Uber y Grab, o cómo moverse de forma fácil y barata por las ciudades

Si bien es cierto que somos de los que apuestan por moverse con triciclo, rickshaw o tuk-tuk por ciudades de Asia o India, no podemos negar que las nuevas tecnologías nos facilitan los desplazamientos al menos en las grandes ciudades. En Filipinas hicimos mucho uso de Grab, y ahora por Malasia hemos estado dándole caña a Uber, un par de aplicaciones que nos permite encontrar conductores particulares y nos evitarán los típicos regateos con los taxistas.

Uber, la opción más barata

¿Quien no ha oído hablar de Uber? Pues nosotros, sobre conocerla nunca habíamos hecho uso de esta aplicación, como considero que le suele pasar a bastante gente. Acostumbrados siempre a ir en transporte local llega un punto que dejas las tecnologías a un lado para dar paso a la improvisación, aunque no vamos a mentir si decimos que en las grandes ciudades es toda una ventaja utilizar esta herramienta.

La utilizamos recientemente en Kuala Lumpur y solo podemos decir que es perfecta. Abres la aplicación en tu smartphone, pones el punto de recogida y el punto donde quieres que te deje el conductor, te aparece el precio estimado, realizas el trayecto y te bajas del coche. No hace falta ni que pagues en metálico, puesto que tiene la opción predeterminada de pagar con la tarjeta de crédito que pusiste durante el registro del usuario; o sea, que te despides del conductor y continuas con lo que estuvieses haciendo, el pago se realiza automáticamente. También tiene la opción de pagar en metálico, así que como tú prefieras.

Uber
Uber

Grab, nuestra elegida en Filipinas

Descubrimos Grab en Filipinas. Íbamos a estar unos cuantos meses en Manila y teníamos claro que acabaríamos usando bastante los taxis para movernos con más rapidez entre el caos de la ciudad, pero vimos un cartelito en nuestra guesthouse que nos animaba a usar esta aplicación para moverse por la ciudad. Pensamos que sería una forma más práctica de pillar taxi sin tener que negociar con ellos cada trayecto, puesto que la aplicación te dice lo que te va a costar el trayecto.

Con Grab puedes pillar conductores de moto, de coche e incluso taxis. El funcionamiento es como el anterior, con la salvedad de que se paga, de momento, en metálico. Funciona en muchos países del sudeste asiático y en EEUU, y siempre nos ha ido genial.

Grab
Grab

¿Qué aplicación elegir?

Nuestra mejor recomendación es que te instales las dos y cuando vayas a hacer un trayecto compares precios, porque dependiendo del tráfico y de otros factores suelen variar el precio.