Un vistazo a las enmarañadas callejuelas de Old Delhi, India

Nos adentramos en Old Delhi
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de 5)
loadingCargando…

Si hay algo que nos gusta cuando hacemos un viaje de mochileros por cualquier país es meternos de lleno en las zonas de más movimiento de las ciudades. En nuestro viaje a India, sin duda alguna, Old Delhi se convirtió en el primero de estos lugares. El bullicio puro y duro…

Para llegar ya podemos decir que es un reto, porque vengas de donde vengas deberás coger algún rickshaw que te deje a la altura del Fuerte Rojo o alguna zona próxima. Y digo que es un reto porque aquí comienzan las negociaciones. Hay quien te pide 120 rupias, hay quien te pide 80, otro 90… Al final es ¿cuánto queremos pagar? Márcate un precio razonable y a partir de ahí ten paciencia, al final uno u otro te llevará. Por 60 rupias puedes ir desde Connaught Place perfectamente.

De camino a Old Delhi
De camino a Old Delhi

Graciosas las niñas cruzando la calle para ir (o volver) del cole en uno de los momentos más peligrosos que deben tener al día, porque cruzar las calles que llevan a Old Delhi repletos de coches, richshaws, autobuses, camiones, autorickshaws, bicicletas, motos, etc, etc… ya es toda una aventura. Una vez en las callejuelas de la vieja ciudad la cosa ya cambia, entramos en terreno “camina por donde puedas”.

Nos adentramos en Old Delhi
Nos adentramos en Old Delhi
¿Por dónde pasamos? ¿Te mueves tú o lo hago yo?
¿Por dónde pasamos? ¿Te mueves tú o lo hago yo?

Pero no todo es tan asfixiante, siempre encuentras calles donde el tránsito es menor, y donde pasear y disfrutar del bullicio es de lo mejor que puedes hacer para ir acostumbrándote a lo que es India: bullicio!

¿Quién dijo que no hay espacios?
¿Quién dijo que no hay espacios?

De vez en cuando llegas a una especie de lugares cubiertos, como un pasaje, donde la gente continúa su trabajo mientras un guiri con una cámara hace fotos. Un país tan diferente al nuestro hace que te atraiga casi todas las escenas cotidianas, una mezcla de colores, formas y detalles difícil de encontrar cerca de tu casa.

Pequeño callejón cubierto
Pequeño callejón cubierto

Y si algo tiene en común India y otros países son los puestos callejeros, un abanico de sabores y olores que muestran la cocina local “sin adornos”. Debido a las condiciones higiénicas y en mayor parte por el uso de agua no tan apta para el consumo como en otros países, hay que ir con cuidado en estos puestos. Según veas el lugar donde se cocina o se mantienen los alimentos, y según el grado de popularidad que tenga entre los locales, escoger uno u otro para dar un bocado te puede librar o no de una diarrea en toda regla. Para no irte sin probar uno de estos puestos callejeros nada mejor que pedirte un Chai, el delicioso té con leche y especias que al estar hervido te protegerá de la mayor parte de bacterias.

A punto de preparar el delicioso Masala Chai
A punto de preparar el delicioso Masala Chai

Y saliendo de Old Delhi nada mejor que girar la vista atrás y despedirse de los callejones con un “hasta la próxima”.

Adiós Old Delhi
Adiós Old Delhi
4 Comentarios
  1. seguidor dice

    Me recuerda a las callejuelas de Marrakech, donde realmente me sentí acosado y algo violentado. ¿Es así en India?

    1. carme dice

      En India te sientes observado constantemente…

  2. admin dice

    Cadiretes poques!! jejejejej

  3. Pirata dice

    El "Chai" se'l prendrieu drets, clar, no veig ninguna cadireta ni res per l'estil.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

VISADO VIETNAM Y SEGURO DE VIAJE
Recuerda que te hará falta el visado de India para viajar por este país
TRAMITAR VISADO INDIA
close-image

Send this to a friend