Ciudades del Rajastán: nuestras favoritas

JODHPUR - MEHRANGARH FORT
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Quizás porque cada vez que hemos visitado India hemos terminado pisando el Rajastán, este estado al oeste del país es lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en nuestras andanzas por el subcontinente asiático. Y es que no le falta de nada a este rincón del país: desierto, impresionantes fuertes, ciudades de colores, templos de lo más variopintos y mucha vida. Si tienes poco tiempo para visitar India, hacer una ruta por este estado es una buena opción, pues tiene muchos destinos turísticos interesantes en un espacio no demasiado grande y no perderás tanto tiempo en desplazamientos. Si ya estás planificando el viaje, anota el nombre de estas 7 ciudades.

JODHPUR GHANTA GHAR CLOCK TOWER
J odhpur Ghanta ghar clock tower

Ciudades del Rajastán

Jaipur, capital del Rajastán

La capital del Rajastán, Jaipur, fue fundada en 1727 por el maharaja Jai Singh. Se considera el primer asentamiento de India con un diseño urbano planificado gracias al interés del maharaja por la arquitectura. Protegida por el Fuerte Amber, hoy en día es una ciudad caótica y estresante que llama la atención por el color de sus fachadas y palacios.

Además del fuerte, cuya visita es obligada, de la ciudad rosa destacamos el Hawa Mahal (imagen mítica de las guías de viaje y ahora famosa en instagram). Y si no te dan miedo los macacos no puedes perderte el El templo de Galta (o de los monos).

Jaipur Guia de viaje Templo de Galta
Templo de Galta
Jaipur Guia de viaje Hawa Mahal
Hawa Mahal

Por último, si tienes ganas de descubrir la fauna del país, aprovecha para hacer una escapada a Ranthambhore y ver tigres.

RAJASTAN - JAIPUR
Jaipur

Pushkar y los 52 ghats

Según cuenta cierta leyenda hindú (y la wikipedia), se cree que los dioses liberaron un cisne con un loto en el pico y allí donde el cisne dejara caer el loto, el dios Brahmā de cuatro cabezas haría un gran iagñá (ritual de sacrificio que se practica desde la época védica). El sitio donde cayó el loto se denominó Pushkar. Lo creamos o no, es lo de menos, pero lo que sí es cierto es que Pushkar a día de hoy sigue siendo una ciudad espiritual para los hindúes.

Lo más destacado de esta es su lago rodeado de 52 ghats, donde los devotos hacen sus ofrendas y se bañan en sus aguas.

RAJASTAN - PUSHKAR
Pushkar
Mercado o bazaar con artesanías
Mercado o bazaar con artesanías
Callejear y observar la vida diaria
Callejeando

Pushkar alberga unos cuantos templos, siendo el más importante el templo de Brahma, construido en el siglo XIV, uno de los pocos que existen en India dedicados al dios creador hindú.

Templo de Brahma
Templo de Brahma

Udaipur y el lago Pichola

Mucho podrían envidiarle algunas de las más polvorientas y desesperantes ciudades del Rajastán a esta especie de Venecia asiática. Y es que Udaipur, con su lago Pichola de protagonista, es uno de los destinos más bonitos y tranquilos del estado (en términos indios, claro). En Udaipur puedes perderte por palpitantes callejuelas laberínticas, disfrutar de las vistas en la azotea de cualquier hotel, pasear entre centenares de coloridas tiendas (uno de los mejores lugares para comprar telas) y terminar el día viendo la puesta de sol. No en vano, es un punto de descanso de viajeros de largo recorrido por India y a nosotros nos ha atrapado en más de una ocasión.

RAJASTAN - UDAIPUR
Lago Pichola, Udaipur

Jodhpur, la ciudad azul

La ciudad azul, Sun city o la entrada del Thar, así es como se conoce también a Jodhpur, la caótica ciudad fundada por el jefe del clan Rathore Rao Jodha. El azul de las paredes de sus casas, que antaño sirvió para diferenciar las de los brahmanes, hoy lo utilizan la mayoría de sus habitantes. Dicen que este color evita el calor y las plagas de mosquitos en una ciudad en la que las condiciones climáticas pueden ser sofocantes en algunas épocas.

En lo alto de una colina, la fortaleza de Mehrangarh vigila la ciudad. Desde las murallas del fuerte, uno de los más impresionantes del Rajastán, se aprecian el Palacio Umaid Bhawan reconvertido en hotel de lujo, y el mausoleo Jaswant Thada.

JODHPUR - MEHRANGARH FORT
Mehrangarh Fort, Jodhpur

Y en las calles de la ciudad reina el caos mientras brilla el sol porque andar por sus laberínticos callejones significa saltar tenderetes, esquivar frenéticos rickshaws, sufrir por los perros callejeros y pedir permiso a las esmirriadas vacas para pasar. Vale la pena acercarse al Ghanta Ghar Clock Tower y curiosear en el mercado de Sadar market (algunas de sus tiendas tienen económicas y preciosas telas con patchworks de elefantes).

JODHPUR JASWANT THADA
Jaswant Thada, Jodhpur

Jaisalmer, entrada al desierto del Thar

Dentro de los muros del Fuerte de Jaisalmer pasean sin rumbo fijo vacas tan sagradas como insaciables, obstinados vendedores, turistas y limpiabotas.

Jaisalmer no sería la ciudad que es si no fuera por el Fuerte de Jaisalmer, también conocido como el Fuerte Dorado, construido por el rey Rawal Jaisal en 1156 y declarado Patrimonio de la Humanidad en 2013 junto a otros fuertes de Rajastán. Desde el exterior, se pueden apreciar las murallas y las torres vigía, perfectas para defender la ciudad en tiempos de guerra. En el interior, al que se puede acceder por diferentes entradas y por donde nosotros nos perdimos callejeando, confluyen hoy en día viviendas, palacios, tiendas, restaurantes y turistas.

Esta ciudad es también punto de partida para visitar el desierto del Thar así que si tienes pensado hacer la típica excursión en camello te recomendamos que leas primero este artículo de Faada: Paseos en camello. Nunca está de más informarse antes de realizar cualquier actividad que implique el uso de animales.

Desierto del Thar
Desierto del Thar

Bundi, un remanso de paz

La encantadora Bundi pasa desapercibida en el Rajastán, pero a pesar de que sus competidoras son fuertes, sin grandes pretensiones y con una oferta no demasiado extensa, consigue sorprender al visitante. Podríamos decir que el palacio de Bundi, el Chitrashala y el Taragarh Fort son lo más destacado, pero la verdad es que la relativa paz que se respira, y los paseos por la montaña son también un punto a favor.

RAJASTAN - BUNDI
Vistas de Bundi

Bikaner y el templo de las ratas

Esta ciudad cercana al desierto del Thar fue lo primero que visitamos de India en nuestra primera visita al país. La ciudad antigua de Bikaner, rodeada por una muralla de 7km de longitud es un entresijo de calles, mercados y havelis por la que pasean siempre decenas de vacas. Aunque a priori pueda parecer algo estéril, en Bikaner se pueden pasar un par de días visitando cosas como el mercado de las especias, el Templo jainí de Bhandasar o haciendo una excursión hasta el Templo de Karni Mata, más conocido como el templo de las ratas (sagrado pero no apto para personas con fobia a estos animalillos, claro).

Mercado de las especias en Bikaner
Mercado de las especias en Bikaner
RAJASTAN - BIKANER
El templo de las ratas

¿Te animas a visitar el Rajastán?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

VISADO VIETNAM Y SEGURO DE VIAJE
Recuerda que te hará falta el visado de India para viajar por este país
TRAMITAR VISADO INDIA
close-image

Send this to a friend