Lopburi, donde los monos campan a sus anchas

Lopburi la ciudad de los monos
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Lopburi, a pesar de ser una de las ciudades más antiguas de Tailandia con un pasado bastante interesante, se ha convertido en la «ciudad de los monos» debido a la cantidad de macacos que campan a sus anchas por la ciudad, concretamente en la parte antigua.

Desde que llegas con el autobús, proveniente de Ayutthaya o de cualquier otra ciudad, vas a empezar a verlos puesto que el vehículo te suele dejar cerca de uno de los templos donde más monos viven. Si al principio pareen una monada pronto descubres que en realidad son diablillos. Su fama de ladrones no es gratuita y la tienen bien ganada.

Este es nuestro banco, búscate otro. Imagen típica de Lopburi
Este es nuestro banco, búscate otro. Imagen típica de Lopburi

Lopburi

Para empezar cabe decir que los lugareños ya se han dado per vencidos. Saben que no van a poder quitárselos de encima, así que toca resignarse y aprender a convivir con ellos. Así como nosotros nos quedamos alucinados viendo monos por todas partes, la gente tailandesa pasa olímpicamente de ellos y casi ni los mira, aunque a veces son los monos los que pasan de los humanos…

Los monos y la gente local
Los monos y la gente local

Encontrarlos comiendo o haciendo cualquier cosa es de lo más habitual; están por la calle como si nada. Y cuando no te los encuentras subidos a los cables de la luz como si tal cosa. Seguro que más de uno habrá terminado frito pero quién sabe, con lo espabilados que están…

Hora de comer
Hora de comer
A saber qué lleva en la mano
A saber qué lleva en la mano
Reconocimiento desde las alturas
Reconocimiento desde las alturas
Aquí estamos...
Aquí estamos…

A la caza del coche!

Una de las cosas que más nos sorprendió de estos monos de Lopburi fue la escena de esperar a que los coches paren en un semáforo para ir a ver lo que se puede conseguir subiéndose a uno de ellos. Es que ni se cortan, arrancan a correr, suben al coche, escarban por donde sea y se llevan lo que encuentren. Mejor dejar las ventanillas subidas por si alguno decide entrar en el interior del coche.

Visualizando objetivo
Visualizando objetivo
Al ataque!!!
Al ataque!!!
De vuelta con la recompensa
De vuelta con la recompensa

Cuando los coches están estacionados entendemos «que les pertenecen», por lo que la estampa habitual suele ser como la que os mostramos a continuación:

¿Te gusta mi coche?
¿Te gusta mi coche?

Para finalizar habrá que preguntarle al mono cual es su opinión de todo lo mencionado anteriormente. Seguramente sacará la más tierna de sus caras y pensará:

Nadie me entiende...
Nadie me entiende…

Datos prácticos de Lopburi:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend