Vehículos de alquiler gratuitos en Nueva Zelanda

Una de las mejores maneras de viajar por Nueva Zelanda es con transporte propio. Es posible viajar en autobús, pero estamos sujetos al horario y las paradas establecidas. Y para los amantes de la fotografía, el autobús no se va a parar para hacer fotos de esos paisajes de postal que hay en Nueva Zelanda cada 5 kilómetros.

Una alternativa popular es alquilarse una autocaravana o coche, que pueden ser más o menos caros dependiendo de si es temporada alta y de la antelación con la que hagamos la reserva. Pero, ¿sabías que se pueden conseguir vehículos de alquiler gratis?

El vehículo de alquiler gratuito
El vehículo de alquiler gratuito Transfercar

En Nueva Zelanda, muchos turistas alquilan un coche en Auckland, en la isla norte, y lo devuelven en Christchurch o Queenstown, en la isla sur. Esto le presenta un problema a las compañías de alquiler, que acaban con todos los coches en la isla sur. Para solucionarlo, buscan conductores que lleven los vehículos de vuelta hacia el norte. A esta práctica se le llama «relocation» o «reubicación».

Esto es una oportunidad de oro para el mochilero con el presupuesto apretado. Si cambiamos la dirección de viaje, y vamos de sur a norte, podremos aprovechar los relocations para tener un vehículo gratis durante unos días. Cada compañía trabaja de manera diferente, pero lo normal es que te dejen el alquiler del coche gratis y tu te pagues la gasolina. Si vas a pasar de la isla sur a la norte con el ferry, ellos pagan el ferry para el coche y el conductor.

Existen varias páginas web en las que se pueden reservar vehículos para reubicar, a destacar, Transfercar  y Apollo. Los mejores relocations desaparecen rápido, así que si ves una que te interesa haz la reserva inmediatamente. Una o dos semanas de anticipación es suficiente.

Por experiencia propia, y hablando con otros mochileros, descubrimos que lo que mejor funciona es llamar por teléfono a las compañías de alquiler directamente y preguntar por «relocations» (ellos ya saben de que va el asunto). Hay una lista de compañías de alquiler bastante completa al final de la página web de Transfercar.

En la mayoría de los casos, el tiempo que dan para hacer la reubicación está bastante ajustado. Por suerte, también se pueden negociar días extra, que se pagan a las tarifas normales de cada compañía.

La reubicación de vehículos de alquiler es una manera muy barata de moverse por Nueva Zelanda, aunque no gratuita ya que la gasolina es bastante cara. Disponer de un vehículo nos da flexibilidad para viajar a nuestro gusto, aunque con una reubicación, estamos un poco limitados por la disponibilidad que tengan las compañías.

* Los Fogg, pareja viajera que aportará información relevante durante su viaje dando la vuelta al mundo.