Conmochila.com

Neceser de viaje sin plástico y menos residuos, ¿es posible?

Neceser de viaje sin plástico
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 5,00 de 5)
Me gusta viajarCargando…
2 351

Ya hemos hablado en más de una ocasión de todos los problemas medioambientales que acarrean el abuso de plásticos y la cantidad de residuos que generamos en nuestra vida diaria. También hemos intentado hacer algunas recopilaciones de consejos con los que viajar sin dejar rastro y utilizando menos plástico, pero en esta ocasión, y aprovechando que hoy se celebra el día de la tierra, nos vamos a centrar en la parte de la mochila que más residuos genera: el neceser de viaje. ¿Es posible cuidar nuestra higiene sin descuidar la salud del planeta? La respuesta es , o al menos lo podemos intentar.

Avisamos que modificar los hábitos en cuanto a productos de higiene se refiere es complicado al principio. Estamos acostumbrados a un tipo de texturas específicas y cambiarlas nos puede dar una sensación extraña o de escasa limpieza (por ejemplo la ausencia de espuma en una pasta de dientes casera), pero nosotros hemos ido pasando por esas fases y ahora nos hemos acostumbrado a los nuevos. Si ya eres consciente de la cantidad de basura que generamos en nuestro día a día y quieres hacer algo para cambiarlo, no te pierdas nuestra siguiente recopilación.

Neceser de viaje sin plástico

Cepillos de bambú o madera

El cepillo del pelo que llevamos en nuestro neceser de viaje desde hace tiempo es de madera y, como podéis imaginar, el resultado entre éste y uno de plástico es prácticamente el mismo. Lo mismo con los peines. Sin embargo el cepillo de dientes de bambú nos daba un poco más de respeto pues habíamos leído algunos comentarios negativos. Hace unos meses decidimos comprar un par de cepillos de naturbrush para probarlos y la verdad es que no hemos tenido ningún problema de encías y nos hemos acostumbrado bastante rápido. Ahora ya ni pensamos en los de plástico. ¿Que por qué de bambú? porque es biodegradable. ¿Cuántos cepillos puede usar una persona a lo largo de su vida? ¡Haz cuentas!

Cepillo del pelo de madera
Cepillo del pelo de madera
Cepillo de dientes de bambú, el nuevo inquilino de nuestro neceser de viaje
Cepillo de dientes de bambú, el nuevo inquilino de nuestro neceser de viaje

Jabones, champú, acondicionador y desodorante sólidos

Todos estos productos en su versión líquida vienen inevitablemente en envases de plástico. Algunos se pueden reciclar y otros no, y a veces nos encontramos en sitios en los que el reciclaje es algo que no existe. Entonces, ¿por qué no simplemente evitarlos en el neceser de viaje? Aunque dispones de muchísimas recetas por internet, como esta de Going Zero Waste, para hacer tu propio jabón o champú en casa, hoy en día hay muchas tiendas que los venden y además suelen ser marcas que no testan en animales.

El uso de estos productos al principio es una sensación rara, pero la verdad es que uno se acostumbra pronto, más cuando ahora hay tanta variedad y se pueden probar diferentes productos. Las nuevas marcas ya los hacen para que no dejen esa sensación áspera de las antiguas pastillas de jabón. Para llevarlas en el neceser de viaje existen cajitas metálicas en las que guardarlas, o si quieres puedes reutilizar un bote plano de acondicionador.

Jabón y champú sólidos
Jabón y champú sólidos en nuestro neceser de viaje

Pasta de dientes casera o ecológica

El único problema de la pasta de dientes no es solo su envase, de plástico y en ocasiones no reciclable, sino que además contiene microplásticos que a través de nuestros desagües terminan en el mar. Algunos países como UK o EEUU ya han dicho NO a estas micropartículas, pero en otros seguimos teniendo que buscar alternativas. ¿Y éstas otras opciones cuáles son? Pues comprar productos de marcas ecológicas o hacer nuestra propia pasta de dientes en casa.

Los productos de estas marcas pueden ser polvos o pastillas sólidas como las de Lush (cuya botellita de plástico al menos es reciclada, algo es algo), o dentífrico sólido como los de la marcas Pachamamai, Ecco-verde…

Sin embargo, si tienes ganas, un poco de tiempo y acceso a estos ingredientes (lo puedes preparar antes de empezar el viaje), puedes experimentar haciendo tu propia pasta de dientes. Las más conocidas están hechas a base de aceite de coco, como ésta de Trash is for tossers, o arcilla blanca. De este último tipo hay mil recetas diferentes; la que nosotros hacemos es parecida a ésta de Mundo consciente, con infusión de hinojo, aceite esencial de menta, arcilla blanca, un poco de aceite y sal.

Lo más complicado de las pastas caseras no es hacerlas (tardas menos de 15 minutos, de verdad), sino acostumbrarse a la textura y la falta de espuma. Para nosotros se ha convertido en un indispensable en nuestro neceser de viaje y ahora es la pasta de dientes tradicional la que nos parece rara.

Aceites en vez de cremas

Los problemas con las cremas son varios, entre ellos que sus envases no sean reciclables, que estén testados con animales o que lleven derivados del aceite de palma (recuerda las consecuencias medioambientales de la producción de este aceite y cómo perjudican a la selva y sus animales, en especial a los orangutanes). La alternativa que nosotros usamos son los aceites, y usamos uno u otro dependiendo del que haya disponible en la zona en la que estemos en ese momento. El que tenemos ahora es de coco, lo compramos en Bangkok, y el envase es de cristal. Llevar una botella así de grande no es nada práctico, así que lo que nosotros hacemos es rellenar envases más pequeño para que no ocupe tanto sitio en el neceser de viaje.

Aceite de coco
Aceite de coco

Rasuradoras con cuchillas de repuesto

Yo he llevado siempre conmigo una máquina de depilar (una silk epil viejísima que contra todo pronóstico resiste y tiene más de 10 años), pero entiendo que es un bulto y haya mucha gente que no vea práctico llevarla en la mochila. Por otro lado las cuchillas de afeitar desechables suelen durar muy poco tiempo, sobretodo las baratas de plástico. Entonces ¿cual es la alternativa? Si la depilación láser no es una opción que estés considerando, puedes usar las rasuradoras a las que se le pueden cambiar el cabezal, así el único residuo es el cabezal, no toda la cuchilla. Además, nuestra experiencia nos dice que las hojas de estas últimas duran muchísimo más que las de usar y tirar.

Copa menstrual o tampones ecológicos

La copa menstrual ya no es ningún misterio para nadie, es a la vez económica y ecológica porque la puedes usar durante varios años. Sin embargo no gusta a todo el mundo y hay ocasiones en las que es complicado esterilizarla (por ejemplo haciendo un trekking de varios días), por eso he querido añadir más opciones como los tampones (o compresas) ecológicos. No voy a entrar en la composición ni en los efectos de los tampones sobre nuestros cuerpos, no es algo de lo que esté tan al tanto ni de lo que haya leído demasiado, pero piensa una cosa: tú lo vas a utilizar unas horas y luego ¿cuanto tiempo tardará en degradarse?

Si puedes, ¿por qué no utilizar tampones que estén hechos con materiales sostenibles y biodegradables? Hay marcas que producen tampones con algodón orgánico, libres de cloro y con aplicadores de cartón. Si no quieres cambiar de marca, puedes al menos evitar los aplicadores de plástico.

Yo llevo siempre la copa en el neceser de viaje y la utilizo cuando me alojo en algún lugar en el que tengo la opción de hervirla. Evidentemente, cuando no es posible, sigo utilizando los tampones.

Copa menstrual
Copa menstrual

En instragram algunas habéis preguntado por cómo se usa, así que os dejo un enlace a un video en el que se explica de forma bastante clara.

Esponja para limpiar la cara en vez de algodones

Para limpiar la cara o desmaquillarse es muy común usar discos de algodón. Sin embargo, pese a que el algodón no es un material que en un principio nos haga pensar en un gran daño medioambiental, no deja de ser algo desechable que genera un residuo cada vez que te limpias la cara. Además, ¿cuántos vas a necesitar para todo tu viaje? ¿No te parece una mejor opción tener una pequeña esponja que puedas utilizar en repetidas ocasiones? La esponja konjak se han vuelto muy popular por ser vegetal y biodegradable, aunque a veces si la compras por internet llega en una bolsita de plástico. Yo la última vez la encontré en una tienda física de Natura y venía dentro de una cajita de cartulina reciclada.

Esponja Konjak
Esponja Konjak

Exfoliantes caseros

Con los exfoliantes nos volvemos a encontrar el problema de los microplásticos, pues son un componente muy común de éstos. Hay marcas que usan productos naturales como la arcilla o la sal, aunque aquí otra vez puedes experimentar y crear tus propios productos con aceites, restos de café, sal… En este artículo de The Zero Waste Memoirs encontrarás un par de recetas con otros trucos para una rutina facial sin residuos.

Bastoncillos ¿son realmente necesarios?

Ésta es la batalla que a mí más me está costando ganar de todas, pues tengo la sensación de que sin usar bastoncillos mis orejas no están limpias. Sin embargo no soporto ver esa caja llena de plásticos y cada vez que uso uno imagino donde podrá ir a parar y permanecer años y años… Seguro que has visto alguna vez la tan popular imagen de un caballito de mar sosteniendo un bastoncillo. La buena noticia es que si tú tampoco eres capaz de eliminar el uso de esos bastones del demonio (todavía) te alegrará saber que hay marcas que los fabrican con materiales más sostenibles, como los de bambú y algodón orgánico de naturbrush. No sé si te parecerá una buena opción, pero al menos el impacto es mucho menor que con los de plástico y es biodegradable.

Conclusiones

Intuyo lo que puedes estar pensando, que son muchas cosas, que no es práctico llevar un neceser de viaje así, que no sabes si te puedes acostumbrar a tantos cambios. Nosotros también hemos pasado por ese proceso y te puedo decir que no es preciso que de repente tires todo lo que tienes en tu neceser de viaje y lo cambies por productos ecológicos. Escoge una cosa, pruébala, disfruta experimentando y siente el alivio que supone generar menos residuos. Y después de dar el primer paso prepárate para dar el segundo. Sabemos que hay cosas que no se pueden conseguir en todos los sitios si estás haciendo un viaje largo, pero hay otras que sí. Se trata de encontrar el equilibrio entre lo que es menos agresivo para el medio ambiente y la practicidad en tus viajes, ¿no crees?

Y esto es todo por hoy, aunque no es todo lo que hay. La cantidad de productos que puedes hacer en casa es infinita (descubre cuales son las ventajas de hacer tus propios productos, en el blog de Mariana), yo muchas de las recetas las he aprendido en este blog y otros tan interesantes como el de Organicus. Y si prefieres comprar los productos ya hechos, hay marcas sostenibles y webs en las que encontrarlos como por ejemplo sinplástico. Si tienes algún truco, consejo o receta cuéntanoslo, a nosotros nos queda mucho por aprender.

¡Feliz día de la tierra!

NOTA: ¿Te vas de viaje? Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en IATI seguros solo por ser lector de conmochila. Haz click en el link anterior donde te explicamos cómo obtenerlo.
2 Comentarios
  1. Nando Baba dice

    Tío Nando advierte a los papanatas que usáis “bastoncillos” para limpiaros las orejas que, tal como se comprobó bastantes años antes, terminan taponándolas.

    1. carme dice

      jajajajajaj tío Nando, los vicios, que malos son de quitar. Pero sí, debería hacer caso al dr Baba y dejar de utilizarlos del todo…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.