Mui Ne: kitesurf y dunas de arena roja en Vietnam

¡Espectacular!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Uno de los atractivos de la costa sur de Vietnam son las condiciones que se dan para realizar deportes como el surf y el kitesurf. Un destino famoso por ello es Mui Ne, una larga franja de costa situada cerca de un pueblecito de pescadores y enclavada a 22km al este de Phan Thiet. Sin embargo, para los que no surfeamos (o para los que todavía no nos hemos atrevido), Mui Ne es famosa también por las inmensas dunas de arena roja que se pueden ver al norte del pueblo, y a las que quisimos ir por la mañana, antes de que hiciese demasiado calor. Y es que el tiempo allí ya era otro cantar, nos dimos cuenta mientras desayunábamos en la guesthouse, ¡por fín volvían los pantalones cortos!

Visado Vietnam / Visa VietnamRecuerda mirar si necesitas el visado Vietnam y dar un ojo a IATI seguros si deseas viajar tranquilo.

Mui Ne

Cogimos la moto y recorrimos el escaso kilómetro de distancia que separa la zona de la playa de las dunas de arena roja. Desde la carretera uno ya las ve, es como si de repente alguien hubiese puesto ahí esas enormes dunas de arena rojiza y no deja de ser sorprendente encontrarlas en esta zona de clima tropical.

Las dunas de arena roja de Mui Ne
Las dunas de arena roja de Mui Ne

Cuando aparcamos la moto en la carretera hicieron acto de presencia enseguida los niños que nos ofrecían trozos de plástico para deslizarnos por las dunas como si fuesen trineos. Tras rechazar la oferta amablemente, pese a que parecía divertido, nos adentramos en aquel pequeño desierto sin dejar de asombrarnos por el contraste que ofrecían aquellas montañas de arena con el mar, que estaba justo a pocos kilómetros al este. Desde allí podíamos ver incluso las embarcaciones de los pescadores.

Los niños de las dunas
Los niños de las dunas

En la inmensidad de aquel trozo de desierto vimos a poca gente más, cosa que nos sorprendió teniendo en cuenta la popularidad de las dunas. Tan solo alguna familia vietnamita y los niños de los trineos que, viendo que de momento no había negocio, se divertían ellos mismos con sus pseudotrineos. Vimos también algunos grupos de amigos que, aprovechando lo fotogénico que era el lugar, hacían fotos y selfies, moda a la que enseguida nos apuntamos haciendo algunas chorradas…

Los alrededores de Mui Ne tienen más cosas que ofrecer como las dunas de arena blanca y el lago Bau Trang, a 20 km, una torre cham y el arroyo de la hadas, que Toni ya había visitado con anterioridad. Sin embargo las altas temperaturas y las pocas ganas de andar ese día con la moto, hicieron que optásemos por volver en dirección a la playa a tomar algo. De camino volvimos a pasar por la zona del puerto, Lang Chai, lleno de barcas y de barquitos redondos típicos de Vietnam conocidos como thung chai, y esta vez no pudimos evitar parar a hacer algunas fotos.

Las barcas de Mui Ne
Las barcas de Mui Ne

Tras comer cerca de nuestra guesthouse recorrimos la avenida paralela a la costa con la intención de encontrar algún tramo de playa en el que poder descansar un rato y disfrutar. Cual fue nuestro asombro cuando descubrimos que los varios km de playa que tiene Mui Ne están completamente ocupados por hostales y resorts que tienes que cruzar para acceder al mar. De los dos pequeños caminos que encontramos para llegar, uno daba a un tramo de playa sin apenas arena y el otro a una zona donde los que practicaban kite se habían hecho dueños. Nuestro gozo en un pozo, Mui Ne tampoco iba a ser el destino de playa que habíamos imaginado, así que el día y medio que teníamos pensado quedarnos allí pasamos casi todo el tiempo actualizando el blog, entre cervezas y paseos para comer algo. Al menos la oferta para comer era grande gracias al turismo de la zona.

La playa de Mui Ne
La playa de Mui Ne

Pero pese al pequeño chasco que fue descubrir que aquella playa era prácticamente inaccesible si no estabas alojado a primera línea del mar (digo pequeño porque a esas alturas, Tailandia volvía a rondar por nuestras cabezas y no tardaríamos mucho en volver a pisar sus playas) seguimos recomendando pasar por Mui Ne para visitar las dunas, pues es algo que no se ve en el sudeste asiático.

Dos días después seguiríamos la ruta con Ho Chi Minh ya avistándose en el horizonte.

Datos prácticos:

  • Se puede llegar fácilmente si vas en moto, y si no alguna moto-taxi te puede acercar
  • Nos alojamos en Quoc Dinh Guesthouse por 15$ la habitación doble.

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend