Conmochila.com

Battambang con mochila, templos, ruinas y tren de bambú

Preparados para iniciar la marcha
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Al noroeste de Camboya y atravesada por el río Stoen Sangke se encuentra Battambang, un núcleo urbano rodeado de campo pero repleto de cultura. Pese a ser la segunda ciudad de Camboya, conserva el espíritu de un pueblo y el turismo, aunque incesante, dista mucho de las aglomeraciones de su vecina Siem Reap. Se ha convertido en un destino popular entre los viajeros por los templos, factorías y ruinas que hay en sus alrededores, pero si hay algo que a nosotros nos llamó la atención es la cercanía con el famoso tren de bambú.

Nombrada por la Unesco como Ciudad de las artes escénicas por sus edificios antiguos jemeres, tailandeses y coloniales, Battambang es el lugar perfecto en el que pasar un par de días relajado antes o después de visitar los abarrotados templos de Angkor. A continuación os mostramos unas cuantas actividades que se pueden realizar por sus alrededores.

Visado CAMBOYA / Visa CamboyaRecuerda mirar cómo conseguir el visado Camboya y dar un ojo a IATI seguros si deseas viajar tranquilo.

Bienvenidos a Battambang
Bienvenidos a Battambang

¿Qué ver o hacer en Battambang?

El famoso tren de bambú de Battambang o “norry”

Estos trenes de Battambang, conocidos en Camboya como norries, son plataformas de madera o bambú con ruedas que se adaptan a las vías del tren y que se han usado durante años para transportar a gente y mercancía como alternativa a una red ferroviaria que funcionaba de forma lenta e irregular. Se propulsan con un motor y pueden alcanzar los 40 kilómetros por hora, y teniendo en cuenta lo destartaladas que están las vías, es una velocidad bastante atrevida. Os reiréis, pero montando en aquel ingenioso vehículo yo eché un poco de menos un casco…

Hoy, este tramo de vías del tren se usa como atracción turística y transporta a la gente que solamente busca probar la experiencia. El tren de bambú de Battambang recorre unos cuantos kilómetros y al final del trayecto hay, como no, tiendas en las que comprar refrescos o souvenirs y un montón de niños insistentes intentando vender pulseras. El precio del ticket incluye el viaje de vuelta a la misma estación en la que está esperando el conductor de tuk-tuk.

El famoso tren de bambú de Battambang
El famoso tren de bambú de Battambang
Preparados para iniciar la marcha
Preparados para iniciar la marcha
Final del trayecto al lado de unas tiendas
Final del trayecto al lado de unas tiendas

Debido a que solo hay una vía, cuando dos plataformas se cruzan la que lleva menos mercancía (en este caso menos pasajeros) se debe desmontar y ceder el paso a la otra. Es sorprendentemente rápido aunque algo patoso cuando te cruzas varias veces con vagones que vienen de frente y siempre le toca al tuyo desarmar.

Desmontando el tren de bambú
Desmontando el tren de bambú

Wat Ek Phnom

Las ruinas del templo hindú / budista de Wat Ek Phnom, situado a 13km de Battambang, fueron parte de Angkor. Se construyó bajo el reinado del rey Suryavarman I y, pese a estar casi completamente derruido, conserva algunas paredes y pasillos y se pueden observar detalles en su interior; esos sí, si te lo permite la colonia de gatos que habita la zona…

Las ruinas de Wat Ek Phnom
Las ruinas de Wat Ek Phnom
Otra imagen de las ruinas
Otra imagen de las ruinas
Los inquilinos de la zona
Los inquilinos de la zona

En el mismo recinto hay  un templo y una enorme estatua blanca de Buda en cuyas faldas hay una especie de pequeño museo.

La inmensa imagen de Buda
La inmensa imagen de Buda
Detalle del interior
Detalle del interior

Industria local de Battambang

Es típico que las excursiones de un día que se realizan por los alrededores de Battambang incluyan la visita a alguna factoría. Las que nosotros pudimos ver, que no eran más que humildes casas adaptadas a la producción, eran de productos hechos con arroz: papel (como el de los rollitos de primavera) y un licor que a Juanlu y Toni les encantó.

Haciendo el papel de arroz que envuelve los rollitos
Haciendo el papel de arroz que envuelve los rollitos
Dejándolos secar
Dejándolos secar
Alambiques para hacer licor de arroz
Alambiques para hacer licor de arroz

Entre visita y visita pudimos probar un dulce típico con arroz glutinoso (como no) y habas negras introducidas en una caña de bambú. Reconozco que lo probé sin muchas expectativas, pero tenía muy buen sabor.

El arroz cociéndose dentro del bambú
El arroz cociéndose dentro del bambú
Probándolo una vez abierto
Probándolo una vez abierto

Wat Samrong Knong: Monumento en memoria de las víctimas de los jemeres rojos

La historia más reciente de Camboya está escrita en cada rincón del país en forma de campos de exterminio, museos de los horrores y monumentos en memoria de todas las víctimas del genocidio llevado a cabo por los jemeres rojos. Este gráfico monumento de Battambang, lleno de cráneos que muy probablemente encontraron en cualquier fosa común, sirve como recordatorio, y además los bajorrelieves que los rodean representan de una forma muy explícita las atrocidades y torturas que fueron capaces de perpetuar.

El monumento de Wat Samrong Knong
El monumento de Wat Samrong Knong
Detalle de uno de sus grabados

Khor Song ancient house

En esta antigua casa de teca elevada, un señor muy mayor que dijo ser el actual propietario nos mostró su interior y nos contó media vida de su familia. Historias a parte, es una visita curiosa, muy parecida eso sí a un museo de antigüedades. Al menos en el interior de aquella casa de paredes y techo alto se estaba mucho más fresco que en el exterior.

La casa antigua Khor Song en Battambang
La casa antigua Khor Song en Battambang
Detalle del interior de la casa
Detalle del interior de la casa
Otro detalle del interior
Otro detalle del interior
Unos billetes de la época colonial
Unos billetes de la época colonial

Murciélagos de la fruta

¿Habéis visto alguna vez un zorro volador? Estos murciélagos de cara adorable se pueden ver en enormes bandadas muy cerca de Battambang. Es fácil encontrarlos colgando boca abajo en compañía de muchísimos ejemplares más. Tantos, que ir a verlos se ha convertido en una actividad turística más de la zona y los conductores de tuk tuk os llevarán hasta allí y os los señalarán encantados como si de exploradores se trataran.

Los zorros voladores colgando del árbol
Los zorros voladores colgando del árbol
Y en pleno vuelo
Y en pleno vuelo

Datos prácticos de Battambang:

Cómo llegar

  • En autobús o minivan desde Phnom Penh, Siem Reap o Kompong Chnang.
  • También se puede llegar en barco cuando el nivel del agua lo permite, pero en época seca no suele ser posible.

Dónde dormir

Nosotros tuvimos la suerte de encontrar una buena oferta en un hotelito que, aunque todavía estaba en construcción o en reformas cuando nosotros fuimos (de ahí seguramente el reducido precio) y estaba un poco alejado del centro, tiene unas habitaciones extremadamente espaciosas y una piscina en la que refrescarse después de una calurosa jornada de excursión. El hotel en cuestión se llama Ramchang guesthouse.

Localización

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.