Conmochila.com

Fushimi Inari, perdidos entre los toriis del peculiar santuario de Kioto

Prepárate para subir escalones
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Me gusta viajarCargando…
0 253

Una de las cosas que más ilusión nos hizo ver en Kioto, supongo que como a casi a cualquier turista que visita Japón, fue el santuario sintoísta Fushimi-Inari, pues es uno de los lugares “imperdibles” de la ciudad y por supuesto de los más fotografiados. Lo teníamos apuntado en la agenda desde antes de empezar el viaje y, a pesar de que nada más llegar vimos tal cantidad de gente que nos hizo temer que nuestro paso por Fushimi-Inari sería una odisea, nuestra impresión cambió cuando empezamos a alejarnos de la entrada. Te recomendamos pues que estires bien las piernas y empieces a caminar por sus rutas, porque cuanto más te adentres en esta bonita colina la afluencia de gente irá decayendo y mayor será tu grado de conexión con este espectacular lugar.

Tan contenta en Fushimi Inari
Tan contenta en Fushimi Inari

Fushimi Inari, un poco de historia

Fundado el año 711 y situado en el distrito de Fushimi-ku, el santuario de Fushimi-Inari es el más importante dedicado a Inari, deidad de la agricultura (concretamente del arroz) y los negocios, por eso los comerciantes la consideran su patrona y le hacen ofrendas a cambio de prosperidad. Los toriis rojos que protagonizan el conjunto de Fushimi Inari Taisha son dichas ofrendas (aunque a veces son en forma de barril de sake…) y lo que hay escrito en sus pilares es la fecha de entrega y los nombres de los comerciantes que piden buenas cosechas y éxito en su negocio (están agradecidos por ello).

Este arco/puerta es un torii
Este arco/puerta es un torii
Principio del "túnel"
Principio del “túnel”
Primeros toriis
Primeros toriis

Estructura de Fushimi Inari

Antes de llegar al santuario y casi conectada a la parada del tren hay una calle peatonal con tiendas de souvenirs y puestos de comida en las que la cantidad de gente hace intuir la importancia y popularidad del lugar (aunque madrugando pueden evitarse las hordas de gente, claro).

Llegando al santuario
Llegando al santuario
¿Alguien con hambre?
¿Alguien con hambre?
Bienvenido a Fushimi Inari
Bienvenido a Fushimi Inari

Antes de empezar la subida uno tropieza con la puerta Romon, el salón principal Honden, otros edificios accesorios y algunas curiosas estatuas con forma de zorro o kitsune. Estos animales son los mensajeros de Inari y algunos de ellos llevan una llave en la boca que supuestamente abre el granero de arroz.

Fushimi Inari
Fushimi Inari
Fushimi Inari
Fushimi Inari
Dos kitsune en un pequeño altar
Dos kitsune en un pequeño altar
Fushimi Inari
Fushimi Inari
Fushimi Inari
Fushimi Inari

Lo más característico de Fushimi Inari es el Senbon torii, una especie de red de túneles de unos cuatro kilómetros de longitud formada por miles de estos toriis rojos que he nombrado anteriormente. La gracia del lugar es subir hasta la parte de arriba del santuario andando por debajo de estas estructuras junto al resto de la gente. Se tarda unas 3 horas si se hace todo el recorrido, pero siempre se está a tiempo de volver hacia atrás si uno se cansa o se aburre.

Por el camino, aparte de muchísima gente si se va en temporada alta o a hora punta, encontrarás también puestos de comida que ofrecen kitsune udon, un popular plato de fideos, bebida y descanso.

Una pareja de japoneses en la entrada del camino
Una pareja de japoneses en la entrada del camino
Toriis...
Toriis…
...toriis...
…toriis…
...muchos toriis...
…muchos toriis…
...miles...
…miles…
...y miles...
…y miles…
...de toriis...
…de toriis…
...por todas partes
…por todas partes
Prepárate para subir escalones
Prepárate para subir escalones
Y por supuesto altares con pequeños toriis
Y por supuesto altares con pequeños toriis

Arriba del todo se encuentra el santuario principal, pero al tardarse un ratillo en llegar te recomendamos que lleves buen calzado porque, a pesar de que andas todo el rato por una escalera, es un buen tramo. Aparte de los más famosos senderos alineados por toriis, en la parte opuesta existen otros senderos que discurren a través de un bosque de bambú y ofrecen una experiencia bastante diferente a la ruta principal.

Altar
Altar
Continua el camino hacia la cima
Continua el camino hacia la cima
Devotos junto a un altar
Devotos junto a un altar
Santuario de la parte de arriba
Santuario de la parte de arriba
¡Y ahora a bajar!
¡Y ahora a bajar!

De todos modos no te preocupes, allí mismo hay paneles con mapas del lugar y sus diferentes edificios, así que no hay pérdida: ¡disfruta de tu visita!

Panel con mapa
Panel con mapa
Detalle de otro de los mapas
Detalle de otro de los mapas

Cómo llegar a Fushimi Inari

Hay que bajar en la parada de JR Inari, de Nara Line (no hay que pagar nada por usarla si tienes un Japan Rail Pass en vigor). Desde Fushimi inari Station, de la línea Keihan Main Line hay que andar un poco antes de llegar al santuario.

Datos prácticos

  • Horario: el santuario cierra al atardecer pero el acceso al monte Inari y al pasillo de toriis está abierto todo el día.
  • ¡¡Es gratis!!
  • Lleva calzado cómodo y agua.
  • Cuanto más subas la cuesta menos turistas encontrarás, la gente se va rindiendo por el camino, fuerza y pa’lante como los de Alicante.
  • Visitarlo de noche es increíble pues está todo el camino iluminado.

Localización

NOTA: ¿Te vas de viaje? Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en IATI seguros solo por ser lector de conmochila. Haz click en el link anterior donde te explicamos cómo obtenerlo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.