Puestas de sol de postal, nuestras favoritas en Filipinas

Paliton beach
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

No consigo sacarme de la cabeza ciertas imágenes de nuestro largo viaje por Filipinas y muchas de ellas tienen algo en común, son atardeceres. Solamente los colores del cielo de una puesta de sol pueden incrementar la belleza de unas playas casi perfectas. Ver como intentan fusionarse los azules del mar con los naranja del cielo y contemplar cómo el sol despide otro día más del viaje. Sentado en la arena, nadando, con una cerveza en la mano, solo o acompañado, pero saboreando cada segundo, hasta el último.

Fueron muchas las puestas de sol a orillas de mar que nos ofrecieron las islas filipinas, y no es de extrañar con la de kilómetros de costa que tiene este país. Sin embargo hay cinco que recuerdo perfectamente. La compañía en algunas, la soledad en otras, su encanto en todas… En definitiva, puestas de sol de postal. Aquí os dejo las fotos de las que tengo grabadas a fuego en la retina y de las que por suerte Toni se encargó de inmortalizar…

Sugar beach, Sipalay

No es la playa más bonita de Filipinas, pero si la que más descanso nos ofreció. Entre ratos de lectura y música pasamos dos días en este rincón de la isla de Negros en el que tan solo teníamos una pequeña cabaña y siendo sinceros, muy pocas ganas de hacer nada. Ni las sandflies pudieron estropear tanta tranquilidad y a última hora del día nos sentábamos en las tumbonas que había delante del resort a disfrutar de estas vistas.

Sugar beach
Sugar beach

Las Cabanas, El Nido

Uno de esos atardeceres en los que además de la estampa disfrutamos de la compañía. El Nido fue la última parada de nuestra primera escapada por Filipinas con nuestros amigos Noelia y Damián y aunque el horizonte queda interrumpido por islotes y el sol se pone justo detrás de uno de ellos, es una de esas puestas de sol que uno no se puede perder si ha llegado hasta el norte de la isla. Justo al final de la playa de Las cabanas hay un chiringuito en el que tomar unas copas y desde allí nos despedimos de Palawan.

Las Cabanas
Las Cabanas

White beach, Boracay

Boracay nos jugó una mala pasada y no nos quiso volver a mostrar sus cristalinas aguas. En nuestra segunda visita a la isla, un oleaje había arrastrado un enorme manto de algas que convirtió aquel paraíso en una sopa verde y maloliente. Sin embargo, las puestas de sol hicieron que nuestras compañeras de viaje en aquel momento, mi madre y su amiga Inma, pudiesen disfrutar de otra forma de la white beach, sobretodo la tarde que decidimos subir a uno de los catamaranes y disfrutar de un bonito paseo navegando mientras despedíamos el día.

White beach
White beach

Apo island

¿Qué mejor forma de rematar un fructífero día de snorkel rodeados de tortugas que sentados en la arena viendo un bonito atardecer? Apo island es otro de los lugares más relajados que encontramos por Filipinas y pese a que por la tarde los niños bajaban a la playa en estampida a jugar, las puestas de sol emanaban paz. Mirad las fotos y juzgad por vosotros mismos.

Apo island
Apo island

Paliton beach, Siquijor

En el artículo que escribimos sobre Siquijor quedó claro que lo que más disfrutamos de esta isla fueron sus “mágicas” puestas de sol. No encontramos brujas ni curanderos, pero sí un solitario rinconcito de la aislada playa de Paliton que hicimos nuestro para despedir día tras día. Sin nadie que nos molestara, aquellos atardeceres fueron solo para Toni y para mí y por eso recordaremos este lugar como uno de los mejores…

Paliton beach
Paliton beach

No em puc llevar del cap eixa foto,
ni eixa posta de sol de postal
que despertava el nostre instint animal ;)

L´últim segon 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend