Descuento IATI seguros y descuento Heymondo por ser nuestro lector

Jordania con bebés: recomendaciones de viaje

¿Es seguro viajar a Jordania con un bebé? ¿Vale la pena hacer el viaje con el nuevo miembro de la familia? ¿Estás dudando entre dejar el bebé con los abuelos o cancelar el viaje porque no te decides a dar el paso? La respuesta rápida a las primeras preguntas es: sí que es seguro y sí que vale la pena. Pero si quieres saber un poco más según nuestra experiencia después de tres semanas en el país, sigue leyendo e intentaremos despejar tus dudas completamente.

Viajar a Jordania con niños
Viajar a Jordania con niños

Ya dijimos en el artículo de qué ver en Jordania que, pese a la localización del país con tanto vecino en conflicto permanente, es una zona segura. Pero sabemos que viajar con un bebé o una niño requiere tener otras muchas cosas en cuenta y tus dudas son normales. Ves fotos de lugares que no te parecen muy civilizados, carreteras quizás no tan seguras, te preguntas si habrá hospitales por si algo pasa… Nosotros también las hemos tenido, y muchas, pero tras hacer el primer viaje conmochila y Andreu por nuestra cuenta, ahora podemos decir que no era tan difícil como creíamos y que repetiremos. 

Para que os pongáis en contexto, Andreu tenía 8 meses cuando hicimos este viaje, es decir, una edad en la que un bebé interactúa, reconoce caras (sabe diferenciar quién es alguien conocido de alguien a quien acaba de aparecer), ha empezado con la alimentación complementaria y gatea. A grandes rasgos, este era el panorama. Ahora vayamos por partes.

Viajar a Jordania con tu bebé

Los jordanos

Para empezar queremos destacar la actitud de los jordanos hacia los bebés, pues los adoran y así te lo harán saber cuando te vean con él. Se acercarán, te preguntarán, le hablarán, le besarán y, sí, te lo cogerán de las manos. Si estás en fase loba que muerde cuando le tocan al bebé o a tu hijo o hija no le gusta nada que lo toquen o cojan en brazos desconocidos, tendrás que adelantarte a ellos porque, no exagero, a veces te lo quitan de los brazos. 

Si no tienes ningún inconveniente y tu bebé tampoco, disfrutarás de la alegría de los jordanos cuando jueguen con él. 

¡Un bebeeee!
¡Un bebeeee!

Nosotros lo agradecimos especialmente en los restaurantes cuando algún simpático camarero nos veía apurados y lo entretenía mientras nosotros terminábamos de comer. 

Y oye, que yo he sido de las que sacaba los dientes los primeros meses cuando alguien se acercaba, pero con el tiempo me he ido haciendo más macaca… XD 

Una familia jugando con Andreu
Una familia jugando con Andreu

Transporte

Sabemos que la seguridad en los transportes es algo que preocupa a los padres y, teniendo en cuenta la forma de conducir en algunos países, lo entendemos perfectamente. Las locuras tienen que parar por un tiempo y es momento de planificar un poco. No pasa nada, o todo pasa, que es lo mismo.

Sillita para el coche

Nosotros hicimos el viaje en coche de alquiler y sabemos que en algunas compañías puedes alquilar el vehículo con silla de bebé. Sin embargo, las que tenían en la compañía que contratamos nosotros eran para niños más grandes, de las que van en el sentido de la marcha.

Hemos visto demasiadas charlas/seminarios que nos han hecho entender que la forma más segura de llevar a tu bebé es a contramarcha mientras tenga el tamaño que así lo permita, así que, como en el avión puedes facturar dos bultos del bebé además de su maleta, no tendrás ningún problema en llevártela contigo.

En nuestro caso, el coche lo recogimos en el aeropuerto mismo, así que ni siquiera tuvimos que cargar la silla un rato. Fue de la cinta al coche.

Avión

La tónica en los aviones suele ser que un bebé de menos de dos años no paga billete o paga una pequeña proporción. Además, aparte de su mochila podrás facturar dos bultos más que te pueden servir para llevar el carrito y la silla. En Jordanian Airways era así pero de todos modos consulta siempre las condiciones de la compañía.

Luego, en los grandes aeropuertos ir con un bebé tiene algunas ventajas, como que te dejen pasar el control de seguridad por una cola más corta o poder embarcar de los primeros; en ese aspecto, se mira bastante por las familias. 

Una vez arriba te dan un pequeño cinturón que se engancha con el del progenitor que lo lleva en brazos y un chaleco salvavidas de su tamaño. Si tu bebé todavía cabe en canastilla, puedes ir en primera fila donde colocarán una en la pared de enfrente para cuando se duerma (si eso llega a pasar…).

En el avión
En el avión

Lactancia

Dar pecho en público es una cosa que, con mayor o menor timidez, con los meses una se acostumbra a hacer. Los bebés no tienen horario, las tomas son a demanda y, cuando estás de viaje, te puede pillar en cualquier sitio.

Sin embargo, antes de llegar a Jordania, una puede preguntarse cómo de discretas o no serán allí las madres, al menos yo lo hice. Que yo sé es una cosa que ni nos tendríamos que preguntar, porque ojalá no se dieran casos de madres increpadas todavía por amamantar en espacios públicos.

Por eso, visitando un país en el que por motivos religiosos muchas mujeres van tapadas de arriba a abajo, a mí me hizo pensar en si tendría algún problema. Donde fueres haz lo que vieres, pero es que yo no vi a ninguna mujer dando el pecho. Así y todo la verdad es que no tuve ningún inconveniente. Nadie me dijo nunca nada, no noté ninguna mirada inoportuna y no me sentí incómoda en ninguna ocasión. 

Dando el pecho en Jordania
Dando el pecho en Jordania

La ropa que llevaba era la que me suele parecer más cómoda para dar de mamar, partes de arriba (camisetas y sudaderas anchas) en las que Andreu puede meter la cabeza por debajo sin que se llegue a ver nada. 

Luego en los restaurantes solíamos buscar siempre mesas que estuvieran al lado de la pared para tener un poco más de intimidad y sin problemas. Sin tener que esconderme pero de forma discreta.

Te pille donde te pille
Te pille donde te pille

Lactancia artificial

En todos los destinos turísticos de Jordania vi farmacias con leche de fórmula. Si es verdad que no estoy familiarizada con éstas, sí que me fijé que solían tener de marcas de grandes multinacionales en las que está todo escrito en inglés también, así que no te preocupes si te quedas sin provisiones y necesitas comprar un bote.

De todos modos, al ser un país que se puede recorrer en un tiempo corto, si nunca has cambiado de marca y teniendo en cuenta que a cada bebé le suele ir mejor una marca que otra, supongo que lo mejor será que calcules la leche que vas a necesitar y no hacer cambios durante el viaje.

Portear o carro 

Definitivamente en nuestra experiencia portear es lo mejor en Jordania. Si tu bebé tiene un tamaño todavía en el que lo puedes portear durante horas sin romperte la espalda, esta es la opción más práctica.

Porteando entre ruinas romanas...
Porteando entre ruinas romanas…
...castillos...
…castillos…
...Petra...
…Petra…
...y de trekking en Dana
…y de trekking en Dana

Nosotros llevábamos el carro a cuestas porque Jordania formaba parte de la ruta con otros países, pero la verdad es que no lo utilizamos prácticamente nada. Solamente lo sacamos del coche un rato en Madaba, que es la única ciudad medianamente transitable con el carrito.

Como puedes imaginar, en las varias ruinas romanas y Petra no resulta nada cómodo el carro, en el desierto no es una opción, y luego en ciudades como Amman, Aqaba o Modaba, es incómodo tener que estar sorteando obstáculos todo el rato.

Sin embargo, si tu hijo está en esa edad que necesita el carro de vez en cuando, no te preocupes, incómodo no quiere decir imposible, y aquí muchas familias locales utilizan carro, los hemos visto hasta en las ruinas de Gerasa arrastrándolos en los caminos de piedras.

Comer

No sé realmente qué esperaba, pero la verdad es que me sorprendió ver que tienen trona en muchos restaurantes, aunque es muy probable que te cojan al niño en brazos durante un rato y no te tengas que preocupar si el bebé no tiene hambre y ha decidido que es momento de buscar atención.

La odisea de salir a comer con un bebé
La odisea de salir a comer con un bebé

Alimentación complementaria

A la hora de comer, si estás con la alimentación complementaria, ya sabes que no tienes que estresarte demasiado porque la leche sigue siendo el alimento principal y, si quieres que tu hijo vaya comiendo cositas porque ha empezado con sólidos directamente o BLW, fruterías hay en todas partes.

El plátano y el aguacate son definitivamente los alimentos más cómodos para llevar en la mochila y para dar al bebe en cualquier lugar.

En los alojamientos que tienen desayuno incluido siempre puedes pedir una tortilla sin sal o dar el huevo duro a trozos. Llevar un tupper con avena en su mochila también te salvará en algunas ocasiones. Y en los restaurantes realmente no suelen poner pegas en preparar algo sencillo sin condimentos ni picantes. Por cierto, cuidado con esto si tienes el paladar acostumbrado a las especias pues los guisos los suelen llevar y el paladar de los niños es muy sensible. 

Mayores : Para los niños más mayores que ya coman de todo, la comida típica son cosas perfectas para los niños incluyendo falafel, humus, babaganus, arroces, tajín, pan de pita, etc…

Al ataque
Al ataque

¿Cubiertos?

¿Qué consideramos imprescindible llevar en la mochila a la hora de alimentar a un bebé estando de viaje? La verdad es que pocas cosas, porque muchas veces salíamos sin sus bártulos y nos conseguíamos apañar con lo que hubiese en el restaurante de turno. Sin embargo, ocupa poco llevar alguna cuchara de silicona, un plato con ventosas, una vaso de aprendizaje y un babero. Cuando hemos podido hacer BLW como tal, que ha sido en los alojamientos con cocina, los hemos usado.

Algo que si que hemos utilizado cada día ha sido un tupper, donde llevábamos cosas como trozos de fruta o avena preparada, para tener siempre algo listo a mano.

Pañales y toallitas 

Para un viaje de 7-10 días puedes llevar un paquete grande de pañales de tu marca de confianza, pero si te quedas sin, otra vez, en farmacias y supermercados, encontrarás algunas marcas. Eso sí, son normales, nada de marcas ecológicas ni pañales o toallitas biodegradable, igual que en los supermercados de España, vamos. No soy nada amiga de las toallitas húmedas y en casa no las utilizamos porque usamos de tela de bambú reutilizables, pero a la hora de viajar, reconozco que a veces son necesarias. Si buscas algo con un poco menos de impacto, hay marcas sin plástico en su composición como las Waterwipes.

Seguro de viajes

Si antes ya íbamos siempre asegurados, ahora lo hacemos con más razón. En este aspecto no nos la jugamos con un niño y queremos estar tranquilos y saber que si algo pasa aunque estemos en el desierto, vamos a poder llamar a alguien por teléfono que nos solucione la papeleta y nos mande al mejor centro de salud o hospital.

En esta ocasión nosotros hemos viajado con IATI familia, y ya sabéis que desde aquí tenéis un 5% de descuento.

Disfrutando de Jordania
Disfrutando de Jordania

Vacunas

No hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Jordania. Sin embargo, antes de hacer el primer viaje fuera del país, nosotros preferimos que tuviera algunas vacunas puestas del calendario de vacunaciones de bebés en España, eso significaba esperar al menos hasta los cuatro meses. De todos modos, nosotros insistimos en que una visita a tu centro de vacunación internacional más cercano despejará todas las dudas que tengas acerca de las enfermedades que se puedan contraer en cualquier destino.

Alojamiento

Viajando con Andreu solemos ser un poquito más exigentes en cuanto al alojamiento se refiere, aunque en esta ocasión nos hemos quedado en un par de lugares de presupuesto más mochilero y, al final, parece que hasta se lo pasa mejor en las zonas comunes y con el ir y venir de la gente.

Jugando en las alfombras del alojamiento de Dana Tower Hotel
Jugando en las alfombras del alojamiento de Dana Tower Hotel

Os dejamos una lista de los alojamientos en los que nos hemos sentido especialmente a gusto al ir con un bebé:

  • The Boutique Hotel Amman: las chicas que preparan el desayuno en la azotea son encantadoras.
  • The Blue House «Gerasa»: en Jerash, muy básica y con baños compartidos pero con personal muy agradable. Tiene cocina.
  • Petra Paradise Home: Habitaciones grandes y el chico que lo lleva también cocina. Nos ayudó mucho con Andreu en los ratos que pasábamos en el alojamiento.
  • Wadi Rum Dream Camp: las jaimas son el lugar perfecto para gatear. Andreu iba de brazo en brazo, los chicos que lo llevan son muy atentos.

Para finalizar, solamente os diré que casi todos los miedos que tenía al empezar el viaje se fueron disolviendo conforme pasaban los días. Viajar con un bebé es posible y, viendo lo bien que se lo está pasando estos dos meses en ruta, diría que hasta necesario.

Así que que tener un hijo no sea el motivo que te eche hacia atrás, transforma tu forma de viajar, eso es verdad, pero incluso con todos los esfuerzos añadidos, vale la pena. Y ya sabes que si tienes cualquier duda puedes escribirnos.

Recuerda

  • Darle un ojo al artículo sobre el visado de Jordania para conocer los requisitos de entrada al país
  • Descargar nuestra app conmochilapp para organizar tu viaje gratis
1400 933 Toni

Dejar una Respuesta

Start Typing

Preferencias de privacidad

Cuando visitas nuestro sitio web, éste puede almacenar información a través de tu navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puedes cambiar tus preferencias de privacidad. Vale la pena señalar que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar tu experiencia en nuestro sitio web y los servicios que podemos ofrecer.

Por razones de rendimiento y seguridad usamos Cloudflare.
required





Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí