Conmochila.com

Curso de buceo en Koh Tao de la mano de IHASIA

Nuevos amigos mientras buceamos
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, media: 4,88 de 5)
loadingCargando…

Koh Tao, la pequeña isla de Tailandia hermana de Koh Phangan y Ko Samui, se ha convertido en los últimos años en un referente para la práctica del buceo. Cientos de escuelas se disputan cada año a los miles de turistas que vienen a sacarse el curso Open Water y disfrutar de unas aguas cálidas, cristalinas y repletas de coral que hacen de este lugar uno de los más solicitados para adentrarse en el mundo del buceo. No era de extrañar que, después de una buena temporada por Tailandia y con lo que nos gustan los animales, decidiésemos hacer un safari pero “bajo el agua”. Ahora solo faltaba encontrar la escuela donde poder realizar nuestro primer curso de buceo.

Ya habíamos oído hablar de ella, pero sin duda alguna el primer contacto con el Brujo y el ambiente que nos encontramos en la escuela de buceo IHASIA DIVING KOH TAO corroboró que habíamos escogido la mejor. Nacida en el 2008 de la mano del Brujo, un madrileño entrañable que esperamos volver a ver pronto, IHASIA es una escuela situada en la playa de Chalok Baan Kao (al sur de Koh Tao) que empezó a cubrir la demanda de buceo en español. En esta escuela puedes sacarte los cursos de Open Water, Advance, Dive Master, Rescue, etc… y encima, con instructores catalanes tuvimos la suerte de hacer el curso en nuestra lengua materna.

Curso de buceo Open Water en Koh Tao

¿Te imaginas bajar hasta 18 metros de profundidad y poder contemplar un arrecife de coral y toda su fauna marina durante casi una hora? Pues esto es lo que consigues sacándote el curso de Open Water. No teníamos ni idea de lo espectacular que iba a ser nuestra experiencia, con los nervios del principio incluidos, pero después de haberlo hecho no podemos hacer más que recomendarlo encarecidamente. Os vamos a explicar cómo ha sido nuestra experiencia para ver si os metemos el gusanillo.

¿Empezamos a bucear?
¿Empezamos a bucear?

Las clases teóricas y  el primer paseo

Lo primero que vamos a hacer son las clases teóricas donde aprenderemos todo lo referente al equipo de submarinismo, los efectos de la presión en nuestro cuerpo, las medidas de seguridad, las enfermedades descompresivas y un largo etc. Aprendermos también el tipo de fauna que vamos a encontrar, cómo respetar el fondo marino, el coral, etc… El primer día será teoría y unos vídeos. El segundo día se terminan las clases teóricas y ya nos vamos al agua a hacer algún que otro ejercicio y a dar el primer paseo a una profundidad de no más de 6-7 metros, así que vamos a ir a por él para que disfrutéis de las fotos.

Primero recogemos una mochila con nuestro traje de neopreno, máscara y aletas. Cada uno debe coger el suyo y se preocupará de devolverlo y limpiarlo en agua dulce. Los primeros nervios aparecen en escena…

Recogiendo als mochilas con nuestro equipo
Recogiendo als mochilas con nuestro equipo

Una pequeña barca nos recoge en la misma playa y nos lleva hasta el barco más grande donde nos esperan las botellas de aire comprimido y nuestra chaqueta.

Camino del barco grande
Camino del barco grande

Una vez en el barco Toni, nuestro instructor, nos explica el tipo de inmersión que vamos a hacer. Al ser el primer día de inmersión haremos ejercicios en la playa a poca profundidad y será el momento de empezar a familiarizarnos con el ruido del regulador cuando expulsa el aire o la visión que se tiene con la máscara. Ya os aviso que es otro mundo, una sensación totalmente nueva, pero a la que te acostumbras enseguida cuando empiezas a ver peces y coral.

Charla de nuestro instructor antes de la inmersión
Charla de nuestro instructor antes de la inmersión

Ahora hay que vestirnos y montar el equipo. Comprobar que el aire de la botella esté bien, comprobar chaqueta, comprobar el regulador, comprobar plomos, comprobar tiras… La seguridad ante todo. NOTA: Nuestro instructor (Toni) y los dive master que le acompañaban (Sergi y Berta) están siempre de buen rollete y con risas, dando un ambiente relajado y desenfadado, pero no te quitan el ojo de encima para que esté todo OK y si es preciso tirón de orejas. Profesionalidad 100%.

Vamos a montar el equipo
Vamos a montar el equipo

¡¡Y toca lanzarnos al agua!! Chaqueta medio inflada, sujétate la máscara y el cinturón de plomos, paso de gigante y ¡zas! Una vez en el agua terminamos de inflar la chaqueta y nos quedamos esperando al resto del equipo.

¡Al agua patos!
¡Al agua patos!

Cuando el equipo ya está todo junto nos vamos a aguas menos profundas y haremos los primeros ejercicios debajo del agua. Aprender a eliminar el agua de la máscara bajo el agua o quitártela del todo y volvértela a poner, quitarte el regulador de la boca, buscarlo y volvértelo a poner, quitarte la chaqueta con todo el equipo y volvértela a poner, solicitar aire a tu compañero y respirar los dos de la misma botella, etc…

Después de un buen rato de ejercicios donde cada uno vence a sus miedos de la mejor forma que puede es hora del paseo. Siempre en paralelo con tu pareja a tu mismo lado para no perderlo nunca de vista nos vamos a dar una vuelta por el arrecife. Qué os vamos a decir… espectacular. La sensación de “estar volando” es impresionante. Este día empezamos a trabajar la compensación de los oídos al ir bajando. Nunca pensaba que podía estar a tanta profundidad sin dolor de oídos con solo un sensillo ejercicio, aunque ese día no lo hice correctamente y terminé medio sordo y con dolor en el tímpano.

Es-pec-ta-cu-lar la experiencia
Es-pec-ta-cu-lar la experiencia

Examen SSI y el resto de inmersiones

El tercer día es hora de hacer el examen. Después de la última clase sobre enfermedades relacionades con la descompresión y la seguridad en buceo viene la hora del examen. Con toda la caña que nos ha metido Toni es casi imposible suspenderlo. Aunque puedas fallar algunas preguntas ya os adelantamos que las sabrás todas, porque en IHASIA no quieren que falles preguntas, quieren que tengas claros todos los conceptos antes de sumergirte a más profundidad. La seguridad y la profesionalidad otra vez al 100%.

Terminado el examen y aprobados los presentes toca hacer la segunda inmersión a unos 9 metros. Aquí ya empiezan otra vez los nervios porque la profundidad a la que vamos ya nos obliga, por seguridad, a hacer una parada en el ascenso de 3 minutos a 5 metros de profundidad para que nuestro cuerpo expulse el nitrógeno acumulado. Aquí ya no vale si me agobio me subo cagando leches, aquí ya tienes que templar los nervios, no dejarte llevar por ellos y actuar con tranquilidad. Tranquilos que todas estas cosas quedarán en un segundo plano cuando te vuelvas a meter en el agua y empieces a flipar de nuevo con la fauna y el coral. Aquí ya hacemos los últimos ejercicios antes de hacer el paseo, y como siempre en IHASIA hay que hacer la postura del Buda, un ejercicio de flotabilidad para quedarnos completamente quietos y aprender a subir y bajar solo con la respiración.

Haciendo uno de los últimos ejercicios de flotabilidad
Haciendo uno de los últimos ejercicios de flotabilidad

El cuerto día, donde ya no vamos a hacer ejercicios es el momento de disfrutar. Esta vez vamos a realizar dos inmersiones a unos 18 metros como máximo, donde haremos dos paseos por dos lugares distintos. En uno de ellos vamos a ver un catamarán hundido a 18 metros y una moto scotter que a alguien le debió caer… La tensión antes de partir es cada vez menor porque ya sabes que no va a ser algo desconocido pero la profundidad a la que vas te ronda mucho por la cabeza. Unas palabras del instructor que nos dice que él te llevaría a más metros y tú ni te darías cuenta hace que ese fantasma se desvanezca de tu mente. Nos vamos otra vez a preparar nuestro equipo de buceo y al agua.

Otro viajecito de la playa a la barca con toda la tropa
Otro viajecito de la playa a la barca con toda la tropa
Montaje del equipo
Montaje del equipo
Otra vez al agua
Otra vez al agua

Esta vez la bajada la hacemos por un cabo que nos llevará de golpe hasta el fondo, hasta los 18 metros. Si aun te quedaba algún miedo te lo vas a quitar de golpe sí o sí. Así que todos de forma ordenada vamos bajando y compensando los oídos poco a poco.

Bajando por el cabo hasta los 18 metros
Bajando por el cabo hasta los 18 metros

¿Y qué mas podemos decir? Que es llegar abajo y empezar a pasarlo bien. Te olvidas de los metros y de los miedos y comienza la aventura. Siempre uno al lado del otro, controlando que tu compañero siempre esté bien y viceversa, mirando de vez en cuando el indicador de aire y con cuidado de no tocar nada para no romper años y años de formación de coral nos ponemos todos a recorrer los fondos de Tanote Bay y de la zona de King Kong. El resto os lo dejamos en imágenes porque sobran las palabras.

¡Mira Carme que cara de felicidad!
¡Mira Carme que cara de felicidad!
El catamarán sumergido
El catamarán sumergido
Visitando a la manta raya que vive bajo el catamarán
Visitando a la manta raya que vive bajo el catamarán
Dando un viztazo a la moto
Dando un viztazo a la moto
Una anémona con su pez payaso
Una anémona con su pez payaso
Nuevos amigos mientras buceamos
Nuevos amigos mientras buceamos

Termina el segundo paseo y subimos arriba. Atrás han quedado dos horas de disfrute máximo, con la sensación de haber estado “volando” dentro de una pecera gigante. Ver que los peces no tienen ningún miedo de los submarinistas y que se te acercan curiosos es una gozada. Ver las formaciones de coral es alucinante. Lo único que te pasa en ese momento es REPETIR.

Ya en el barco recibimos los enhorabuena de instructor y dive master y nos hacemos la foto de familia, ¡como no! Es hora de relajarnos y volver a tierra…

Foto de familia el último día. ¡Prueba superada!
Foto de familia el último día. ¡Prueba superada!

… porque si algo nos está esperando en tierra es un buen puñado de cervezas y el resto de la familia de IHASIA (y el carnet de buceo SSI). Desde conmochila no podemos más que recomendar el trabajo del Brujo y su equipo: Toni, Gina, Sergi, Berta, Saúl (del que ya hablaremos en otro artículo), Marc, etc…

¡¡Ya con el carnet toca celebrarlo con cervezas!!
¡¡Ya con el carnet toca celebrarlo con cervezas!!

Y para que os pique el gusanillo aquí os dejamos un pequeño vídeo que nos hicieron los amigos de IHASIA en una de nuestras inmersiones.

2 Comentarios
  1. JUVE dice

    Hola, gracias por vuestra publicación y enhorabuena por ello. Somos una pareja de Coruña y dentro de poco vamos a ir a Tailandia a pasar 19 días. No gustaría saber cuanto cuesta el curso para poder planificar los gastos y cuanto tiempo llevan al día las clases esos 4 días.

    1. Toni Ródenas dice

      Hola Juve. Pues hace unos meses estaba en 7600 o 7800 THB y el curso dura 4 días. De todos modos habla con el Brujo ;-)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.