Conmochila.com

Reflexiones viajeras (I). De una oficina a vivir viajando

En las islas Perhentian de Malasia
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (18 votos, media: 5,00 de 5)
Me gusta viajarCargando…

Hacía años que lo llevaba pensando. La cantidad de horas frente al ordenador para poder “sobrevivir” en un país en crisis no hacían más que acrecentar mi deseo. Aquello que llevaba no era más que una vida de esclavitud con la que pagaba, con horas de mi vida, a los buitres de los bancos para que éstos hicieran el agosto a mi costa. Y de otros muchos. Y todo por creer que vivir en una vivienda que iba a tardar en pagar 35 años con sueldos de risa comparado con otros países de Europa era “lo que -se suponía- que había que hacer”. “Lo que había que hacer” en España, claro, no en otros países. “Lo que había que hacer” en esa España clásica y con un pensamiento conservador que todavía hoy perdura desde tiempos de Franco. Pero no era ésta la clase de España, ni de vida, que a mí me quitaba el sueño. Más bien todo lo contrario, era la que me recordaba que tenía que realizar un cambio. Y cuanto antes.

Tampoco es que ayudase a estar bien la calidad del sistema en que vivíamos -y que todavía está a la orden del día-. Políticos mediocres y corruptos -en mi tierra somo punteros- que da vergüenza solo nombrarlos, medios de comunicación vendidos que pasaron de la información a la propaganda, poder judicial donde mandan los políticos -sin comentarios-, paro en aumento, deshaucios de familias junto con rescates a la banca -mira a ver cómo se digiere esto-, impuestos desmedidos para autónomos -mi caso- en comparación con otros países, bancos estafando -como no!-, ídolos nacionales como Belén Esteban o Cristiano / Messi -un buen barómetro de la sociedad-, la patronal exprimiendo a los trabajadores -qué raro…-, las del Ibex35 haciendo la ola a la reforma laboral y repartiéndose dividendos a su costa, sueldos de risa y contratos por horas… En definitiva, un circo que más bien parecía una película de Berlanga que un país del ¿primer mundo? -déjame que lo dude-.

¿Era este el sistema en el que quería vivir? ¿Realmente cambiaría alguna vez? Mientras me vuelvo a hacer éstas y otras muchas más preguntas no dejan de sonar en mi cabeza las palabras de Los Chikos del maíz:

Ritmos, victorias, empates
Zombis alienados deambulando babeando en los escaparates
Modernos primates dirigidos por control remoto
Mejor que poco a poco te aclimates

Pero no, yo no quería aclimatarme. Por nada del mundo.

Por aquel entontes Carme seguía en Zaragoza terminando la carrera con la que sentirse realizada, veterinaria, y yo me daba de tiempo hasta que finalizase sus estudios para ejecutar ese cambio de vida que se había convertido en mi objetivo prioritario. No un cambio de trabajo o de ciudad. De vida. Tenía claro que, después de tantos años entre cuatro paredes frente a una pantalla de ordenador, aquello no iba a hacerme feliz. Ni tan solo se acercaría a algo parecido a la felicidad. Y todo porque en el 2006 me largué un mes a Vietnam sin prácticamente haber salido de casa y me topé con un mundo distinto, una cultura nueva y otro tipo de vivencias. Y no quiero decir que me viniesen de repente unas ganas locas de vivir como un vietnamita, ¡que va!, pero las sensaciones que tuve durante aquel viaje me marcarían para siempre.

Aquel viaje no se trataba tan solo de unas vacaciones, puesto que no iba a coger un paquete turístico de 15 días / 13 noches donde te llevan de la mano a todos los sitios junto a un grupo de turistas y desembolsando una pasta, sino que más bien se trataba de un viaje donde lo único que me llevaría sería el billete de ida y vuelta y el resto vendría solo. ¿Cómo me movería? ¿Dónde dormiría? ¿Cómo me las apañaría con mi básico inglés? ¿Sería seguro? Miles de preguntas y una sola respuesta: lanzarme a realizar mi aventura.

Estar en contacto con aquella gente, las cosas que vi, los viajeros que conocí, la forma de moverme sin prisas y con el transporte que fuese, alojarme en hostales con lo básico y, lo más importante, estar desconectado -y desintoxicado aunque fuese por un mes- de mi rutina en Valencia fue lo que me hizo reflexionar al volver de nuevo “al mundo real”. Sin duda fue una nueva experiencia que no había sentido antes. Me sentí libre.

Con tantas cosas pululando en mi mente lo primero que saqué en claro entonces fue que debía repetir otro viaje de aquel tipo. A mis ganas de viajar se le unió lo aprendido en clases de fotografía; no a usar una reflex, sino más bien a saber cómo realizar un reportaje fotográfico social que es con lo que más me identificaba. Si viajando podía estar en contacto con la gente local, plasmar su día a día en imágenes se transformaría en el complemento perfecto. Ese fue el motivo por el que apareció Myanmar como siguiente destino. Bastó con ver unos retratos de un fotógrafo del que no recuerdo el nombre más unas cuantas lecturas acerca del país para comprar de nuevo un billete de ida y vuelta esta vez a Yangón. Por aquel entonces Myanmar seguía bastante cerrado al turismo, y para más inri se desencadenaron las protestas de los monjes budistas contra la junta militar, la famosa “Marcha azafrán”, donde miles de éstos llenaron las calles de Mandalay y más tarde las de Yangón, de las que fui testigo. No hace falta decir que todo lo vivido durante el mes que estuve allí llenaría más si cabe el saco de razones por las que mi vida seguía necesitando un cambio. También nació de aquello una exposición de fotografía sobre el país y una vertiente fotográfica de la que ya hablaré en otra reflexión.

Siguieron 5 viajes más, de los típicos de un mes de duración, tiempo que a uno le permiten cogerse de vacaciones cuando está metido en la “vida normal”. Laos, Camboya, India, Madagascar y Marruecos fueron los destinos escogidos. Todos éstos ya en compañía de Carme.

Y aquí es donde volvemos al principio, a estar esperando a que Carme cerrase el último curso y volar a Tailandia con solo billete de ida. La decisión ya estaba tomada. Una simple hoja de cálculo que me hice en excel reflejaba los gastos e ingresos de mi situación económica, que era el consejo que me dio un amigo para analizar un poco mi vida. Por experiencia propia sabía que simplemente con cambiar de país los gastos iban a ir en descenso, y de qué forma. Adiós gastos de la luz, de agua, de teléfono, de internet. Y adiós a los gastos comunes de comer, beber o vestir que sabíamos que se quedarían en nada en países como Tailandia (porque en India ni te cuento…) Todo ésto haría que mi hipoteca, que me llevaba conmigo a cuestas, se pudiese pagar de forma más llevadera. Porque nos íbamos con mi hipoteca.

Sobre mi trabajo tuve que ir concienciando a mis clientes poco a poco que igual podíamos seguir el contacto estando a 50 que a 5000 km, puesto que con internet las distancias se acortan. Al principio no fue fácil y estaban un poco reticentes, de hecho algunos los perdí, pero el resto se fueron amoldando a la idea. Al fin y al cabo estamos en la época de las nuevas tecnologías y no podemos quedarnos anclados en el siglo pasado. Renovarse o morir.

El destino, y el interés que puse en conseguirlo, hizo que un mes antes de coger el avión saliese un comprador para mi casa, con lo que surgió un nuevo objetivo a realizar in extremis: venderla sí o sí. ¿Perdería dinero con la venta? Of course! Porque no estaba dispuesto a empezar un tira y afloja con el precio porque el vuelo, y mi nueva vida en él, partían en breve. Así que se fijó una cantidad, se vendió y me quedé con una deuda menor. Era el precio de la libertad, -me dije-. ¿Qué vale la libertad? Aquí ya entran en juego las prioridades de cada uno, yo solo se que antes pagaba mucho por ser esclavo y ahora pago poco por ser libre.

A escasas dos semanas de lanzarnos al vacío la cosa no podía pintar mejor. Quitarme de un plumazo parte de mi deuda no entraba en los planes, pero he de reconocer que fue todo un respiro. Aunque lo importante de veras ya no era el tema económico, porque como siempre me ha dicho mi padre “els diners van i venen” (el dinero va y viene), sino el proyecto que estaba por estrenar y que tenía frente a mí: SER DUEÑO DE MI TIEMPO PARA DIRIGIR MI PROPIA VIDA.

Nunca entendí realmente al cien por cien lo que significaba ser dueño de tu tiempo hasta que cambié mi vida. Hoy mismo, aquí en una hamaca entre dos cocoteros frente al mar en las islas Perhentian de Malasia, donde he elegido pasar mi tiempo escribiendo este artículo simplemente porque me apetecía, me doy cuenta de lo poco consciente que era sobre ésto cuando era un esclavo entre cuatro paredes. Al menos en mi caso. Ahora dirijo mi vida por el camino que quiero porque dispongo del tiempo que quiero. Lo uso en eso, en hacer sencillamente LO QUE ME DA LA GANA. Y elegí vivir viajando.

En las islas Perhentian de Malasia
En las islas Perhentian de Malasia

Postdata: ¿Qué me hacía falta entonces para cambiar de vida? Dar el paso. Y así lo hice. De repente me vi en Tailandia empezando una “nueva rutina” que me llevaría a recorrer miles de kilómetros, levantarme a la hora que quisiera, comiendo y bebiendo a precios de risa y durmiendo en lugares con la luz, el agua e internet incluidos en el precio y que en total no sumaban ni lo que vale el alquiler de un piso en Valencia. Por fin estoy haciendo “lo que había que hacer”, pero no lo impuesto en mi país, sino lo que me impongo a mí mismo día a día. Y así desde febrero de 2013…

56 Comentarios
  1. Helena dice

    Chicos, como os dije cuando nos conocimos en Valencia el verano pasado, habéis sido mi inspiración para creer en mis instintos de que “hay algo más” en este vida que currar en una oficina para pagar una hipoteca hasta los 65 y escapar en vacaciones 3 semanas al año (con suerte).

    Con muchos miedos pero mucha ilusión estamos intentando dar ese gran salto de cambio de vida y ojalá nos vaya bien y nos hagáis una visita pronto :)

    Nos vamos la semana que viene! ;)

    Un abrazo muy fuerte a los dos :*

    Helena Y Gerar

    1. Toni Ródenas dice

      Suerte pareja!!! Ya nos contaréis y a ver si coincidimos de nuevo ;-)

  2. Alicia dice

    Es como leer mi propia historia, pero hecha realidad a medias :)

    De haber visitado sólo Europa, me tiré a 35 días de aventura con mochila a la India, y lo único que planeé fue lo imprescindible para poder volar y aquello que llevarme. Y sin quererlo ni beberlo, mi mentalidad dio un vuelco.

    No hay nada que desee más que volver a sentirme tan libre como aquél mes, sólo espero en ahorrar un poco más para poder lanzarme al mundo de nuevo.

    Simplemente, chicos, no podrías haber hecho mejor. Feliz viaje, el de la vida :)

    1. Abigail dice

      Hola Alicia! me agrada escuchar tu historia,una pregunta como calcular cuanto gastaras en un viaje como este? saludos!

  3. raquel dice

    Hola acabo de conocer el blog y lo cierto es que me reconforta como otras muchas personas tienen o quieren la misma opción de vida que mi chico y yo.

    Hace ya tres años viajamos durante 6 meses por Sudamérica y desde entonces nuestra forma de pensar cambio y mucho.Hoy nos queda apenas un mes para irnos otra vez de viaje pero esta vez sera Asia.Jose deja su trabajo y yo tengo la “suerte” de poder trabajar seis meses al año (para muchos es una pena que mi empresa no me haga un contrato durante todo el año ….para mi es una oportunidad )

    Hace poco veía en la tele como muchas personas respondían a la pregunta…¿y tu que harías si te tocase la lotería? La respuesta de muchos fue….viajar…..Pues bien,nosotros queremos hacer lo mismo pero sin lotería porque se puede !!!

    Os animo a todos a superar vuestros miedos, nadar a contra corriente y hacer lo que realmente queréis hacer.

  4. Pilar dice

    Rollos! Seguro que teneis espalditas cubiertas!

    1. Toni Ródenas dice

      Jajajjaj, sí, nos las cubres tú ;-)

    2. Helena dice

      Cuanta envidiaaaa jajaja

  5. veris dice

    Felicitaciones! Me encantó el artículo!!!! :)

    1. Toni Ródenas dice

      ;-)

  6. Elias dice

    hola todos
    soy elias, de Malaga, de momento, en Camboya. sigo a toni y carmen desde hace tiempo, como a muchos nomadas digitales mas tanto españoles como del resto de los paises. Gracias a ellos, yo tambien compre un billete de ida para viajar sin saber cada mañana donde dormiré la siguiente noche. Ahora bien, me gusta mucho el articulo en si, y sobre todo el debate que se genero en los comentarios. de un lado, creo que toni y carmen, como muchos mas, en ningun momento pretenden predicar ningun modo de vida o ninguna solución a los problemas de la vida diaria de cualquier español o ciudadano en paises parecidos, ellos comparten la experiencia, y cada cual haga con su vida lo que quieras. Eso dicho, siempre la pregunta de todo el resto de los humanos es: y como haces para pagar todo sin trabajar? yo desde mi modesta experiencia, veo las cosas de una forma un poco mas realista. No todo el mundo puede optar por ese modo de vida: si tienes niños, responsabilidad mayor (padres o familiares a cargo), negocios difíciles de vender o ceder, situacion comprometida de salud etc…seria una irresponsabilidad hacer la mochila y largarte. 2- este modo de vida no es para siempre, es valido mientras no quieras tener hijos, mientras no tengas problema serio de salud que necesite una intervención profesional y un sistema solido de seguridad social, mientras no te encuentres en ninguna situacion comprometida legalmente y con relacion con derechos humanos. Digo esto porque puede que el sistema en España este podrido, pero es igual o peor el de Tailandia, Camboya o Vietnam, mientras estes entre dos cocoteros sigues fuera del sistema, pero algun dia, por una via o otra, vas a tener que entrar, y ahi, te encontraras con una realidad muy cruda y distinta. Si nos da pena lo que pasa en España, tambien nos da pena las condiciones en que viven la gente de tailandia, Myanmar, Camboya, Nepal, loas… problemas los hay en todos los sitios y todo depende de que bandera alzamos, la del pais, o la del ser humano. en Resumen, y en lo que a mi me respeta, agradezco a todos los que comparten sus diarios de viajes, hacen videos, y nos dan ideas, es una gran generosidad, pero a la vez, creo firmemente que de 500€ al mes no bajas, por mucho que ahorres, y 500€ al mes, ahora mismo, mucha gente les vale para vivir tambien en España, malamente, pero se puede. Todo depende si eres capaz de generar ese minimo, el resto, depende de tu voluntad y ganas de despegar. Animo a todo el mundo a viajar, alternar vida de rutina con vida nomada, mientras pueden, porque no sera para siempre, eso te hace ver que hay vida mas alla de españa, y que no somos el centro del mundo, ni vivimos en el mejor pais de mundo, como muchos creen, te hace ver gente diferente, aprender a respetar el otro y a la vez renunciar a muchas tonterías que tenemos como necesarias en nuestras vidas diarias. Yo esde luego, mi opcion seria mientras pueda, ir repartiendo a la mitad la experiencia, porque también echo de menos mi rutina de España, solamente hay que abrir la mente y ver un poco mas lejos de lo que solemos hacer. Toni y Carmen han dicho la verdad, trabajan, generan dinero, y se lo gastan viajando. Otros generan a lo mejor mas, pero no han podido superar ese miedo tremendo muy Español de salir de casa. y tu, tambien, que lees ese blog, si cuentas con un minimo de 500€, podras disfrutar de la experiencia.

    1. Toni Ródenas dice

      Muy bueno lo dicho. Aunque discrepo un poco con lo de volver al sistema. Nunca sabes lo que va a pasar en el futuro, y no necesariamente volver al sistema deba ser un imperativo. Y menos aún que ese sistema sea la España actual. Hay muchos países donde vivir… ;-)

      Un saludo y gracias por tu tiempo!

  7. Cristina E. Lozano dice

    Bravo :)

  8. Alex dice

    Hola Toni y Carme
    Pues qué queréis que os diga: que me parece de puta madre vuestra forma de ver la vida y las narices que le echais al asunto. De hecho, si todo sale como esperamos, en agosto nos vamos mi chica y yo a Camboya 35 días, siguiendo vuestros pasos, con vuestro blog como inspiración/guia y con la camiseta de conmochila por bandera. Ya os contaremos cómo va el asunto. Pero, de momento, sólo puedo (podemos, porque Laura también os sigue) daros las gracias por todo el trabajo que haceis con el blog para educar, animar, facilitar e inspirar a gente como nosotros.

    Seguramente no me convierta en un viajero "de por vida" como vosotros, porque me conozco y soy bastante "amarrategui" para esas cosas, pero si el viaje que vamos a hacer y para el que vosotros nos animasteis con vuestras aventuras me hace cambiar, aunque sea solo un poquito, la forma de ver las cosas, la vida, el mundo…me daré por satisfecho y os estaré eternamente agradecidos.

    Sin más. Recibid un saludo y muchos ánimos para seguir adelante con vuestra aventura.

    Alex.

    1. Toni Ródenas dice

      Bonitas palabras. Solo agradecerlas, y que nos enviéis una foto con las camisetas para el muro de la fama. Buen viaje!!!! ;-)

  9. freddy y susana dice

    Hola Toni y Carme, somos freddy y Susana, dos mochileros que hemos recorrido algunos países de Asia y América. Estamos madurando la idea de irnos a viajar durante varios meses (o años, ya veremos) con billete de ida. Tenemos unos ingresos regulares mensuales y nos podemos permitir “trabajar” desde el ordenador. Así que no tenemos la obligación de permanecer en un sitio fijo. No hipoteca, no deudas. Pero tenemos un “pequeño” matiz diferenciador de vuestro plan: un niño de 6 y una niña de 8 jejejejeje. ¿Alguna recomendación? Países más adecaudos, web de consulta, blog, foro, conocidos que viajen con niños… Saludos y hasta pronto!!!!!

    1. Toni Ródenas dice

      Jejejej, los niños…. La verdad es que no somos nadie aconsejando sobre este tema porque no tenemos hijos, así que no nos meteremos en camisa de once varas. Solo se que hemos visto a gente viajar con niños como si tal cosa, aunque no te sabría decir si era por un breve tiempo o durante meses o años. Si es para un breve tiempo los niños no deberían ser un problema, que donde viajan dos viajan 4, pero si sale el tema de la escuela de los nanos ya te digo que desconozco el tema y no te sabría qué decir. Así y todo repito que no somos los más adecuados para aconsejar.

    2. elias dice

      Hola. Teniendo niños, hay que tener un gran sentido de responsabilidad, conozco muchos amigos que han tenido que volver a España porque para los niños, ha podido ser perjudicial crecer en sistemas educativos muy inferiores y en ámbitos de valores muy diferentes al de España. eso si, si pueden ofrecer una educación superior de pago, cualquier pais asiatico sirve, pero ya hablamos de alto nivel de vida. Es mi modesta opinion.

    3. pellicercarme dice

      Bueno para eso lo mejor es que consultes blogs de familias. No e si conoces el libro "Viajar con niños". Te paso el enlace, y en él encontraras los nombres de los autores y sus páginas web. Seguro que ellos te ayudarán muchísimo más de lo que podamos nosotros. Un saludo https://www.laeditorialviajera.es/libros/viajar-co

  10. Hilenia dice

    Acabo de leer tu artículo, eres una inspiración para mi, tengo 19 años y desde casi empezar el instituto mi sueño es salir de aquí (España) y viajar, de mochilera, establecerme donde me apetezca, acabar donde sea, salir y conocer abre nuestra mente y nos muestra un mundo q no conocemos en imágenes, en tus palabras y tu historia se percibe la felicidad, la pasión, el disfrute, realmente deseo q te valla muy bien, y solo pido tener ese arranque, esa fuerza, ese impulso necesarios para salir de aquí y comenzar a vivir, ^^ gracias d todo corazón ;)

    1. Toni Ródenas dice

      Suerte para tí también en lo que hagas!! ;-)

  11. sonia dice

    Me gustaría saber qué hospital te permite trabajar tres meses al año para vivir viajando los nueve que restan. Dímelo porque voy volando….Vamos a recurrir a mi marido que también es fotógrafo aficionado, vamos a darle profesionalidad y ganar algo de dinero. Vaya por dios, el material fotográfico cuesta una pasta gansa, lo veo fastidiado, maridito maridito vas a tener que tener que mejorar mucho con tu réflex de toda la vida y cuídala mucho y no la pierdas que no tenemos para otra cámara ni para reponer objetivos.
    No sigo porque soy consciente de que me estoy pasando y os pido disculpas pero las cuentas no me dan. Yo podría hacer lo que hacéis como mucho un año y creo que soy muy afortunada. Eso sí, ¿qué haría a mi vuelta a España si es que puedo volver?, sin trabajo, sin dinero….
    Por esos países he conocido a mucha gente, muchísima, alguna que como vosotros se puso el mundo por montera con el entusiasmo de la juventud. Algunos han sido emprendedores y se han buscado la forma de vivir en aquel país que más les ha cautivado, retomaron su vida de trabajo en un lugar más atractivo pero han tenido que parar su viaje, trabajar y volver a viajar en vacaciones. Otros más atrevidos decidieron vivir intensamente, al día, pensando en "dios o quien sea proveerá". De estos tengo un entrañable recuerdo de un profesor español con una prometedora carrera en una de las mejores universidades de Europa que decidió que su vida era gris. Hoy vive en algún lugar perdido, donde yo me lo encontré, con el que pasé bastante tiempo hablando porque no recordaba la ultima vez que había hablado español y al que con mucho gusto le pague un plato de comida caliente y le di parte del botiquín de emergencias que llevo siempre conmigo en estos viajes. No sé si quiere volver a España, probablemente no, lo que sí sé es que no tiene como. Y lo que es peor ese lugar perdido que le ha acogido durante unos años le está invitando a irse.
    Esta es mi experiencia, todos los mochileros que me he encontrado que llevaban años viajando tenían mucho dinero para viajar y los que no lo tenían o se buscaron un empleo o acabaron no muy bien. Si vosotros tenéis la fórmula mágica compartidla que seguro que muchos de vuestros lectores están/estamos ansiosos por hacer lo mismo y tomar el sol en el paraíso Perhentian.

    1. Toni Ródenas dice

      Hola Sonia.

      Veo un poco de rabia en tus palabras (o mejor diría yo: frustación) Relájate, que si eres médico ya sabes cómo funcionan estas cosas. Podría ir contestando una a una todas tus dudas pero estoy convencido de que va a ser en vano. Pero seré breve.

      Puedo entender que tengas miedo a cambiar de vida (si es que quieres cambiarla, que me da a mi que no…), pero lo que no puedo entender es que tus miedos te hagan ver como algo imposible lo que llevamos haciendo más de dos años. O eso, o es que no has entendido nada y solo parece que te moleste mi decisión.

      Un saludo y sin acritud. ;-)

    2. Hache dice

      Disculpa, Sonia, pero lo que no se puede es pretender un cambio y tratar de llevarlo a cabo con la misma mentalidad de “antes del cambio”. Mucho me temo que es por eso por lo que no te salen las cuentas y no porque los autores del blog sean unos ricachones enchufados de vida fácil xD. Parece que tus ansias no son las mismas que las de los autores, está claro que quieres viajar y vivir más o menos bien, sin pegar palo al agua, sin riesgos, sin incertidumbres…

      Lo maravilloso de los viajes, además de lo que puedas ver en primera persona, es, precisamente, la aventura, la incertidumbre, ese “qué pasará hoy”. El hecho de que cada día se convierta en algo inesperado y tú, dicho sea con todo el respeto, sacas cálculos como el que reparte una nómina para hacer frente a los gastos del mes. O no has entendido nada o tú lo que realmente quieres no es lo que han hecho los autores del blog. La libertad no son unas vacaciones pagadas perpetuas. Siempre es fácil, eso sí, pagar las frustraciones con quienes han conseguido lo que nosotros creemos que queremos, pero créeme, eso no solucionará tu inquietud, ni tranquilizará tu conciencia.

      Hace un par de años tuve en casa a un chico de couchsurfing que llevaba ya casi 10 años viajando y viviendo por el mundo. Licenciado en Harvard y con un futuro prometedor, a sus padres casi les da un síncope cuando su primogénito les comunicó que se iba a dedicar a lo que realmente le gusta: viajar. Jamás le dieron un céntimo y no tenía ahorros (sus padres no se los liberaron para tratar de hacerle desistir de su idea) y sin embargo, actualmente habla inglés, francés, español, portugués, italiano, alemán y varios dialectos asiáticos con tremenda soltura. Ha dado clases de idiomas, ha sido guía de trekking e incluso modelo fotográfico. Es decir, se busca la vida cuando necesita dinero y se dedica a viajar cuando no. Nadie le garantiza que vaya a encontrar un curro en el mismo momento en que lo necesite, o que las condiciones le vayan a encajar. Ha vivido en condiciones chungas y fastuosas, según se sucedían los años y las circunstancias. Y te diré más: no hay números que sacarle a algo así. Solo hay que elegir entre hacerlo o no hacerlo. La fórmula mágica, es simple: querer.

  12. sonia dice

    Sigo, necesito cobijo en por ejemplo las Perhentian ¿bonitas verdad?, y casi en temporada alta….tenemos un problema Houston aquí me salgo porque menos de 30€ no hay nada. Pero bueno, me digo, ser pobre en Malasia se ve de otra manera porque dormir al raso con el calorcito se lleva mejor. No es lo mismo ser pobre en Camboya que en Rusia… Y ¿como voy a Perhentian?, avión descartado, la Berjayas ¡qué cara!, el ferry, puede ser….no se lo pido a un amable malayo que seguro que me lleva gratis, ya veré como vuelvo, esto del auto-stop de barquito no se me da bien. Me dejo de líos, duermo al raso y como diría mi marido enfermero de nacionalidad portuguesa "que me dêem boleia" pero ¡necesito estar comunicada, necesito tecnología, necesito escribir en mi blog!. Solución, malo será que no encuentre algún bareto con wifi donde estar conectado todo el día por el precio de un coco. De momento voy teniendo recursos, que más que recursos llamaría suerte. Esto día a día, mes a mes, año a año acaba con los ahorros de cualquier españolito medio, si es que los tiene que suele ser el caso. Necesito trabajar, aun para vivir por 20€/día cosa que veo imposible (faltan muchas cosas transportes, visados, aviones inevitables ya que se puede entrar de otra manera en el país….) pero que me puedo poner como objetivo: 600€/mes. Bueno en realidad 1200 porque mi marido también come y vive

    1. Toni Jiménez dice

      Sonia,siento decirte que no tienes ni idea…..

      1. Sonia dice

        Carme y Toni, no hay rabia, no hay frustración y no me molesta en absoluto la vida que lleváis. Eso es absurdo. Creo además haber dicho que envidio vuestra vida. Sé lo que es trabajar para poder estudiar, sé lo que es proceder de una familia humilde, sé lo que es estar sin trabajo y también sé priorizar. No tengo casa, no tengo cargas familiares, pago el alquiler que me puedo permitir y tengo el mismo coche desde hace tantos años que no me darían dinero por él, iría directo al desguace. No veo televisión así que ese gasto ya me lo ahorro, tengo una que me regaló el banco cuando tuve una nómina que domiciliar. Su precio real da para un vuelo doméstico con AirAsia si consigo venderla. Por el momento voy trabajando pero mi marido dentro de un mes se le acaba el contrato y aquí no hay sustitución que valga, los enfermeros no trabajan en España y si les llaman por 1 día y dicen no, pasan al final de la lista para no volverles a llamar hasta vete tú a saber cuando….por eso estaba tan interesada en saber como trabajas 3 meses al año y te vuelven a contratar. Creo que si trabajamos los dos 3 meses al año nos da para mucho, hacemos viajes con muy poco presupuesto y sí me organizaría pero ¿cómo hacerlo? . No vivo para trabajar, trabajo para vivir y para mi vivir es viajar. Ojalá pudiera vivir viajando. Pero no consigo hacerlo como vosotros. Si dejo mi trabajo me dicen “adiós muy buenas” y si vuelvo en verano para trabajar se descojonan en mi cara porque aquí hay cola de gente sin trabajo deseosa de que alguien renuncie para ocupar mi lugar. No sé como lo hacéis, pero como sea que lo hagáis disfrutadlo vosotros que podéis. Un saludo.

        Y sí Toni Jiménez, no tengo ni idea por eso preguntaba. Me gusta saber y me quedo sin saber pero da igual. Así se queda todo que no pasa nada. Un saludo a todos y mucha suerte

        1. pellicercarme dice

          Pues leyendo lo que nos cuentas lo veo más fácil todavía. Yo te puedo decir que en casi 10 años me han llamado cada año para trabajar en verano, pues aunque la cosa haya estado mal, en verano en Valencia la cosa se ha movido lo suficiente (y si en algún momento me han penalizado no ha sido tan largo el castigo como para no volverme a llamar en junio). Pero creo que no sirve de nada que nosotros te digamos como lo hacemos porque cada uno tiene que encontrar su manera. De hecho si algún día dejan de llamarme buscaré una alternativa (y seguramente fuera de España) porque las hay, porque puede que la oportunidad la tengas fuera y no aquí. Pero para eso hay que perder el miedo a lo desconocido y arriesgar. De todos modos este post no trata de convencer a nadie, faltaría más. Nosotros solamente contamos nuestra experiencia y si de paso motiva a alguien, pues mira que bien, por eso el sarcasmo de ciertos comentarios a veces nos descoloca. De todos modos hace tiempo que hemos aprendido a no tomarnos nada que escriban los lectores como algo personal. En fin, que como dice Toni en el post se trata de dar el paso o no darlo y conociendo las circunstancias de las que me has hablado, no veo que tu situación sea de las más complicadas (buena salud, sin hijos, sin hipotecas…) A veces para ser feliz uno solo necesita tomar decisiones, pero por mucho que nosotros te contemos al final la que las tiene que tomar eres tu. Un saludo y buena suerte tanto si dais el paso como si no ;)

  13. Sonia dice

    Hola chicos, habiendo leído vuestro artículo no puedo evitar hacer un pequeño comentario sin ánimo de molestar. Deciros que comparto completamente vuestro entusiasmo por viajar y la decepción o casi diría la repulsión que me produce este país en el que vivimos. Sí, me dais mucha envidia por poder hacerlo pero hay muchas cosas que me cuesta entender. Yo viajo ese mes que como "afortunada" trabajadora mi trabajo me permite ( hoy todo el que tiene trabajo por muy pobre que sea su sueldo es afortunado ). Conozco de primera mano, hasta donde se puede en un escaso mes, los maravillosos países que estáis recorriendo: Camboya, Myanmar, Laos, Tailandia, Malasia…..y en efecto en algunos aspectos son más baratos pero sólo en algunos y desde luego Myanmar no es el ejemplo, país bellísimo pero caro donde los haya. Me planteo hacer lo mismo que vosotros una y otra vez contando con mis ganas y ahorros y, por supuesto, busco una solución. Pienso en el primer problema, tengo que comer todos los días ¿qué como?, bueno venga que por 1€ al día comes en cualquier puesto callejero…ah pero sin birras porque esas cuestan lo mismo o más que aquí, habrá que hacer el esfuerzo y tomar agua ¿qué agua?, no me voy a poner trágica que en unos meses mi flora intestinal es la de la zona, eso sí, después de haberme cagado por la pata…con perdón. Problemas sanitarios, soy joven, sana y además médico….vaya por dios "el sana sana culito de rana " no es suficiente pero bueno la cagalera se pasa y por lo demás soy sana porque pensar en asistencia sanitaria sin un seguro caro carísimo es inconcebible. Con todos sus inconvenientes comida y sanidad lo puedo afrontar con 2€ diarios, mucha austeridad y suerte

    1. pellicercarme dice

      Hola Sonia, como profesionales de la salud que sois tu y tu marido, bien sabréis que no hay ningún hospital que te permita trabajar tres meses e irte el resto del año. Simplemente trabajo en verano haciendo sustituciones de enfermería porque no necesito más. Porqué sí, trabajo para pagar todas esas cosas que dices en tus comentarios, y me llega para hacerlo durante un año (trabajamos, vuelve a leer el post y verás como Toni no dice en ningún momento que no lo hagamos, simplemente no vivimos para trabajar) Percibiendo tu incredulidad te sorprenderá entonces saber que esos tres meses de curro eran suficiente dinero cuando vivía en España para vivir en Zaragoza, lejos de mi casa y pagar la carrera de veterinaria. No hay ninguna formula mágica, se trata de prioridades. Yo no pago hipoteca nunca he querido una casa, no pago un coche porque nunca lo he necesitado, por no tener no tengo ni una moto y todo mi armario que ahora está metido en una caja de cartón haría llorar a alguna de mis amigas. Con lo que otros invierten en un mes de hipoteca yo me compro un billete de avión o con la letra del televisor me paso una semana en Perhentians. Quizás otro ingrediente de esa fórmula mágica que tanto esperas encontrar sea dejar de pensar con el "y si" y dar el salto. Creo que lo primero que hay que hacer es plantearse cuales son las prioridades de cada uno y asumir que hay cosas que hay que sacrificar porque como ves, a no ser que hayas nacido en una familia rica, en esta vida hay que elegir y yo he elegido volar. Un saludo

  14. Elena dice

    Hola,

    Yo también hice un viaje a Vietnam en 2008 cuyo recuerdo me da fuerzas para mi día a día. Además fue del mismo modo: sin haberme movido mucho nunca muy lejos de casa, un mes y con sólo billete de ida y vuelta. Me dejé llevar por mi novio mochilero de aquel entonces del que estaba profundamente enamorada. Siempre habrá un antes y un después de aquel viaje, y aunque me he planteado mil veces vivir viajando, no se me ocurre cómo podría ganarme la vida para realizar ese sueño…

    Dejo un enlace de mi blog de un post que publiqué que tiene bastante que ver con este que has escrito tú: http://laciudaddeelena.com/2015/02/04/un-dia-te-d….

    Deciros que os sigo desde que os descubrí y me encanta vuestro blog (envidia sana ????).

    Saludos!

    1. Toni Ródenas dice

      Me quedo con esta frase: ¿Por qué, a pesar de todo, no estás satisfecho, no te sientes del todo feliz? Así empieza todo… Y no, no creas que es demasiado tarde ;-)

  15. Laura dice

    Buenas tardes no soy muy dada a escribir en este tipo de foros, pero tu articulo me impacto, me siento súper identificada, yo amo viajar y el año pasado estuve casi un mes por el Sureste Asiático, y ese viaje me cambio la forma de ver el mundo por completo…, y me di cuenta que tenía que arriesgarme y cambiar una rutina q me iba consumiendo día a día dentro de una oficina. Así que meses después pedí una excedencia en el trabajo y me fui a aprender ingles a Londres por que es una manera de poder comunicarte cob la gente e indispensable para encontrar trabajo, de echó te escribo desde Reino Unido, y tengo q decir que los principios fueron muy duros, que nada es facil, pero a merecido la pena,no puedo estar mas orgullosa de mi misma de haber tomado esa decisión, estoy aprendiendo muchas cosas que por desgracia en mi país no puedo hacer, he conocido gente maravillosa y estoy cada día aprendiendo mas y mas, para poder seguir viajando que es lo que me gusta realmente,y por supuesto este no va a ser el ultimo país donde este, resumiendo a veces no nos arriesgamos por miedos, pero el mundo es muy grande y merece la pena ir a descubrirlo….yo ya he empezado y no pienso parar.

    Un saludo y no os olvidéis de ser felices

    1. Toni Ródenas dice

      Exacto. Solo hay que empezar, y sabemos que no es fácil, pero al final la recompensa bien merece la pena. Nosotros no nos arrepentimos de nada de lo hecho ;-)

  16. Mónica dice

    Acabo de leer tu artículo y me pica todo en esta silla de oficina "lo que se supone que hay que hacer" me está robando la vitalidad… ¡Enhorabuena! de las buenas :)

  17. Susana dice

    Es agradable saber que alguien se arriesga a vivir su vida. Soy de México y aquí las cosas son muy parecidas a España, gobierno represor, aumento en canasta básica, bla, bla, bla. Como todo oficinista atrapado en 4 paredes tengo la idea de conocer un poco más el mundo y apreciar mi libertad como lo haz hecho. Saludos!

    1. Toni Ródenas dice

      Saludos!

  18. Raquel dice

    Es fácil irse con un trabajo tu trabajo a otro país.

  19. Invitado dice

    Me parece encomiable tu decisión de dirigir tu propia vida según tus deseos… pero sin una fuente de ingresos mensuales (aunque sean mínimas) no creo que se pueda elegir este estilo de vida. Porque aunque poco, algo habrá que pagar por comer, dormir, desplazarse, etc. Todo el mundo no tiene el privilegio o la suerte de poder trabajar a distancia… aunque algunos lo desearíamos… ;)

    1. Toni Ródenas dice

      La suerte muchas veces hay que buscarla. Carme curra en un hospital 3 meses para ahorrar y estar viajando el resto del año. Es cuestión de mirar qué quieres hacer realmente con tu vida.

  20. carmen dice

    genial! no som conscients de lo atrap
    ats que vivim…jo soc autonoma en valencia…crec que ixo te mes perill que viatjar a tailandia,com diu ma mare que es taan perillos,mes perillos es sobreviure asi ;)
    els diners van i venen!

    1. Toni Ródenas dice

      Ser autònom es un risc per a la salut, això ho saben tots! Salutacions!!

  21. Alba dice

    Bona tarda!!
    pero como pagas los billetes de avión? y aunque sean pocos gastos .. como lo hacéis? Ya se lo he propuesto a mi compañero (pero no deja de repetirme estas dudas) y yo le digo que trabajemos por ahí – pero el no se siente seguro – también tenemos el handicap de que yo soy diabetica t1 (insulina dependiente) y esto trae problemas con los medicamentos… Otra duda si tenéis problemas de salud… como lo gestionáis /solucionáis?

    Saludos des de Barcelona!

    Alba.

    1. Toni Ródenas dice

      Hola Alba. Carme es también enfermera y curra en verano a saco para tener ahorros para poder viajar el resto del año. Yo me dedico al diseño gráfico con unos pocos clientes en España y pocas ganas de vivir allí ;-)

  22. Helen Espinoza dice

    yo quiero hacer ese cambio pero no tengo dinero para hacerlo, no tengo hipotecas, solo una deuda de 2000€ y nada mas me ata pero irme asin nada, y sin trabajo? como puedo hacerlo?

    1. Toni Ródenas dice

      Todo depende de las ganas. El resto sale solo.

  23. @bgfotografos dice

    Me ha encantado tu reflexión, ojalá yo tuviera tu mismo coraje. Y eso que no tengo hipoteca!!

    1. Toni Ródenas dice

      Todo es ponerse.

  24. Sandra dice

    Hola, creo que estoy en tu misma situación hace unos años… estoy a punto de tomar la decisión de mi vida y entiendo lo que mencionas de los costos…pero como le haces con los ingresos, en que trabajas?, tengo un MBA y actualmente tengo un cargo ejecutivo… no sabria como podria obtener ingresos desde cualquier lugar del mundo…

    Se que es un a pregunta muy común, pero cualquier idea te lo agradezco.
    Saludos.

  25. David dice

    Y de que vives? porque por poco que sea hace falta dinero…

    1. Toni Ródenas dice

      Diseño gráfico con unos pocos clientes en España y pocas ganas de vivir allí ;-)

  26. barnave dice

    Hola, primero decirte que aunque te sigo en las redes sociales este es uno de los pocos artículos que he leído tuyos por falta de tiempo o porque en el momento en el que lo veía no me apetecía ver, sinceramente, como otra persona vivía la vida que yo no me atrevo a vivir. Sin embargo este artículo si quise leerlo, en cuanto leí el título, necesité leerlo porque trabajo en una oficina, no vengo de una familia pudiente ni tengo una gran cantidad de dinero ahorrado un me permita vivir cómoda si dejo el trabajo, todo lo contrario. No tengo hipoteca como tú, vivo de alquiler pero si tengo un trabajo o una profesión que hace que no pueda ser autónoma, soy administrativa, necesito de una empresa para poder desempeñar mi profesión. Eso junto a mi miedo ha hecho que me ponga una excusa más a tomar la decisión que tú tomaste. Sin embargo cada vez los años pesan más y la rutina se hace más pesada también. He de felicitarte porque el artículo me ha gustado mucho, incluso alguna lagrimilla de frustración o envidia sana…o no se, se me ha escapado. Y felicitarte también porque decidieras tomar las riendas de tu vida. Yo seguiré intentando dar ese paso algún día. Saludos.

    1. Toni Ródenas dice

      Gracias por tu comentario y ánimo en lo que decidas hacer. ;-)

  27. sara dice

    Hola Nois! El año pasado estubimos 26 días por thailandia, hicimos koh phangan, koh tao, railay, chiang mai, ayutthaya, sukhothai y bangkok. Somos una pareja joven, yo de 28 y xevi de 26 y despues de llevar 9 años trabajando y 5 pagando alquiler estamos un poco cansados..
    Este viaje nps sirvió para ver más allá y lo que me está pasando esque a medida que pasa más el tiempo de nuestro regreso a la "normalidad" más me doy cuenta de lo que me cambio thailandia.
    Hemos estado pensando que ahora sería un gran momento para poder ir nos unos meses por thailandia pero claro, esta el trabajo, y el dinero…
    Mande Cv en una empresa de buceo de KOh tao y si nos cogierán iriamos de cabeza pero claro sin trabjao alli o sin ningun ingreso es imposible…
    Me imajino que vosotros lo haceis con ahorros no?

    Aprovecho para agrader todo lo que publicais , me encanta y nos servio de mucho para nuestro viaje.

    Una abraçada! (Un abrazo)

    1. Toni Ródenas dice

      Carme tiene ahorros que saca en verano (3 meses) cuando curra a full-time en el hospital y yo tengo mis pocos clientes de siempre (curro de diseñador web) y trabajo online.

  28. Invitado dice

    "Yo solo se que antes pagaba mucho por ser esclavo y ahora pago poco por ser libre"

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.