Pulau Tioman: playa, descanso y animales en Malasia

Pulau Tioman
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Recuerdo que de la isla Pulau Tioman nos empezaron a hablar casi en el momento en el que pusimos un pie en Malasia. Los viajeros con los que nos cruzábamos durante nuestra andanza por el país solían recomendarnos ir aunque fuese solo para pasar un par de días, todos coincidían en que el destino valía realmente la pena, pero la verdad es que no fue hasta después de más de dos meses de viaje cuando finalmente llegamos allí. Quizás fue por eso por lo que la isla no nos sorprendió inmediatamente, por haber ido tan tarde, porque después de Perhentians y Kapas, esperábamos algo por lo menos igual de espectacular y la zona de la playa ABC, donde nos alojamos, nos pareció demasiado normal. Sin embargo, las sorpresas que tenía Tioman guardadas para nosotros fueron llegando poco a poco en forma de animales, algunos incluso con caparazón, y un fondo marino con una visibilidad espectacular, solo teníamos que ser un poco pacientes.

Pulau Tioman
Pulau Tioman
Llegada a la isla
Llegada a la isla
Haciendo amigos en Tioman
Haciendo amigos en Tioman

Pulau Tioman

La isla de Tioman, situada en el mar de china, se encuentra a 32 kilómetros de la costa sudeste de Malasia y hasta ella se accede en Ferry desde la localidad de Mersing.

Recién llegados
Recién llegados
Mapa de la zona
Mapa de la zona
Buscando alojamiento
Buscando alojamiento

Nuestro paso por Pulau Tioman llegó en un momento de cansancio mental tras casi tres meses por Malasia y siete de viaje por el sudeste asiático, por eso no llegamos a explorar casi nada la isla, más bien nos dedicamos simplemente a descansar cuerpo y mente mientras a nuestro alrededor la vida pasaba a un ritmo muy lento. Poco os podemos contar del resto de la isla, pues nos movimos prácticamente por ABC y el pueblo cercano, pero durante los paseos pudimos descubrir parte de sus sorprendente fauna como ardillas gigantes, zorros voladores (o murciélagos de la fruta), pitones, varanos y decenas de gatos que nos hicieron mucha compañía, especialmente a mí.

Con mi compañero de cabaña
Con mi compañero de cabaña

La playa de la zona ABC, pese a ser preciosa no nos pareció espectacular comparada con lo que ya habíamos visto en Malasia, delante de nuestra guesthouse el suelo era de piedra y además la mayor parte de día la marea estaba demasiado baja.

Bueno, pues no está tan mal...
Bueno, pues no está tan mal…

Pero tenía otros muchos encantos como la sombra de los árboles (ojo con los cocoteros cargados) bajo los que siempre apetecía resguardarse del sol a leer o escuchar música, o nuestra cabañita en el alojamiento YP Chalet con su pequeño porche, desde el que disfrutábamos de las puestas de sol con nuestras cervecitas. Porque sí amigos, en Pulau Tioman existe la cerveza barata, en una tienda duty free, pero si estás alojado en ABC la caminata hasta el puerto es de 40 minutos, así que procura que no ir a mediodía… La parte buena es que de camino podrás ver árboles llenos de murciélagos de la fruta ¡¡con esa carita de cachorrito que te dan ganas de subir a darle un beso!! y si tienes suerte incluso alguna ardilla enorme. De tu suerte dependerá también que te encuentres con los endiablados macacos, como decía nuestro guía de Uncle Tan, “the jungle mafia”…

Disfrutando de la puesta de sol
Disfrutando de la puesta de sol
Puesta de sol
Puesta de sol
Murciélago de la fruta
Zorro volador

Pero sin duda alguna lo mejor de la isla, lo que más nos gustó y más disfrutamos fue la excursión que hicimos para hacer snorkel, el “Coral Island Trip”. La salida fue desde la playa ABC y compartimos una lancha con una familia malaya. Nos desplazamos hasta Coral Island y pudimos hacer un par de paradas para bucear en las que más que el fondo marino, nos sorprendió la extraordinaria visibilidad. Nunca en la vida habíamos visto el agua casi tan clara como el aire de la superficie. En el primer islote en el que paramos pudimos estar unos minutos tranquilos viendo los miles de peces de colores que nadaban debajo de nuestros cuerpos sospechosamente pendientes de nosotros, hasta que llegó una rebaño humano cargado de pan para los peces y bolsas de plástico que apuesto a que terminaron comiéndose las tortugas… :(

Haciendo snorkel
Haciendo snorkel

La siguiente parada en una playa de Coral Island consiguió volver a dejarnos con la boca abierta y es que pese a la zona en la que se encontraba, que se veía afectada por corrientes, la visibilidad seguía siendo extraordinaria y el color de la arena más blanco que la nieve.

¿Qué os parece?
¿Qué os parece Coral Island?

La parada a comer la hicimos en la playa de Salang, de vuelta a Pulau Tioman, una zona bastante más frecuentada que ABC  pero sin llegar a ser agobiante. Allí pudimos comer tranquilamente en un chiringuito lleno de jóvenes malayos durante la hora que nos dieron de descanso.

La playa de Salang
La playa de Salang

Con energía en el cuerpo otra vez, el conductor nos acercó a otro islote y sabedor de que nos hacía especialmente ilusión ver alguna tortuga marina a nosotros dos nos dejó en una parte y dijo, “buscad por ahí, vais dando la vuelta y nos vemos en la otra”.  Cuando ví que se alejaba y que nos encontrábamos lejos de la orilla se me encogió el estómago, es en esos momentos cuando me acuerdo especialmente de nuestro encontronazo con el trigger fish buceando en Koh Tao, y cuando metí la cabeza en el agua me di cuenta de que allí había al menos cinco metros en la zona menos profunda. Pero de repente, a los pocos segundos de ponerme a mirar y antes de que empezase a cundir el pánico la vi, una enorme y preciosa tortuga marina que descansaba en lo más profundo ajena a mi excitación. Levanté la cabeza cogí a Toni por el brazo y le obligué a mirar en la dirección que apuntaba mi dedo. “¡La tortuga, la tortuga!”. Y ahí estaba, pese a que el conductor había dicho que era poco probable verla porque era fin de semana y había demasiada gente por la zona, se había acercado al islote y se dejaba observar. Ignoro completamente el rato que estuvimos hipnotizados mirándola, puede que fuese medio minuto o cinco enteros, pero estábamos completamente embobados y así seguimos hasta que a la tortuga se le antojó que era hora de marcharse, se puso a nadar y desapareció en la oscuridad del fondo.

Cuando sacamos la cabeza a la superficie casi ahogo a Toni con tanto pataleo, era la primera vez que veíamos una tortuga marina en vivo y en directo tras los varios intentos fallidos en Perhentian y Kapas y yo era incapaz de contener mi emoción. Ni la pena de no haber podido hacerle una foto con la gopro por culpa de la dichosa carcasa eclipsó mi alegría.

La siguiente y última parada fue en Monkey beach, una playa a la que por tierra solo se puede acceder haciendo trekking por la selva, motivo por el cual no había ni una persona en tal paraíso. Tal y como nos había pasado en Coral Island, alucinamos con la claridad del agua y el color de la arena que contrastaba con la frondosidad de una selva intacta  que guardaba la costa. Resultaba estremecedor bucear hacia el fondo y encontrarse de sopetón con el sobrecogedor abismo cuando de repente el metro de profundidad se convertía en un  oscuro precipicio que impedía ver cualquier fondo…

¡¡Snorkilandia existe!!
¡¡Snorkilandia existe!!
Y los snorkels...
Y los snorkels…

Y fue así como entre ratos de snorkel, cervezas, paseos y animales pasmos unos días de descanso que terminaron siendo alguno más de lo previsto. Aquí os dejamos nuestros consejos.

Datos prácticos de Pulau Tioman:

  • Cómo llegar a Pulau Tioman: desde el puerto de Mersing salen ferrys a diario, pero atentos a los horarios porque van variando según las mareas. Preguntad la jornada anterior al día que tengáis previsto llegar a la isla, los propietarios de los alojamientos suelen tener los horarios semanales.
  • Precio del ferry: 35 ringgits  (+tasas: 20 ringgits)
  • Dónde dormir: nosotros nos alojamos en YP chalets , en la zona ABC y estuvimos muy a gusto en sus cabañitas. Precio: 40 ringgits con baño propio.
  • Precio «Coral island trip»: 85 ringgits por persona
  • Dónde comprar cerveza barata: en la tienda Duty free que hay en Tekek podrás comprar botes por 2 ringits. La tienda se llama Vision Commerce SDN BHD.
  • ¿Hay cajeros en Tioman? Sí, pero tened en cuenta que depende de donde os alojéis a lo mejor se encuentra lejos para ir andando (a no ser que os apetezca andar más de media hora…)
  • ¿Cuando ir? El monzón afecta de noviembre a enero/febrero, así que si no quieres encontrar los negocios cerrados y la playa llena de nubarrones es mejor que vayas entre marzo y septiembre.
  • Recomendación personal: Hacer al menos una excursión para hacer snorkel y alucinar con el fondo marino de Pulau Tioman y Coral Island.

Localización

5 Comentarios
  1. Judit Mayor García dice

    Una pregunta. Voy a viajar a Tioman en agosto. Como encontrasteis el alojamiento? lo contratasteis antes o caminasteis por ahí hasta encontrar algo. Por lo que veo por booking y agonda salen bastante caros y no se si arriesgarme. 

  2. Georgina dice

    Me encanto el post! Planeamos ir en una semana a Tioman. Os acordais de cuanto os costo el tour en barca para visitar las islas cercanas? Gracias!! Saludos y buen viaje!

    1. carme dice

      Hola Georgina. Pagamos 85 ringits por persona (ahora lo añadiré al artículo). ¡Buen viaje!

  3. Ana dice

    Carmennn no sabes que terror le tengo a los comodoros…. como te acercas ay diosssss…..bueno en fin !!!! Yoooo ni pagandomeeee…pero las fotos todas chuLisimasss !!!

    1. pellicercarme dice

      jajajaj estos son muy cagarritas, salen corriendo cuando te ven… de todos modos, aunque no lo parezca en la foto, estoy a una distancia de seguridad prudente… por si las moscas!!! :)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend