Ventajas de viajar con mochila (porque #yoviajoconmochila)

Ventajas de viajar con mochila (porque #yoviajoconmochila)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

¿Te vas de viaje y estás dudando entre pillar la mochila o la maleta? ¿No sabes si va a ser más cómodo llevar un macuto en la espalda o arrastrar un bulto con ruedas? ¿Crees que llevar tus pertenencias en la espalda va a ser demasiado pesado? Si no lo tienes muy claro todavía, a continuación te vamos a contar cuales son las ventajas de viajar con mochila según nuestra experiencia.

Cruzando la frontera India / Nepal
Cruzando la frontera India / Nepal

No nos sorprende que la gente dude, pues cada cosa tiene sus ventajas y sus desventajas y, según el tipo de viaje, una mochila te parecerá más o menos cómoda. A nosotros, por nuestra forma de viajar y la duración de los viajes, nos parece que no hay nada como ir con mochila. Esta opción nos da más libertad y opciones de improvisación pero, claro está, también tiene sus desventajas a veces. Desde esta web siempre hemos hablado de lo que nos gustan los viajes largos e improvisados, conocéis nuestro amor por la naturaleza que nos lleva a hacer algún trekking de vez en cuando y, además, sabéis que no somos mucho de estar en grandes ciudades. De ahí que prefiramos la mochila.

¿Mejor mochila que maleta? ¡Vamos allá!
¿Mejor mochila que maleta? ¡Vamos allá!

En un viaje largo los planes pueden cambiar fácilmente o, simplemente, puede que no tengas planes y desconozcas dónde vas a acabar. Si es así, piensa que no sabes lo que te vas a encontrar, y en los lugares en los que las infraestructuras brillan por su ausencia siempre va a ser más cómodo cargarte la mochila al hombro que levantar el peso de una maleta que aunque tenga ruedas, quizás no hay superficie en la que hacerlas rodar. Recuerda que el asfalto no recubre toda la superficie terrestre.

Viaja con mochila cuando…

A continuación vamos a enumerar las circunstancias en las que nos parece muchísimo más cómodo viajar con mochila:

1. Si tienes pensado hacer un trekking en algún momento del viaje o crees que puede ser una opción. Es posible que sean excursiones cortas en las que no tengas que cargar la mochila durante el día, pero a veces esas excursiones empiezan desde campamentos que ya están en la selva. Un ejemplo es el campamento del Uncle Tam, en Borneo, que se encuentra en la jungla y hay que llegar allí con el equipaje después de varias horas en barca.

Cabaña en Uncle Tam
Cabaña en Uncle Tam

En los trekkings largos vas a tener que cargar con tus pertenencias durante largas jornadas, aquí la maleta ni si quiera es una opción, claro…

En el trekking del Markha Valley (Ladakh, India)
En el trekking del Markha Valley (Ladakh, India)

2. Islas y playas remotas. En las pequeñas islas no existen las mismas infraestructuras que en una grande y turística. Para acceder a algunas playas o islas (como la de Koh Lipe) hay que ir cambiando de barca moviendo el equipaje en varias ocasiones. A veces incluso hay que saltar de la embarcación al agua antes de que llegue a la costa y cargar la mochila hasta alcanzar la arena.

En otras, los paseos marítimos son inexistentes y ese alojamiento de cabañas que quieres encontrar está a la otra punta de una playa en la que no hay nada sobre lo que arrastrar la maleta. En todos esos casos es siempre mucho más cómodo colocarse la mochila en la espalda.

De camino a una barca rumbo al P.N Bako (Malasia)
De camino a una barca rumbo al P.N Bako (Malasia)

3. Destinos remotos. En muchos pueblos pequeños y aldeas del sudeste asiático ni siquiera hay asfalto. Las calles son de tierra, no hay aceras y hay mucho tráfico. Como puedes imaginar, en todos estos sitios es mucho más fácil caminar con mochila que con maleta, sobretodo si no tienes alojamiento reservado y tienes que andar un rato.

Saliendo de Vieng Phouka (Laos)
Saliendo de Vieng Phouka (Laos)

4. El tipo de alojamiento. Una homestay en una aldea, una humilde cabaña en la playa, un bed and breakfast en un pueblecito… Son lugares en los que no suele haber ascensores ni escaleras mecánicas.

Las cabañas del North Beach en Koh Phangan (Tailandia)
Las cabañas del North Beach en Koh Phangan (Tailandia)
Nuestra cabaña en Mayas native garden de Moalboal (Filipinas)
Nuestra cabaña en Mayas native garden de Moalboal (Filipinas)
Tienda de campaña en el río Tsiribihina (MAdagascar)
Tienda de campaña en el río Tsiribihina (MAdagascar)

5. Los monzones. En época de monzones en Asia llueve con ganas. Es verdad que muchas veces estas tormentas son bastante cortas y en cuestión de minutos vuelve a salir el sol, pero basta con que tengas que moverte de un lugar a otro justo en ese momento para que se moje todo tu equipaje. Si llevas una mochila, un poncho que te cubra a ti y a tu equipaje será suficiente.

En cambio, si llevas una maleta va a ser más complicado cubrirte a ti y el bulto a la vez. Por no hablar de cómo queda todo después de las lluvias. En los pequeños pueblos las calles están llenas de agujeros que se llenan de agua creando charcos inmensos.

La jorobada del trekking de Kalaw
La jorobada del trekking de Kalaw

Y en Bangkok en alguna ocasión hemos andado por Rambutri con el agua hasta las rodillas.

Parece que llueve en Bangkok...
Parece que llueve en Bangkok…

6. El transporte: En un tuk-tuk, en una barquita, una furgoneta pública tipo Jeepney en Filipinas o pouse pousse en Madagascar, en todos esos medios de transporte es mucho más fácil meter una mochila que se amolda más a los espacios pequeños.

Furgo-bus en Moramanga (Madagascar)
Furgo-bus en Moramanga (Madagascar)

¿Y si se te plantea la ocasión de hacer una ruta en moto?

En moto por Laos
En moto por Laos

En conclusión, las ventajas de la mochila en estos casos son básicamente la comodidad y la libertad de movimiento. Pero recuerda, para ello debes llevar una mochila ligera, porque si te cargas 70 litros a la espalda, se acabó la comodidad y en una semana querrás deshacerte de ella…

Con maleta cuando…

¿Nunca usáis maleta? Pues sí, claro. Si vamos a estar en una ciudad y si no nos vamos a mover demasiado usamos maleta.

Si te vas a mover muy poco o nada. Si el destino es fijo y no vas a ir andando de un sitio para otro, quizás es mejor llevar una maleta en la que probablemente puedas organizar tus pertenencias mejor.

Si el viaje es cerrado y no hay lugar para la improvisación. Si sabes de antemano por donde te vas a mover y que la maleta no va a ser un problema.

Si vas a estar siempre en ciudades. Un viaje que solo incluya ciudades en las que, normalmente, hay transporte público en el que la maleta no supone ningún obstáculo.

¿Y tú, viajas «conmochila» o con maleta?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend