la cabeza del agua durante unas milésimas de segundo para avisarnos mutuamente de lo que acabamos de encontrar y hay otras como los triggers o las serpientes que a mí siempre me hacen huir… Pero para nosotros las tortugas tienen algo especial: su belleza, esa anatomía tan peculiar, esa forma de nadar, su apariencia frágil… son preciosas e hipnotizantes. Y sin embargo creo que son la especie que más se ha hecho de rogar en nuestra lista de «avistamientos».

Welcome Apo Island
Welcome Apo Island

Las buscamos al principio en Koh Tao, isla que lleva su nombre en tailandés, pero no tuvimos éxito. También fracasamos en Perhentians, lugar en el que según nos dijeron eran muy fácil de localizar. En Tioman empezamos a tener algo de suerte y en una excursión vimos una de lejos en uno de los puntos de snorkel. Y en Port Barton pudimos ver por fin una de cerca. Pero la verdad es que nos supo a poco hasta que llegamos a una isla de Filipinas llamada Apo Island

Playa de Apo
Playa de Apo

Habíamos leído muchísimo acerca de este lugar. Todo el mundo hablaba maravillas de lo increíblemente fácil que era ver tortugas allí, pero ¿sería verdad? con lo que nos estaba costando a nosotros, no pudimos resistir la tentación de ir a comprobarlo con nuestros propios ojos y nos subimos a un ferry en dirección a Dumaguete. Lo que encontramos allí nos dejó sin palabras…

¿Habrá tortugas aquí?
¿Habrá tortugas aquí?

Apo island

Apo island se encuentra a una media hora saliendo en bangka desde Malatapay, al sur de la provincia de Negros Oriental. Es tan pequeña que los alojamientos se pueden contar con la palma de la mano y por eso el ambiente allí es tan relajado. Pese a su reducido tamaño, es muy popular entre los turistas amantes del buceo y del snorkel por la belleza de su fondo marino, pero sobretodo se ha ganado la fama de ser un lugar en el que el avistamiento de tortugas es increíblemente fácil. Y eso es porque justo delante de la playa principal hay una «reserva marina», una zona protegida cubierta de la hierba que comen estos animales y por eso siempre están por esa zona.

Entrada a la zona protegida
Entrada a la zona protegida

La primera vez que nos metimos en el agua pensamos que iba a ser cuestión de suerte encontrar alguna tortuga. Acostumbrados a tener que cruzar dedos, tocar madera y pedir toda la suerte del mundo, no confiábamos demasiado en lo que habíamos leído y entramos preparados para ponernos a buscar. Sin embargo no nos dio tiempo casi ni a ponernos las aletas, apenas habíamos entrado al agua cuando vimos la primera. Nos sorprendió lo cerca que pasó de nosotros y como nos ignoró completamente, nuestra presencia no parecía afectarle para nada. Paró donde creyó conveniente y se puso a comer, sin prestarnos la mínima atención. Seguíamos hipnotizados mirándola cuando a pocos metros de nosotros apareció otra, esta vez un ejemplar mucho más grande. Nos dedicábamos a admirarlas, nosotros allí, flotando con cara de tontos mientras ellas hacían sus cosas: comer, nadar, salir respirar, comer más… Y poco a poco fuimos encontrando más y más.

La primera tortuga que encontramos
La primera tortuga que encontramos
Detalle de una tortuga
Detalle de una tortuga
Nadando con ellas
Nadando con ellas
Y observándolas atentamente
Y observándolas atentamente

La zona protegida donde la gente se pone a buscar no es nada profunda, ni siquiera cubre, y por suerte no es una zona en la que haya coral, porque pasa mucha gente y no todo el mundo es respetuoso con los arrecifes. No hace falta ni siquiera ser buen nadador para poder disfrutar de las tortugas, uno se queda flotando y ellas terminan apareciendo.

¡Hola guiri!
¡Hola guiri!

Pero pese a que las grandes estrellas sean los reptiles con caparazón, hay muchas más especies de las que se puede disfrutar, como centenares de peces y corales distintos en los alrededores de la reserva. Resulta sorprendente  también la facilidad con la que se pueden ver serpientes marinas, algún susto nos llevamos…

A la zona delimitada por las boyas, el parque marino como tal, hay que entrar acompañado de un guía y hay que pagar una tasa para el mantenimiento del lugar (100 pesos), pero nadando por los alrededores es también muy fácil ver unas cuantas pues las tortugas no entienden de fronteras. Por eso si ya has pagado una vez pero las quieres volver a ver, no hace falta que vayas a ese sitio precisamente, ponte a bucear por donde te apetezca, hay zonas más profundas y más bonitas, y ellas se dejan ver igual.

Casi en cualquier lado terminarás tropezando con un tortuga
Casi en cualquier lado terminarás tropezando con un tortuga

El buceo es otra de las actividades estrellas y en la isla hay un par de centros en los que contratar las inmersiones. Pero aparte de las actividades subacuáticas hay poco más que hacer que descansar y disfrutar de la playa, aunque también se pueden hacer pequeños trekking por la zona (eso sí, ten en cuenta que el punto más alto son solo 120 metros…).

Hay una pequeña playa privada a la derecha de la principal, propiedad de un pequeño resort, donde se puede disfrutar del sol y el snorkeling con solo pagar 50 pesos. Con este precio viene incluida una bebida, como un skake o una cerveza, por lo que merece la pena si quieres tener un poco de intimidad.

La playa desde la entrada
La playa desde la entrada
Otra vista de la playa
Otra vista de la playa
Y otra vista más de la playa
Y otra vista más de la playa

De nuevo en la playa principal, y si te gusta ver la puesta de sol desde la arena, no puedes perderte las de esta isla… Son impresionantes.

Disfrutando del atardecer
Disfrutando del atardecer
¿Vienes a Apo?
¿Vienes a Apo?
Puesta de sol
Puesta de sol

Si estás alojado en el Liberty Lodge resort puedes tener la misma vista pero desde las alturas, como la imagen que os dejamos a continuación.

Puesta de sol desde el resort
Puesta de sol desde el resort

¿Recomendamos ir a Apo island?

Por supuesto. ¿Creemos que el turismo puede perjudicar a las tortugas? Si se hace de forma irresponsable sí. Por  eso, como siempre, os recomendamos que os informéis antes de bucear acerca de cómo hacerlo de una forma respetuosa. No pisar el coral, no tocar a las tortugas, no alimentar a los animales… Toda una serie de cosas que son tremendamente perjudiciales para el ecosistema. Nosotros tenemos un artículo con una serie de recomendaciones escritas bajo nuestro punto de vista, si te apetece puedes echarle un vistazo a Snorkel responsable: no metas la aleta.

Cuidemos el entorno
Cuidemos el entorno

Datos prácticos

Cómo llegar: Encontraréis toda la información acerca de como llegar a Apo en el siguiente enlace: Cómo llegar a Apo island de forma rápida y cómoda

Llegando a Apo island
Llegando a Apo island

Dónde dormir: Como ya os hemos dicho, el alojamiento en esta isla es bastante limitado. Nosotros nos quedamos en Liberty lodge, pero la verdad es que en la habitación hacía un calor terrible (no hay electricidad durante la noche) y la comida, que estaba incluida en el precio, era insípida. Pagamos 2150 pesos por una habitación doble con baño y con las 3 comidas para ambos incluidas, los 3 días que estuvimos allí, pero no lo recomendamos especialmente…

Localización

Si estás interesado en hacer un viaje por este país te recomendamos darle un ojo a nuestra guía de Filipinas, con un montón de información que te ayudará a planificarlo todo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend