Bandipur y Ramkot, una tranquila parada en mitad del camino

¡Bienvenidos...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Si has llegado hasta aquí quizás es porque te has planteado en algún momento viajar a Nepal, pero ¿has oído hablar ya de Bandipur? Cuando planeas un viaje por el país con más ochomiles del mundo, normalmente tienes en mente recorrer sus montañas, alcanzar alguna de sus cimas, hacer un safari en busca de fauna salvaje o visitar ciudades como  Katmandú o Pokhara.  Pues déjanos que te contemos más pues, a medio camino entre la ruidosa ciudad y la silenciosa montaña se encuentra una aldea tranquila que, por su especial ubicación, quedó al margen de la modernidad por muchos años y hoy es una parada perfecta al subir o al bajar de los trekking por las cimas nepalíes.

La pequeña Bandipur

Situada a unos 1000 metros de altitud, Bandipur se encuentra a medio camino entre Katmandú y Pokhara, la puerta de entrada del circuito de los Annapurnas. Aunque la distancia no sea demasiada, el viaje suele ser largo y tedioso pues el tráfico es horrible y en estas carreteras hay que tomárselo todo con mucha calma…

¡Bienvenidos...
¡Bienvenidos…
... a Bandipur!
… a Bandipur!

Esta aldea fue durante muchos años un punto importante en la ruta comercial India – Tíbet. Sin embargo, la construcción de nuevas carreteras desplazó la ruta comercial, manteniendo al margen a Bandipur y dejándola aislada. Esta es sin duda una de las principales razones de que conserve tan bien la arquitectura y la cultura newar, una de las principales etnias de Nepal.

Estampa de la calle principal
Estampa de la calle principal
Templo en calle principal
Templo en calle principal

Pero desde finales de los noventa cuenta con una carretera que la conecta con la autovía Katmandú – Pokhara, así que es más fácil acceder hasta ella. Eso sí, también tropezarás con más viajeros que en los años noventa…

El centro
El centro
Las afueras
Las afueras

¿Qué encontrarás en Bandipur?

Estilo de vida local. Y eso incluye calles y casas de piedra y madera habitadas tanto por locales como por sus animales. Paseando tropezarás con niños jugando, gallinas, cabras, gatos y hombres y mujeres atareados. Eso sí, nada de coches, adiós al ruido de Katmandú, bienvenida la calma.

De paseo por Bandipur
De paseo por Bandipur

El centro de la aldea, cuya calle principal es de piedra y peatonal, se recorre muy rápidamente. Muchos de sus edificios de arquitectura tradicional y fachada de madera, han sido reconvertidos en hoteles realmente bonitos. Y a pie de calle hay algunos restaurantes en los que, a buen precio, podrás comer dal bhats y momos, además de otros platos.

Edificios típicos
Edificios típicos
Siesta y paseo
Siesta y paseo

Miradores de Bandipur

Una vez visto el centro y el modesto templo Khagda devi, lo mejor es acercarse a los miradores y salir a explorar los alrededores.

De camino al templo
De camino al templo
Khadga devi
Khadga devi
Detalle del templo
Detalle del templo

Tundikhel

Tundikhel es una zona de fácil acceso en la que hay, además de un campo de futbol y gente paseando o de picnic, un mirador desde el que se tienen las siguientes vistas.

Vistas desde el mirador de Tundikhel
Vistas desde el mirador de Tundikhel

Aparentemente las vistas de los himalayas en los días claros son espectaculares así que ¡buena suerte!

Gurunche hill

Pero el mejor lugar para apreciar los alrededores, o al menos el que más nos gustó a nosotros, es la Gurunche hill. Desde arriba hay otro mirador con unas vistas preciosas de Bandipur y los pueblos más cercanos y desde allí arriba se pueden ver tanto el amanecer como el atardecer. Pero si quieres ver la puesta de sol ten en cuenta que se tarda unos 20 minutos en llegar y si tardas mucho se te hará de noche.

Empieza la subida
Empieza la subida
Parando a respirar
Parando a respirar
Llegando al mirador
Llegando al mirador
Vistas desde arriba
Vistas desde arriba
Vistas desde la Gurungche hill
Vistas desde la Gurungche hill
Gente disfrutando de la puesta de sol
Gente disfrutando de la puesta de sol
 Puesta de sol desde la Gurungche hill
Puesta de sol desde la Gurungche hill

Caminatas pre-trekking

Otro de los atractivos de este alto en el camino es que desde Bandipur tienes un par de caminatas que te irán bien como calentamiento si estás a punto de empezar alguna gran aventura.

Uno de ellos es Siddha Gufa, la cueva más grande de Nepal, de 437 metros de profundidad y 50 metros de altura. Pero si hay una excursión que nosotros recomendamos es ir a la aldea de Ramkot.

Ramkot

La pequeña localidad de Ramkot se encuentra a una hora y media de camino y con la aplicación de google maps o maps.me se llega fácilmente, aunque en algún tramo te haga dudar creemos que por la nueva carretera que parece que estén haciendo.

Saliendo de Bandipur
Saliendo de Bandipur
De camino a Ramkot
De camino a Ramkot
Vistas por el camino
Vistas por el camino

Ramkot es una aldea muy pequeña y tradicional. Sus calles son tan pequeñas que no caben vehículos y en vez de coches irás tropezando con gallinas, cabras y aldeanos que, a base de ver viajeros que llegan en cuentagotas, se acostumbran a nuestro ir y venir.

¡Bienvenidos a Ramkot!
¡Bienvenidos a Ramkot!
Calles de Ramkot
Calles de Ramkot
Vecinas
Vecinas
Ramkot
Ramkot

Y al contrario de lo que uno pueda pensar, Ramkot está limpia y se ve muy bien organizada. 

El ganado
El ganado
El huerto
El huerto
Trabajador de Ramkot
Trabajador de Ramkot
Disfrutando del paisaje
Disfrutando del paisaje
Calles limpias
Calles limpias

Si subes a la parte de arriba del todo siguiendo las direcciones que señalan el «hotel», llegaras a una modesta pero aislada guesthouse con unas cuantas mesas al lado de un mirador. Allí podrás tomarte algo con preciosas vistas, antes de reemprender el camino a Bandipur.

Seguimos subiendo
Seguimos subiendo
En el hotel de Ramkot
En el hotel de Ramkot

La vuelta cuesta un poco más de esfuerzo porque hay que ascender más rato, pero tardarás más o menos lo mismo, una hora y media.

De vuelta a Bandipur
De vuelta a Bandipur

Cómo llegar a Bandipur

Primero tienes que llegar en autobús a Dumre:

  • Katmandú – Dumre: 4 horas en bus turístico 1200 NPR
  • Dumre – Pokhara: en bus local 250 NPR

Tienes la opción de bus turístico o local, mucho más barato, tú decides, aunque en teoría los turísticos son más seguros. En Katmandú ve a la Sorhakutte Bus Station (cerca de Thamel, al, norte) y si es al revés y sales desde Pokhara, dirígete a la Prithvi Chowk. Es la misma línea, que conecta ambas ciudades y tiene parada en Dumre. Los billetes de autobús los puedes comprar en las típicas agencias de viaje de los lugares más turísticos también.

Una vez en Dumre es imposible perderte. Espérate a que pase el bus local a Bandipur y paga al revisor una vez en el vehículo (cuesta 50 NPR pero si pillas con un espabilado te cobrará 100 por ser extranjero). Puedes subir en taxi, pero vamos, que no hace falta gastar ahí, mejor reserva tu presupuesto para cenar rico en Bandipur y ¡a disfrutar!

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend