Lo mejor de Malasia después de 3 meses de viaje por este país

Intentar resumir 81 días de viaje por Malasia no es empresa fácil. Mucho menos elegir, de entre tantas cosas que nos han maravillado, solo unas cuantas para recomendar. Pero es que han sido tres meses llenos de experiencias, visitas, conociendo gente y probando platos de comida, que los recuerdos se amontonan en mi memoria pidiendo a gritos ser ellos los que aparezcan en la siguiente lista. Lo mejor de Malasia, o lo que más nos ha gustado, es un artículo en el que vamos a intentar plasmar lo que más hemos disfrutado del país o lo que no nos hubiese gustado perdernos en un viaje de menos días. Entendemos que no todo el mundo dispone de tanto tiempo para viajar, y que todos queremos aprovechar nuestro tiempo al máximo, así que, a continuación nuestra selección:

Parques nacionales

A pesar de la constante amenaza de las plantaciones de palma que siguen al acecho tanto en Malasia como en Indonesia, todavía quedan espacios protegidos en los que disfrutar de la naturaleza en estado puro, pese que en alguna ocasiones sean ínfimos reductos que nos lleven a reflexionar acerca de lo dañina que es nuestra especie para el planeta. Sin embargo, de los que hemos visitado dos son los finalistas y uno solo el campeón.

Nuestro finalista es el Parque Nacional Taman Negara, la selva tropical más antigua del planeta con 130 millones de años de existencia y situado en el corazón de la Malasia peninsular. Pese a que ver animales es bastante improbable, la diversidad de la vegetación y el tamaño de los árboles consiguieron mantenernos atentos durante los dos días que duró la excursión en la que navegamos por el caudaloso río Sungai Temeling, vimos la jungla desde las alturas en el Canopy Walk y dormimos en una enorme cueva repleta de murciélagos.

En el Canopy Walk
En el Canopy Walk de Taman Negara

Sin embargo Bako se lleva la palma (vaya, que inoportuna expresión…), pues sus varios caminos para escoger, los paisajes, la proximidad al mar y la alta probabilidad de ver animales lo han convertido en nuestro campeón. Sin embargo este parque está situado al sur de la provincia de Sarawak, Borneo, y hay que desplazarse hasta la isla para tener la oportunidad de observar a los tan famosos en el lugar, monos narigudos. Nosotros decidimos pasar una noche en el campamento del parque e incluso tuvimos alguna visita nocturna de parte de un curioso y hambriento facóquero.

Espectaculares vistas de una playa virgen en Bako
Espectaculares vistas de una playa virgen en Bako

Playas

Lo bueno de las playas de Malasia es que, aunque algunas zonas ya empiezan a estar adulteradas, en comparación a su vecina Tailandia son mucho más tranquilas, bastante menos frecuentadas e igual de espectaculares. Un fondo marino de infarto y aguas cristalinas en las que hacer snorkel o bucear hasta agotarse, y arena clara sin decenas de chiringuitos con su ruidosa música en las que descansar, son sus mejores cualidades. Nosotros no quisimos que nos lo contaran y decidimos visitar tres de sus islas.

La popular Pulau Perhentian Kecil fue la primera que visitamos y donde, aislados del resto de la isla en el hostal D’lagoon en una pequeña playita, pasamos una semana muy tranquila.

La playa Eva&Adan en Perhentians
La playa Eva&Adan en Perhentians

Otra de las más famosas es Pulau Tioman, cuya playa ABC nos dejó bastante indiferentes pero nos supo sorprender con un fondo marino inigualable y una visibilidad como nunca antes habíamos podido apreciar. No en vano, fue el primer sitio donde hemos tenido un encuentro con una tortuga marina. Las puestas de sol fueron de lo mejorcito.

Una de las bonitas puestas de sol
Una de las bonitas puestas de sol en Tioman

La última de la que os queremos hablar no tiene nada y lo tiene todo. Pulau Kapas, una pequeña isla visible desde Marang y de una extensión de no más de un par de kilómetros y medio, no tiene apenas hostales, ni ruidosos bares, ni caminos, ni motos. Por no tener no tiene ni macacos, ¿podéis creerlo? Pero tiene todo lo que necesitábamos en el momento en que llegamos allí: un ambiente especial, gente maravillosa, playas vacías (siempre que no haya alguna fiesta en Malasia…) y tranquilidad.

Toda la playa para nosotros
Toda la playa para nosotros, en Kapas

La comida de Malasia

Este apartado merece un artículo aparte, pero de momento os diremos que en Malasia es difícil aburrirse de comer siempre lo mismo. Empezando por la comida propia malaya, cuyos platos de Mee (noodles) y Nasi (arroz) de diferentes preparaciones, el laksa y los rotis os pueden tener varios días probando cosas nuevas. Y para cambiar de vez en cuando siempre tendremos algún restuarante chino cerca o algún maravilloso indio… ¡Qué hambre me ha entrado de repente! Échale un vistazo a nuestro apartado sobre comida en Malasia.

La omnipresente comida en Malasia
La omnipresente comida en Malasia

Ciudades

De la multicultural Georgetown ya os hemos hablado anteriormente, ciudad que nos hizo una perfecta introducción a lo que nos íbamos a encontrar durante nuestro viaje. Otra de las que guardamos también un bonito recuerdo y que nos sorprendió gratamente pues no esperábamos nada de ella fue Kuala Terengganu. En esta pequeña ciudad, además de ver la asombrosa mezquita de cristal podemos amenizar un agradable paseo viendo el abundante street art de sus calles y terminarlo en el barrio chino comiendo o tomando una fresca cerveza.

La auténtica ciudad de Georgetown
La auténtica ciudad de Georgetown

Otra ciudad, a la que le dedicamos casi una semana entera fue Kuching, capital de la provincia de Sarawak. Además de ofrecer muchas cosas como un paseo por el río, un barrio chino y un indio y ¡un museo del gato! sirve como punto de partida para acercarse a lugares como el parque nacional de Bako o el Wildlife Rehabilitation Centre de Semengoh, donde probar suerte e intentar ver algún orangután rescatado.

El museo del gato de Kuching
El museo del gato de Kuching

Paseo fluvial

Navegar por el río Batang Rejang es una de las cosas más auténticas que hemos hecho durante este viaje. La travesía empezó en Sibu y terminó en Belaga pasando por Kapit. Cuatro días en los que pasamos muchas horas en el pequeño ferri, nos adentramos en la provincia de Sarawak para conocer las famosas longhouses en las que siguen viviendo las tribus de la zona y donde no vimos a ningún turista más aparte de nosotros.

El río Batang Rejang
El río Batang Rejang

Campamento “Uncle Tan»

Nos hizo verdadera ilusión poder realizar esta actividad, al norte de la provincia de Sabah, en Borneo. Tras una hora navegando por el río Kinabatangan llegamos al campamento del Tío Tan cuyas habitaciones eran poco más que una cama y una mosquitera pero cuyas actividades nos tuvieron dos días enteros de lo más entretenidos. Hicimos varios paseos por el río en los que vimos muchos animales como proboscis y gibones y además dimos un par de instructivos paseos por la selva en las que aprendimos técnicas de supervivencia y las propiedades de algunas plantas autóctonas.

De travesía por el río Kinabatangan
De travesía por el río Kinabatangan

Torres petronas

Siendo sinceros nuestro paso por Kuala Lumpur transcurrió sin pena ni gloria las dos ocasiones que pisamos la ciudad, pero la visita obligatoria a las Torres Petronas la hicimos y no nos defraudó, son espectaculares. De día o de noche, desde abajo o desde un mirador, pero en nuestro paso por la capital no puede faltar una foto tan emblemática, ¿verdad?

Las famosas torres Petronas
Las famosas torres Petronas

Animales

Como no podía ser de otro modo, estos dos amantes empedernidos de los animales os animan a descubrir la fauna de Malasia, tanto en la parte peninsular como en Borneo. Observar a los animales en su hábitat, muchos de ellos endémicos de la zona, ha sido de lo más emocionante del viaje. Todavía recuerdo como se me humedecieron lo ojos al ver aparecer a un orangután en el centro de rehabilitación de Semengoh o como aluciné mirando a los bebés en el de Sepilok agradeciendo a estos centros la gran labor que están haciendo por la especie. Aquí te dejamos el enlace al artículo en el que hablamos de estos centros de rehabilitación de orangutanes.

Los narigudos son sin duda unos de los monos más peculiares con los que nos hemos podido cruzar, los descubrimos en el parque nacional de Bako, los volvimos a ver en Bandar Seri Begawan (Brunei), y nos cansamos de ver ejemplares mientras navegábamos por el río Kinabatangan.

Ver cantar y saltar a los gibones fue toda una experiencia. Una verdadera lástima fue no llegar a ver ningún elefante pigmeo (buen motivo para volver a Borneo), aunque ver una tortuga marina en Tioman haciendo snorkel casi me paró la respiración, y ver a otra poniendo huevos en Kapas fue el punto y final a un viaje de lo más animal.

¡¡Orangutanes!!
¡¡Orangutanes!!

La gente

Aunque seamos unos repetitivos, siempre decimos lo mismo pero de verdad, preguntadle a alguien que haya estado en Malasia cual ha sido su experiencia con la gente, mucho nos extrañaría que la respuesta fuese negativa. La imagen que nos ha dado todo el mundo con el que nos hemos cruzado, hemos compartido horas de autobús, nos ha atendido en los restaurantes o nos ha tenido de inquilino es de personas alegres y de trato muy agradable. Tanto, que en nuestros próximos planes puede que entre Malasia como destino en el que hacer alguna cosa más que viajar…

Disfrutando de la buena compañía
Disfrutando de la buena compañía

Si estás planificando tu viaje por Malasia esperamos servirte de ayuda, y si ya has estado ¡cuéntanos cuáles son tus favoritos!

700 467 Carme
2 comentarios
  • Hola, estaba pensando en viajar a malasia 15 dias: hacer kuala lumpur,cameron, georgetown,alguna islita e ir a borneo 3-4 dias a kuching..creeis que puedo encajarlo todo eso en esos 15 dias? Otra duda es si malasia tiene naturaleza por todas partes o sufre una importante deforestacion que le quite exotismo? Gracias, saludos!

Dejar una Respuesta

Preferencias de privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Vale la pena señalar que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que podemos ofrecer.

Click to enable/disable Google Analytics tracking code.
Click to enable/disable Google Fonts.
Click to enable/disable Google Maps.
Click to enable/disable video embeds.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información 'aquí'
[cookie_settings margin="0px 5px 0px 0px"][cookie_accept_all]