Lanta Animal Welfare, voluntariado con animales en Tailandia

Tal y como me había pasado el año anterior mientras viajábamos por India, a los pocos meses de ir dando tumbos por Asia volví a sentir que mi parte más animal, esa que siempre necesita tener cerca algún bicho para ser feliz, empezaba a hablarme (bueno, creo que más bien se estaba quejando ya…). Tras haber pasado casi un año desde que terminé el voluntariado en el centro de rescate de fauna salvaje de Tailandia y sin haber hecho un safari en mucho tiempo sentí que había llegado el momento de volver a hacer algo que me acercase más a los animales. Mi idea principal antes de emprender el último viaje había sido colaborar en algún centro de rescate de orangutanes en Borneo, pero tras mucho tiempo buscando información y preguntando en varios centros, llegué a la conclusión de que no iba a encontrar lo que estaba buscando sin tener que aflojar una cantidad de dinero que en ese momento no estaba dispuesta a pagar. Además, las tareas asignadas a los voluntarios en estos sitios eran simplemente de limpieza o mantenimiento, y a mi me apetecía ir un poco más allá y ejercer de veterinaria.

Lanta Animal Welfare

Entonces me acordé de un lugar del que por casualidad me habían hablado ya dos personas diferentes, Lanta Animal Welfare, una clínica y refugio en la isla de Koh Lanta, en Tailandia. Aunque en un principio no había pensado trabajar con perros y gatos (estando en Asia siempre me viene a la mente fauna salvaje), mandé la solicitud por probar. Tenía la oportunidad de ejercer de veterinaria tras muchos meses viajando después de haber acabado la carrera, quizás aquello era mejor que preparar la comida para los orangutanes. Además, después de dos meses con la moto por Vietnam, estábamos cansados de movernos tanto y teníamos ganas de parar un tiempo en algún sitio. Estaba decidido. Cuando una semana más tarde respondieron a mi solicitud compramos enseguida los billetes de vuelta a Tailandia.

Voluntariado veterinario en Lanta Animal Welfare
Voluntariado veterinario en Lanta Animal Welfare

¿Qué es LAW y dónde está?

Lanta Animal Welfare es un refugio de perros y gatos cuyo objetivo principal es, tal y como define en su web, “aliviar el sufrimiento y dolor de todos los animales de la isla mediante el cuidado y la esterilización”. Para ello dispone también de una clínica veterinaria en la que además de atender animales callejeros cualquier persona en Ko Lanta o alrededores puede traer a su mascota para ser tratada.

La entrada del refugio
La entrada del refugio

Su trabajo

Refugio: Lanta Animal Welfare alberga a perros y gatos sin hogar que son atendidos con mucha dedicación por trabajadores y voluntarios procedentes de cualquier parte del mundo, mientras esperan un hogar definitivo.

Dos simpáticos perros
Dos simpáticos perros
Dando mimos a los gatitos
Dando mimos a los gatitos

Clínica: Además de funcionar como “protectora de animales”, Lanta Animal Welfare dispone de una clínica veterinaria en la que se atiende a los animales de Koh Lanta y las islas más cercanas como Phi Phi o Koh Lipe. La mayoría de casos están relacionados con atropellos o peleas entre animales aunque también se atienden bastantes casos de enfermedades infecciosas comunes. Gracias a la labor de concienciación que realiza el centro, a diario acude gente vacunar, desparasitar y esterilizar a sus mascotas.

Clínica veterinaria
Clínica veterinaria

UCI: Los animales que por sus enfermedades o la gravedad de éstas requieren atención diaria quedan ingresados en la clínica en la que se les proporciona atención continuada ya sea en la sala de recuperación o la de aislamiento, esta última destinada a los animales con enfermedades infecciosas.

Gato encontrado en la calle ingresado en la sala de recuperación
Gato encontrado en la calle ingresado en la sala de recuperación

Campañas

Esterilización: El control de la población es imprescindible si se quiere disminuir el número de animales sin hogar. Por eso, mediante campañas en colegios o con simples pósters explicativos, se intenta concienciar a la población de la necesidad de esterilizar a sus mascotas. El precio de las operaciones, así como de cualquier tratamiento, es mínimo procurando de este modo que la falta de recursos económicos no sea un impedimento para los propietarios.

Vacunas: Además de vacunar en el mismo centro, el equipo veterinario sale en ocasiones a vacunar a los animales de alguna zona en concreto. Con esto se pretende reducir el número de casos de enfermedades infecciosas más comunes entre perros y gatos o evitar la aparición de algunas como la rabia, enfermedad de la que no se registra ningún caso en la isla desde hace 15 años.

Clínica portátil: Las castraciones y vacunaciones se realizan a diario en la clínica, pero en ocasiones una clínica portátil se desplaza hasta zonas cercanas para ocuparse de animales callejeros.

Campaña de educación: Para que el mensaje de bienestar animal de Lanta Animal Welfare llegue lo más lejos posible se realizan charlas en los colegios. Los niños son el futuro y la educación es la base de todo cambio.

Mi experiencia

Pese a que como ya os he contado, al principio mi idea principal no era hacer el voluntariado con perros y gatos este año, tengo que reconocer que ha sido lo mejor que podía hacer. Un voluntariado que al principio solicité porque no encontraba lo que estaba buscando ha terminado siendo algo que me ha condicionado más de lo que creía y me ha hecho plantearme nuevos proyectos.

He trabajado muchas horas al día (más de las que pensaba) durante seis días a la semana. Cada día volvía a “casa” cansada tras horas y horas de operaciones y tratamientos. Pero han confiado en mí, he aprendido, he disfrutado de los animales y de la satisfacción de ayudarles y me ha emocionado ver que gente de todo el mundo tanto veterinarios, auxiliares de veterinaria y amantes de los animales se une para luchar por una misma causa, el bienestar de éstos.

"Happy Cat House" como en casa
«Happy Cat House» como en casa

¿Cómo puedes ayudar?

Voluntariado: Tanto si eres veterinario o auxiliar como si tu profesión no tiene relación alguna con los animales, puedes colaborar en Lanta Animal Welfare pues se necesitan voluntarios tanto en la clínica como en el refugio. Las tareas son variadas y consisten en realizar cuidados y tratamientos, preparar la comida, limpiar el refugio, pasear a los animales y sobretodo dedicarles tiempo. Toda ayuda es bien recibida aunque se pide que la estancia mínima sea de un mes.

Al tratarse de la única clínica que hay en la isla, todos los animales que requieren atención veterinaria van allí, de ahí que siempre se necesiten voluntarios veterinarios o auxiliares (vet nurse) implicados  que estén dispuestos a trabajar muchas horas al día.

Si todavía eres estudiante o has terminado tus estudios y quieres coger experiencia en Lanta Animal Welfare tienes la oportunidad de hacerlo. Podrás colaborar con el veterinario en las cirugías y realizar los tratamientos diarios. El coste del voluntariado es 5.000 bahts si colaboras durante un mes, 2.500 el segundo y 1.000 el tercero y los siguientes. Puedes leer más acerca del voluntariado en el siguiente enlace.

Haciendo una donación: Lanta Animal Welfare no recibe dinero del estado, y aunque recibe donaciones de turistas, locales y del restaurante Time for Lime, las aportaciones económicas son realmente necesarias. Tened en cuenta que en el refugio viven muchos perros y gatos, que gran cantidad de los animales que se atienden son callejeros y que los precios de los tratamientos y esterilizaciones para los animales con propietarios son realmente bajos para que el dinero no sea un impedimento para traerlos a la clínica. Además hay que pagar el veterinario jefe, el material, la comida, las medicinas, la luz, el agua…

Donando material: Mucha gente aprovecha que acaba su viaje para donar material del botiquín que no han usado. Aunque no todos (NUNCA MEDIQUES A UN ANIMAL SI NO TE LO HA RECETADO UN VETERINARIO, ALGUNOS MEDICAMENTOS SON TÓXICOS PARA NUESTRAS MASCOTAS), algunos fármacos son comunes entre humanos y animales y el material de curas es muy parecido. Toda ayuda es bienvenida. Hay también quien, desde su casa, manda cajas de material hasta Ko Lanta y todavía recuerdo la cara de Vicky, la veterinaria jefe, abriendo una de las cajas con la misma ilusión que si fuese un niño abriendo un regalo. Aquí podéis leer cual es el material que más falta hace.

Adopta: Todos los animales de refugio necesitan un hogar. A pesar de que gracias a los voluntarios y trabajadores las condiciones de vida de los animales son buenas, el espacio es limitado y cuantos más animales sean adoptados a más animales podrán sacar de la calle. Lanta Animal Welfare se hace cargo de hacer llegar el animal hasta tu país de residencia mediante voluntarios que aprovechan su vuelo para llevar consigo a los animales

Apadrina: Puede que quieras ayudar a uno de los animales pero no te sea posible adoptar, ¿porque no apadrinarlo? Puedes ayudar en la manutención y tratamientos del perro o gato al que le hayas cogido cariño.

Flight volunteers: Si estás de vuelta a Europa y viajas desde Bangkok o Phuket puedes considerar la opción de llevar contigo a un animal adoptado hasta el aeropuerto del país en que esté su nuevo hogar. Esta manera resulta mucho más económica para LAW y a ti no te costará dinero de tu bolsillo.

VISITA EL REFUGIO SI ESTÁS EN KO LANTA

Si estás de vacaciones en Koh Lanta puedes comprobar por ti mismo todo lo que te he contado visitando el refugio. Cada día y a cada hora desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde se hacen tours guiados por el centro donde uno de los voluntarios te explicará todo los que allí se hace. Verás a los veterinarios trabajar, conocerás a los perros y los gatos del refugio, podrás darles cariño y sacarlos a pasear y además podrás hacer todas las preguntas que quieras. Los turistas son una fuente de ingresos necesaria pues la mayoría de ellos quedan tan contentos con lo que ven que al finalizar la visita ponen su granito de arena haciendo una donación.

Turistas visitando el centro
Turistas visitando el centro
Turistas durante un tour guiado
Turistas durante un tour guiado

¿Eres estudiante de veterinaria o te has licenciado hace poco?

Tras mi paso por Lanta Animal Welfare no puedo hacer otra cosa más que recomendar una experiencia así especialmente a quien haga poco tiempo que ha acabado la carrera o a quienes durante los estudios se toman unos meses de descanso para viajar. Por experiencia se que, con poca experiencia veterinaria, es muy difícil que el propietario de una clínica confíe en uno para dejarle realizar ciertas técnicas que requieren un poco de práctica y uno acaba la carrera más verde que verde. La cantidad de trabajo hace que en LAW uno tenga la oportunidad de empezar a ejercer y sentirse veterinario. Siempre hay tratamientos que poner, operaciones que realizar y heridas que curar y poco a poco, al ritmo que el veterinario jefe confía en el buen hacer de uno, uno va haciendo más y más cosas. Y además se está colaborando en una buena causa. No lo dudes y escribe ya tu solicitud a Lanta Animal Welfare.

Localización