Conmochila.com

Campamento Uncle Tan: descubriendo la jungla en Sabah

Explorando y aprendiendo en la jungla
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Conocer la naturaleza y la fauna salvaje de Sabah fue casi exclusivamente la única razón por la que nos habíamos desplazado a esta provincia de Malasia. En primer lugar queríamos visitar el Centro de rehabilitación de orangutanes de Sepilok, pero también probar suerte e intentar ver a estos y a las demás especies de animales que habitan la jungla en Borneo en completa libertad: monos narigudos, elefantes pigmeo, gibones, langures o cocodrilos, entre otros.

Welcome to the jungle
Welcome to the jungle

Campamento Uncle Tan

Uncle Tan Wildlife and Adventures ofrece la posibilidad de conocer la jungla y su fauna alojándote en su campamento y realizando diversas actividades como paseos en barca por el río Kinabatangan y pequeños trekkings por la zona acompañados siempre por jóvenes y entusiastas guías. Las referencias que habíamos leído del campamento Uncle Tan eran todas muy buenas pues esta agencia, con más de 20 años de trabajo a sus espaldas, es recomendada por guías, viajeros y varios blogs de viaje. Y según la experiencia de la gente y su personal los avistamiento de animales están garantizados.

Campamento Uncle Tan
Campamento Uncle Tan

Siete horas de viaje en autobús entre interminables y feas plantaciones de palma, es lo que se tarda en llegar desde Kota Kinabalu a la “base de operaciones” del campamento Uncle Tan en Sepilok. Allí empieza la aventura. Pese al tostón de viaje, en un autobús en el que se apagaba el aire acondicionado y pinchazos de rueda incluidos, nos hacía especial ilusión hacer esta acampada y la motivación hizo que no se hiciese tan largo. ¿Qué es lo que incluye esta excursión que tanta ilusión nos hacía? Bien, pues la opción que nosotros elegimos (3 días/ 2 noches) incluye, por 455 MR por persona:

  • Transporte hasta el campamento
    • Furgoneta desde el Base Camp hasta el río Kinabatangan
    • Travesía por el río Kinabatangan hasta el campamento Uncle Tan
  • 2 noches en un alojamiento básico
  • Comida de los tres días (En el comedor del campamento se pueden comprar refrescos y cervezas)

Actividades programadas:

  • Día 1: Excursión nocturna en barca con posibilidad de ver animales nocturnos.
  • Día 2: Excursión por la mañana en barca, mini-trekking por la mañana, excursión en barca por la tarde y mini-trekking nocturno.
  • Día 3: Excursión en barca a primera hora de la mañana para intentar ver orangutanes.

Nota: Pese a que el traslado hasta el centro de rehabilitación de orangutanes desde el Base Camp está incluido, el precio de la entrada no lo está y hay que pagarlo a parte cuando llegas.

En una de las tantas travesías que hicimos
En una de las tantas travesías que hicimos
Explorando y aprendiendo en la jungla
Explorando y aprendiendo en la jungla

Nuestra experiencia:

Conocer la selva de la mano de Uncle Tan fue sin duda una grata experiencia. El personal es acogedor, los guías son casi todos muy jóvenes, alegres y apasionados y cualquier actividad la convierten en una fiesta, precedida siempre, eso sí, de todas las explicaciones pertinentes. En las instalaciones del campamento Uncle Tan hay una cabaña con pizarras, pósters y mapas, desde la que se introduce siempre que es lo que se va a hacer en la siguiente salida, qué animales puede que veamos, qué necesitamos coger y cuáles son las normas básicas de seguridad.

Las explicaciones antes de cada salida
Las explicaciones antes de cada salida

No hay tiempo para aburrirse durante los tres días que dura la acampada, aunque tampoco hay que realizar ningún gran esfuerzo, pues la mayor parte del tiempo se pasa navegando por el río Kinabatangan buscando animales tranquilamente. Nosotros vimos gibones cantando y saltando de árbol en árbol, varios grupos de monos narigudos, decenas de traviesos macacos, algún langur plateado, un par de cocodrilos, búhos y muchos cálaos. Así que ya os podéis imaginar lo entretenidos que estuvimos. La lástima fue no ver ningún orangután pues, pese a ser complicado verlos no es imposible, ni ningún grupo de elefantes pigmeo… eso sí que hubiese sido perfecto.

Un gibón en lo alto de un árbol
Un gibón en lo alto de un árbol
Una águila
Una águila
Un narigudo
Un narigudo
Rana en una caminata nocturna
Rana en una caminata nocturna
La barca en una salida nocturna
La barca en una salida nocturna

En cuanto al campamento Uncle Tan y sus comodidades hay que saber de antemano que se trata de habitaciones extremadamente sencillas, tanto que ni siquiera tienen puertas. Además hay que proteger las mochilas con candados y las cosas susceptibles de ser robadas por los macacos (la mafia de la jungla) guardarlas en unos cubos cerrados que nos proporcionan allí. El baño es también digno de mención… Situadas al final de la pasarela de madera que une todas las estructuras y habitaciones del campamento, las duchas son unos enormes bidones que se van llenando de agua del río, las cuales carecen de privacidad alguna, pero oye, ¿qué se le va a hacer? Estamos en la jungla, más no se puede pedir.

Nuestra cabaña en el campamento Uncle Tan
Nuestra cabaña en el campamento Uncle Tan
Detalle de la misma
Detalle de la misma
Camino de las duchas
Camino de las duchas

Las zonas comunes son el comedor (en el que se suelen servir varias bandejas para la comida y la cena, con opción vegetariana), la sala de reuniones, un campo de fútbol y algunas hamacas. Y como no, gatos que siempre hacen compañía dondequiera que estés. Todo el campamento está en alto y todas las instalaciones se comunican por unas plataformas de madera, así cuando llueve no hay que ir andando por el fango.

Momentos de relax
Momentos de relax
El comedor del campamento
El comedor del campamento

Lo peor de la acampada es ver con tus propios ojos cómo las plantaciones de palma han comido terreno a la jungla. Pese a los espacios protegidos, que no son tantos, uno solo tiene que levantar un poco la cabeza cuando se navega por el río para ver que, tan solo detrás de la primera hilera de árboles, están ya haciendo acto de presencia los dichosos monocultivos. ¿Nuestro consejo? No pierdas la oportunidad de disfrutar de la selva de Borneo mientras sea posible (e infórmate acerca del desastre natural que supone el consumo de este aceite producido de manera irresponsable e insostenible).

Datos prácticos del campamento Uncle Tan:

  • ¿Cómo llegar desde Kota Kinabalu?
    • En bus, 7 horas
    • En avión hasta Sandakán y luego en bus hasta el Base Camp de Sepilok
  • No olvides traer:
    • Repelente de mosquitos
    • Una linterna, mejor si es un frontal pues la luz es escasa en el campamento
    • Poncho
  • Para hacer los pequeños trekkings te ofrecen la posibilidad de coger algún par de botas de los que tienen allí, aunque nadie te asegura que vayas a encontrar algunas de tu talla.

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.