Wat Rong Khun, el extravagante templo blanco de Chiang Rai

Detalle de los kinaree
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Si has decidido visitar el Reino de Siam, la actual Tailandia, seguro que ya has visto imágenes de alguno de sus más de 4.000 wats, sus legendarios templos. Y seguro que entre esas fotos hay una que te ha llamado la atención… sí, esa, la del templo blanco Wat Rong Khun. Impresionante, ¿verdad?

El templo blanco de Chiang Rai

En un país donde más del 90% por cierto de sus habitantes es budista, el cuidado de la espiritualidad es fundamental. Así que siempre hay lugar para construir un templo más. Y si además atrae al turismo, mejor. Esta fue la idea del artista tailandés Charlemchai Hositipat cuando diseñó en 1996 la reconstrucción del Wat Rong Khun, el Templo Blanco de Chiang Rai.

El templo blanco de Chiang Rai
El templo blanco de Chiang Rai

El templo es bastante más antiguo, pero ha sido objeto de varias remodelaciones, entre ellas sin duda la más impactante, la liderada por este artista oriundo de Chiang Rai, que consagró el templo a la pureza y sabiduría de Buda. De ahí sus dos características, el color blanco como símbolo de la pureza y el cristal, elemento representativo de la sabiduría budista.

Vista general del Wat Rong Khun
Vista general del Wat Rong Khun

Eso sí, la construcción de lo que será todo un complejo compuesto por varias construcciones contiguas al templo principal, no está acabada y, como en el caso de la Sagrada Familia, parece que va para largo.

Si te sitúas delante del templo, lo primero que verás es un puente que debes cruzar, una especie de paso por el purgatorio acelerado, un puente rodeado por manos que se alzan hacia ti desde los infiernos como alegoría de la tentación, la codicia, la vanidad y otros pecados. Representa el paso de la muerte hacia la reencarnación, según la filosofía budista.

¿Cruzamos el famoso puente?
¿Cruzamos el famoso puente?
Las manos
Las manos
Otros detalles
Otros detalles

En ese camino podrás ver dos kinnaree, criaturas de la mitología budista, mitad hombres y mitad pájaros. Al final del puente, dos grandes rahus custodian las puertas del cielo. Ellos decidirán su puedes acceder o no al ubosot, parte central del templo.

Detalle de los rahu
Detalle de los rahu
El templo desde la parte anterior
El templo desde la parte anterior
Un detalle de Buda
Un detalle de Buda
Más detalles
Más detalles
Y más y más...
Y más y más…

Si creías que el exterior era impactante, espera a descubrir la representación de la lucha entre los valores orientales y occidentales que te espera en el interior del Wat Rong Khun. Aquí es donde, aunque no te lo dijera, descubrirías que el templo es moderno porque encontrarás un mural donde aparecen las torres gemelas siendo derribadas por un avión, un demonio, unas Converse, armas, Michael Jackson, George Bush, los Angry Birds o un embrión en un útero artificial. Además de un montón de superhéroes. Has acertado, es la representación de la violencia y el consumismo de los valores occidentales. Parece que nos ha calado.

Como no se pueden hacer fotos en el interior no te cuento más. Si no vas te lo pierdes, así que apunta la excursión para disfrutar con tus ojos de este peculiar lugar.

Otra forma de ver a los superhéroes
Otra forma de ver a los superhéroes

Siguiendo por el resto del recinto podrás ver muchos más edificios, como un pozo de los deseos donde la gente suele echar unos bahts en señal de ofrenda o para la buena suerte, quién sabe.

Edificio del pozo
Edificio del pozo
Detalle del interior
Detalle del interior
El curioso pozo
El curioso pozo

Date una vuelta, pasea, y descubre muchas más cosas por tu cuenta. Recuerda que si vas temprano evitarás la horda de turistas que llegan a diario y podrás disfrutar del lugar de forma más relajada.

Otro edificio
Otro edificio
De paseo por el recinto
De paseo por el recinto
Más detalles
Más detalles

Datos prácticos del templo blanco

  • El templo se sitúa a unos 12 kilómetros de Chiang Rai. Puedes ir en bus, en tuk-tuk, en coche, moto y por supuesto bici… un mar de posibilidades a precios variados.
  • La entrada cuesta 50 baths.
  • Si te enamoras del templo, puedes comprar algún recuerdo en su tienda.
  • Abre todos los días de 6.30h a 18.00h.
  • Evita las horas centrales y los fines de semana si no quieres aglomeraciones en el purgatorio…

Como está cerca de Chiang Rai puedes aprovechar el día para ver otras cosas, como la Casa Negra Baan Dam Museum, que está a unos 30 minutos y como su nombre indica, es un buen contraste después de haber visitado el Templo Blanco.

Una vez más, turismo responsable. Y eso significa respetuoso. No estás en tu casa, así que respeta las normas de tus anfitriones: no está permitido hacer fotos en el interior. Como en el resto de templos hay algunas reglas básicas de vestimenta, como no llevar pantalón o falda corta, taparte los hombros o descalzarse para pasar al interior. Un pareo en la mochila, calcetines limpios y solucionado. En resumen, sigue las indicaciones, sé respetuoso y, ante la duda, pregunta, no vaya a ser que acabes tú representado en el mural de las malas costumbre de los occidentales…

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend