1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

No tiene tanta fama como su vecina en el norte, Tailandia, ni posee tantas islas como Filipinas. Tampoco está tan de moda como Vietnam, pero la verdad es que Malasia es un país que, desde que lo pisamos por primera vez (y luego le han seguido muchas otras visitas), nunca hemos dejado de recomendar.

Y es que Malasia tiene una rica gastrono… ¡digo cultura! Malayos, chinos e indios conviven en cada rincón de un país en el que, estés donde estés, encontrarás algo que hacer, visitar, recorrer o comer.

Hay playa para los que quieren ponerse morenos, fondos marinos increíbles para los que quieren bucear, jungla para los que buscan aventuras y urbes auténticas para los que prefieren ciudad. Como ves hay para todos los gustos y, si estás indeciso acerca de la ruta, puedes consultar los itinerarios por Malasia de nuestros lectores. Nosotros de momento te contamos cuales son nuestros favoritos.

Qué ver en Malasia: lo mejor

Kuala Lumpur

Pese a que lo más famoso de Kuala Lumpur son probablemente sus torres Petronas y las Batu Caves, lo que más nos gusta a nosotros de la capital malaya es, como habrás podido deducir de la introducción del artículo, comer. En esta enorme ciudad encontrarás delicias típicas del país, cocina india, china e internacional: nasi lemak, nyonya laksa, char kway teow, curris, roti canai, dulces malayos… que sí, que sí, que tampoco puedes perderte sus barrios, templos o mercados, pero ¡lo más importante es comer bien!

KUALA LUMPUR
Torres Petronas
La impresionante estatua de Murugan
La impresionante estatua de Murugan, en Batu Caves
¿Qué tal unos dumplings?
¿Qué tal unos dumplings?

Georgetown

Es la propia historia de Georgetown, fundada por el comerciante británico Francis Light en 1786, la que la ha convertido en lo que es hoy: una ciudad multicultural en la que conviven de manera más tranquila de lo que se puede uno imaginar malayos, indios y chinos en su mayoría. Paseando por sus calles es igual de fácil encontrar una mezquita que un templo hindú o uno chino. Y toda esta rica mezcla en una ciudad en la que su pasado colonial está todavía patente en su arquitectura y alguna iglesia. Con tal amalgama a nadie debería extrañarle que la ciudad fuese declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008.

El templo Kek Lok Si
El templo Kek Lok Si

Pero probablemente lo más característico de Georgetown sea su arte urbano. Si hay algo que ha hecho famosa a esta ciudad en los últimos años son los graffitis que decoran sus paredes. El artista Ernest Zacharevic, con su enorme creatividad y sus obras, contribuyó a embellecer las calles de Georgetown. Y si uno camina atento a las paredes se sorprenderá encontrando muchos otros dibujos además de los más fotografiados.

Jugando con el gatito
Street art: Jugando con un gatito

Parque Nacional Bako

El Parque Nacional Bako con sus varias rutas para recorrer, sus preciosos paisajes, la proximidad al mar y la alta probabilidad de ver animales, lo han convertido en nuestro favorito.

Parque Nacional de Bako, en Malasia
Parque Nacional de Bako, en Malasia

El Parque Nacional Bako se encuentra en la península de Muara Tebas, al sur de la provincia de Sarawak, Borneo. En un espacio relativamente reducido, 27 km cuadrados, concentra una enorme variedad de especies de plantas y según la web del parque se puede ver casi cualquier especie endémica de la isla porque alberga diferentes tipos de ecosistemas.

Los protagonistas indiscutibles del Parque Nacional Bako son los narigudos o probóscide. Estos monos a una nariz pegados, son vistos en muchas ocasiones por los turistas que visitan el parque y avistar algún ejemplar es la guinda perfecta a cualquier paseo por la jungla.

Pero estos no son los únicos animales que se dejan ver pues, en la misma zona de las cabañas, si uno se levanta pronto y tiene suerte, puede ver algún langur plateado aprovechando los primeros rayos de sol para alimentarse.

Parque Nacional de Bako
Parque Nacional de Bako

Otros que con total probabilidad van a aparecer en algún momento de la visita son los terribles cleptómanos de la selva, los macacos, que aprovecharán cualquier descuido del personal para hacerse con alguna valiosa posesión: un refresco, un cacho de pan o una cámara que ni saben ni tienen interés en usar, la cuestión es robar. Los encontrarás siempre cerca del comedor, rebuscando en las basuras o allanando alguna morada.

Parque Nacional Taman Negara

En pleno centro de Malasia, en el corazón de la parte peninsular del país que nos conquistó hace tiempo se encuentra Taman Negara, una selva tropical de 130 millones de años cuya extensión abarca tres estados: Kelantan, Terengganu y Pahang. El Parque Nacional que protege la flora y la fauna de la que presume ser la jungla más antigua del mundo, tiene como punto de partida para empezar a explorarlo el pueblo de Kuala Tahan.

Impresiona ¿verdad?
Impresiona ¿verdad?

Además de trekkings de uno o varios días con la oportunidad de dormir en una cueva, el parque ofrece la posibilidad de hacer canopy, andar por una red de puentes colgantes de hasta 40 metros de altura para disfrutar de la jungla como no se puede hacer desde el suelo. Es una actividad un poco vertiginosa en algunos tramos y, pese a que ver animales es realmente difícil, uno puede sentirse como un macaco desde allí arriba.

En el Canopy WalkCameron Highlands

Situadas en el centro-norte de la parte peninsular, las Cameron Highlands son todavía un remanso de paz y aire fresco en Malasia. A una altura de entre 1100 y 1600 metros, son el destino perfecto en el que refugiarse del sofocante sol del resto del país y un lugar idóneo para las plantaciones de té. En los últimos años el paisaje se ha transformado muchísimo, sobretodo debido a la avalancha de turismo local que huye de las altas temperaturas.

Además de visitar plantaciones de té, en las Cameron Highlands tendrás la oportunidad de seguir varias rutas y hacer pequeños trekkings de pocas horas.

Más vistas preciosas
Plantaciones de té
Algunos tramos menos accesibles
Trekking

Kuala Terengganu

Kuala Terengganu fue fundada por comerciantes chinos y haciendo honor a sus orígenes posee uno de los barrios chinos más impecables y engalanados de toda Malasia, Kampung China. De hecho es tanto el emperifollado que en ocasiones tienes la sensación de estar en las entrañas de un sintético parque temático. No obstante el sabor de cada plato que se sirve en sus restaurantes y las incalculables miradas rasgadas te devuelven la autenticidad.

El barrio chino
El barrio chino

Por esta zona hay también varias obras de arte urbano que no puedes perderte si tienes un poco de tiempo antes de dirigirte al siguiente destino.

Ommmmm
Ommmmm

Lo más popular de Kuala Terengganu, el motivo que mueve a algunos turistas a dejarse caer por allí, suele ser la majestuosa y atractiva mezquita de cristal, Masjid Kristal, construida entre el 2006 y el 2008. Situada en el parque del Patrimonio Islámico Taman Tamadun Islam y a unos kilómetros del centro de la ciudad, que obligan a ir hasta allí en autobús o taxi, esta moderna mezquita impresiona ya desde lejos. Llegar a última hora de la tarde a observar esta obra hecha de cristal, acero y vidrio y ver el atardecer vale realmente la pena. La cúpula y los minaretes van cambiando de tonalidad hasta que entrada la noche se ilumina para enfrentarse a la oscuridad.

KUALA TERENGGANU
Masjid Kristal

Islas perhentians

Las principales islas de Perhentian, situadas en el mar de China, son dos: Pulau Perhentian Besar, la más grande y Pulau Perhentian Kecil, su hermana pequeña. La diferencia entre ambas, dicen, es que la primera tiene un ambiente más tranquilo, alojamientos más cómodos y es más frecuentada por familias de viajeros, aunque la pura verdad es que nosotros no llegamos a verla.

La segunda sin embargo, con hostales algo más básicos, es más popular entre los mochileros y viajeros de bajo presupuesto y el ambiente, sin llegar a ser como el de muchas playas de Tailandia en las que reina la fiesta, es más animado. Sus playas más destacadas son dos, al sudeste Long beach, grande y con muchos restaurantes y al sudoeste Coral beach, mochilera por excelencia. Ambas islas se encuentran muy cerca la una de la otra y es posible cruzar a la opuesta para descubrirla en un taxiboat.

Bienvenidos a las islas Perhentians
Bienvenidos a las islas Perhentians

Pulau Tioman

Si se comete el error de compararla con otras islas de Malasia, uno puede llegar a la conclusión de que Pulau Tioman no está a la altura de las demás, pero la verdad es que los tesoros de esta isla no están a simple vista. Algunas de sus mejores sorpresas son animales y están debajo del mar o cuelgan boca abajo de los árboles de la isla.

Ignora las playas en marea baja y si quieres ver un lugar precioso espera a ir a la Monkey beach en barca o haciendo trekking.

Haciendo snorkel
Haciendo snorkel
Disfrutando de la puesta de sol
Disfrutando de la puesta de sol

Si tienes tiempo de pasar un día haciendo un day trip, no te olvides las gafas de buceo ni las de sol, pues el blanco de la arena de Coral Island te deslumbrará.

¿Qué os parece?
¿Qué te parece?

Río Batang

Navegar por el río Batang Rejang es una de las cosas más auténticas que se pueden hacer en la parte malaya de la isla de Borneo. La travesía empieza en Sibu y termina en Belaga, pasando por Kapit. Viajar en ferri te ofrece la posibilidad de adentrarte en la provincia de Sarawak para conocer las famosas longhouses en las que siguen viviendo las tribus de la zona y donde probablemente no veas a más turistas en varios días.

RIO BATANG REJANG
¿Te atreves?

Campamento Uncle Tan

Uncle Tan Wildlife and Adventures ofrece la posibilidad de conocer la jungla y su fauna alojándote en su campamento y realizando diversas actividades como paseos en barca por el río Kinabatangan o pequeños trekkings por la zona.

Un gibón en lo alto de un árbol
Un gibón en lo alto de un árbol

No hay tiempo para aburrirse durante los tres días que dura la acampada, aunque tampoco hay que realizar ningún gran esfuerzo, pues la mayor parte del tiempo se pasa navegando por el río buscando animales tranquilamente. Pese a las extensas plantaciones de palma que acorralan la zona, nosotros vimos gibones cantando y saltando de árbol en árbol, varios grupos de monos narigudos, decenas de traviesos macacos, algún langur plateado, un par de cocodrilos, búhos y muchos cálaos.

Un narigudo
Un narigudo
En una de las tantas travesías que hicimos
En una de las tantas travesías que hicimos

Kuching

Otra ciudad a la que merece la pena dedicarle un par de días si has llegado a Borneo es Kuching, capital de la provincia de Sarawak. Además de ofrecer muchas cosas como un paseo por el río, un barrio chino y un indio, ¡hay un museo del gato! Y es que Kuching significa gato en malayo, así que si eres un cat lover, ya lo sabes, anota el nombre.

Aunque no lo creáis se aprenden muchas cosas
Aunque no lo creáis se aprenden muchas cosas

Malacca o Melaka

Se trata de una pequeña ciudad con encanto a unas pocas horas de bus de Kuala Lumpur. Antiguamente, por su situación geográfica, era uno de los puertos comerciales más importantes disputado por portugueses y holandeses. Paseando por el centro, nos damos de bruces con pequeños restaurantes, anticuarios, templos chinos, arte callejero, mezquitas y un fuerte, que nos recuerdan la impresionante mezcla de este país.

Malacca Melaka
Melaka

¿Y tú? ¿Ya has estado en Malasia o te hemos convencido?

Show CommentsClose Comments

Leave a comment