Conmochila.com

¿Preparando tu primer viaje a India? Resolvemos tus dudas y miedos

Bienvenido a India
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
2 683

¿Tienes miedo de viajar a India por tu cuenta? ¿Quizá un poco de respeto? Cuando nos planteamos visitar un país tan sumamente extenso, de enorme diversidad cultural y religiosa, con una población de mil doscientos cincuenta y dos millones de personas, y un goteo de “malas noticias” que suelen aparecer en los medios de vez en cuando, es lógico y normal que surjan gran cantidad de dudas o temores y que terminemos pensando que el próximo viaje a India será una ginkana en vez de una experiencia inolvidable. Y remarco lo de inolvidable porque ya te adelanto yo que rara vez olvidas un viaje al subcontinente indio, tanto si es para bien como si lo es para mal.

Hace tiempo que suelo reservarme la opinión más personal para mi vida privada (si me la piden), aunque de vez en cuando dejo caer algo en la sección “Reflexiones viajeras“, consciente de que cada persona es un mundo y que cuando viajamos interpretamos nuestras vivencias según nuestra manera de ser. De hecho en gran parte de los artículos que publicamos, pese a tener nuestro sello, solemos exponer toda la información recopilada de los países que visitamos de forma objetiva, intentando no sugestionar al viajero, y luego que cada uno experimente y saque sus propias conclusiones cuando lo visite (a excepción de los diarios de viaje, que son la parte más personal del blog, y de los artículos de turismo responsable, en los que damos claramente nuestra opinión).

Bienvenido a India
Bienvenido a India

Pero la controversia que he detectado en algunas conversaciones entre viajeros que han viajado por India (algunos con muy buenas experiencias y otros con historias que prefieren olvidar), junto con la “experiencia” que cuentan algunos bloggers de viaje que, o bien han pasado unos pocos días en un blogtrip por una zona de India o han realizado una visita rápida a este país de tan solo unas pocas semanas (a veces días), ha creado una imagen que quizá no se ajuste, bajo mi punto de vista y pienso que por el escaso tiempo dedicado, con la realidad de un país que puede ser completamente diferente simplemente dependiendo de la región en la que te encuentres. Y si algo he aprendido durante estos años viajando es que cuanto más tiempo paso en un país, y más veces vuelvo a él, más me doy cuenta de todo lo que todavía me queda por conocer para formarme una opinión mínimamente acertada. Y aunque tendría que hacer muchos viajes más para realmente conocer India (como Nando Baba y sus 13 años por ella), puedo aportar mi granito de arena al asunto después de las veces que la he pisado y el tiempo que le he dedicado. A la pregunta “¿me recomiendas viajar a India?“que nos hacen a veces los lectores, voy a darte una respuesta sobre mi país predilecto por muchos motivos.

Cómo saber cual es el mejor momento para viajar a India

Si vas a ir con un grupo organizado o en algún blogtrip quizá todo esto te sirva bien poco porque estarás más aislado de la “India real”, pero si tu idea es emprender un viaje a India de mochilero, del tipo “yo me lo guiso yo me lo como” como nosotros y trazando tu propio camino, sería conveniente que te hicieras algunas preguntas que te ayuden a comprobar si realmente ha llegado tu momento de viajar por un país único y auténtico (y peculiar) totalmente diferente a otros países de Asia.

¿Cuantos viajes de mochilero has realizado anteriormente?

Si ya has estado viajando de mochilero con anterioridad por otros países del sudeste asiático tu entrada a India no será tan “traumática”. He conocido historias del tipo llegar a Delhi por primera vez, no salir del hotel en 2 días y coger un vuelo de vuelta. Aunque no suele ser habitual este tipo de situaciones mi recomendación es haber hecho al menos un par de viajes por países como Camboya o Myanmar, menos desarrollados quizá que Malasia o Tailandia (por ejemplo), para que una forma de vida más precaria no te impacte hasta el punto de incomodarte (no me malinterpretes, pero es que hay gente incapaz de soportarlo) y tener un inicio de viaje por India un poco más suave. También me he topado con algunos viajeros que han empezado un viaje largo por Asia precisamente por India, y si bien es cierto que el choque inicial fue tremendo, finalmente se acostumbraron (y el resto del viaje les pareció un paseo en lancha).

Una calle de Phnom Penn
Una calle de Phnom Penn

¿Cómo llevas el contacto con la gente?

Con una población tan brutal en cuanto a número de personas, tendrás que hacerte a la idea de que muy solo no te vas a sentir en India. Si eres de los que se agobia al estar rodeado de mucha gente, pero mucha, estaría bien que al menos lo tuvieras en cuenta, pues te puedo asegurar que la cantidad de personas por metro cuadrado que puedes encontrar en cualquier ciudad de India es inimaginable.

Ahora hay que añadirle el carácter indio, que no destaca precisamente por ser muy pudoroso, así que deberás prepararte para recibir miradas de larga duración que incomodan a más de uno. Lo del espacio vital es algo que brilla por su ausencia en India; mientras vas caminando tira que te va, pero a la que paras por el motivo que sea vas a ser el centro de atención y raro será que no termines rodeado de “curiosos” a un palmo de tus narices. Y no digamos en un vagón de tren… te sentirás como el protagonista de una película.

Centro de atención en Mysore
Centro de atención en Mysore

Mención a parte es la cantidad de sonidos que puede llegar a expeler un indio por todos los orificios de su cuerpo: eruptos, pedos, escupitajos, mocos… Que haya un extranjero delante no será impedimento para que muchos locales sigan con sus hábitos, digamos, tan peculiares.

¿Eres muy escrupuloso con la limpieza?

Si bien es cierto que existen zonas limpias y tampoco podemos generalizar, raro es pasear por las calles de cualquier ciudad de India sin tener que esquivar toda clase de deshechos. Y no solo de basura que generamos los humanos, sino que además hay que sumarle una cantidad bastante considerable de excrementos de vaca por doquier. Mención a parte tienen las vías del tren, donde puedes comprobar a ambos lados la cantidad de sobras que se echan por la ventana sin el menor miramiento. Recuerdo buscar una papelera entre dos vagones para tirar los restos de un bidi y escuchar a un hombre decir “aquí tienes la papelera más grande de India” mientras me señalaba la ventana del tren con aspecto risueño.

Una calle de Varanasi
Una calle de Varanasi

Por otro lado, los niveles de polución de muchas ciudades y la sensación de suciedad constante hacen que la ruta por India sea siempre, hasta que te acostumbres (si lo haces), dura.

¿Te consideras una persona aprensiva?

Pese a ser una de las primeras potencias a nivel mundial, India tiene un alto porcentaje de gente pobre que vive en la calle y muchas de estas personas suelen ser niños. Es tremendamente desolador ver a los niños mendigar por las calles, sucios y sin tener casi nada que ponerse a la boca. Estas situaciones te rompen el corazón y si eres sensible terminarán afectándote. Recuerda que la mejor forma de ayudarles es colaborar con alguna ONG de confianza que actúe a nivel local (como es el caso de Naya Nagar).

Niños de la calle en India
Niños de la calle en India

Otras situaciones que pueden herir tu sensibilidad son la presencia de gente que literalmente espera su muerte en ciudades sagradas como Varanasi, así como las posteriores cremaciones a ojos de todo el mundo en el río Ganges.

¿Cuánto tiempo sería recomendable dedicarle a India?

Antes de que empiecen a volar hostias como panes, porque me las veo venir, en este apartado no quiero criticar el tiempo del que cada uno dispone para viajar, pero habrá que ir nombrando las cosas por su nombre y aceptar que pasar 2, 3 o 4 semanas por un país como India es muy poco para llegar a conocer solo la punta del iceberg. ¿Te imaginas viajar por España durante una semana y creer que conoces el país? Pues eso.

Si dispones de menos de un mes lo vas a pasar genial en India, no te voy a decir lo contrario, porque vas a poder ver un montón de lugares y llevarte tu primera impresión del país. Puedes descargarte gratis nuestro libro “India con mochila” y leer nuestra primera experiencia en India durante 3 semanas.

Ahora bien, si deseas realmente vivir la experiencia de viajar por India, con todo lo que conlleva, mi recomendación es que le dediques al menos 3-4 meses. India es el país perfecto para hacer un gran viaje y durante ese tiempo llegarás a profundizar en un país que tiene mucho que ofrecer (para hacerte una idea puedes darle un ojo al itinerario que hicimos durante 4 meses). A partir de ahí, todo el tiempo de más que quieras dedicarle y las veces que repitas ayudará a disfrutar India de una forma enfermiza.

¿Qué significa la “experiencia de viajar por India” de la que hablas?

Nunca he pesando que un viaje a India sea del tipo “vacaciones”, sino más bien una experiencia viajando. En India notas el movimiento, notas que recorres el país, lo sientes bajo tus pies. Ir de un lugar a otro, aunque sea en tren, en bus o rickshaw, es una aventura llena de experiencias, desde negociar precios, merodear por las estaciones de tren con todo lo que se mueve allí o descubrir toda la vida que existe en sus vagones durante los trayectos de infinitas horas.

India es un país donde al recorrer sus ciudades, sus calles o sus mercados, recibes millones de estímulos por los cinco sentidos, algo que consigue tenerte metido de lleno en el país. Y eso tu cuerpo y mente lo nota.

Viajando por India durante bastante tiempo, con el paso de las semanas, empiezas a asimilar toda esa cantidad de estímulos y lo que en un principio te hacían alucinar en colores van pareciéndote más “normales”, con menos impacto hacia ti, y llega el punto en que sientes encajar en el ritmo de vida del país. Es precisamente ahí cuando comienzas a conocer y entender India, con lo bueno y lo malo, y lo que era una sorpresa e impacto inicial se trasforma en una sensación placentera, de conexión total. Y entonces “ya la has cagado”… porque poca gente conozco que haya pasado unos cuantos meses en este país y no se haya enamorado. La prueba es la de veces que solemos repetir los que caímos en sus redes… Nunca te cansas de volver, volver y volver. Como para realizar un proyecto fotográfico llamado “Sapta Puri”.

El hombre que hacía el chai en Varanasi cada mañana al amanecer
El hombre que hacía el chai en Varanasi cada mañana al amanecer
Disfrutando del chai con otro cliente
Disfrutando del chai con otro cliente
Un pequeño detalle por "soportarme" a diario :-)
Un pequeño detalle por “soportarme” a diario :-)
NOTA: ¿Te vas de viaje? Recuerda que puedes conseguir un 5% de descuento en IATI seguros de viaje solo por ser lector de conmochila. Haz click en el link anterior donde te explicamos cómo obtenerlo.
2 Comentarios
  1. Merce dice

    Hola, espero que sobretodo no se me malinterprete.personalmente no entiendo a esas personas, que sabiendo más o menos lo que és India puedan experimentar tal sensación como para irse.De igual manera no comprendo como miden las sensaciones o los momentos como para que no puedan resistirlo.Yo tengo que ser de otro planeta porque justo busco el impacto más radical a lo que yo vivo en mi país. Para eso que vayan a Suiza o la Bretaña Francesa.No hay que ser muy inteligente para saber que clase de país és India.Y por último no me sorprendió la primera vez que fuí, puesto que sabía dónde iba entre otras cosas .

    1. carme dice

      Hola Merce,

      Bueno, la sensibilidad y la forma de reaccionar de cada uno es diferente. Entiendo lo que dices, a nosotros el impacto de India tampoco nos pareció como para pillar un avión y volver a casa, pero la capacidad de adaptación hay que trabajarla y no tiene la misma. Quizás esos cuya única solución fue huir lo que no habían hecho fue informarse un poco antes de llegar al país, de ahí nuestro artículo. Tranquila, tu comentario no se malinterpreta, además este es un espacio para opinar :) Un saludo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.