Razones por las que vale la pena viajar a Laos

¿Vamos a Laos o no?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Siempre hemos tenido la sensación de que Laos es el gran olvidado del sudeste asiático. Pese a estar prácticamente en medio de todo el meollo, este país suele quedar eclipsado por sus más populares vecinos, como Tailandia o Vietnam. No tiene playas, no alberga maravillas del mundo y sus infraestructuras siguen siendo bastante precarias, por eso es invisible en la mayoría de los itinerarios de 10 o 20 días.

Por otra parte los que se animan a visitarlo suelen hacerlo con un «y»: Laos y Camboya, Laos y Tailandia, Laos y Vietnam… dedicándole al país en cuestión tan solo unos días.

Sin embargo ha sido siempre bastante querido por los mochileros, sobretodo los que dedican varios meses a la zona, que suelen recorrerlo de norte a sur o viceversa.

Si, como hemos dicho, este país carece de islas paradisíacas y monumentos históricos que quiten el aliento, que parece que sea lo que atrae a la mayoría al sudeste asiático, te preguntarás ¿merece la pena hacer a propósito un viaje a Laos? Nuestra respuesta es: ¡Por supuesto! Y a continuación te vamos a dar unos cuantos motivos.

¿Por qué no puedes perderte Laos?

Es menos turístico que sus vecinos

Que Laos sea menos turístico que los países que lo rodean es ya de por sí un buen motivo para visitarlo, sobretodo para los que huyen de las aglomeraciones, les gustan los destinos tranquilos y evitan las atracciones turísticas.

Tranquilidad en cualquier templo de Laos
Tranquilidad en cualquier templo de Laos

Es verdad que algunas de sus ciudades son muy populares, como la bella Luang Prabang, o Vang Vieng, que fue parte del circuito mochilero durante años y se ganó muy mala fama por las actividades que ofrecía. Sin embargo el resto del país, aunque recibe un flujo constante de visitantes que no para, no llega a estar masificado.

Viajar por Laos significa disfrutar de lo que ofrece sin hacer largas colas, sin ser atosigado por cazaturistas y sin tener que pelear para que a uno no le timen constantemente.

Es un país muy rural

Perfecto para alquilar una bici y explorar los alrededores de los pueblos

Si te gusta el turismo rural, Laos es tu país, pues allí la vida se desarrolla en el campo. Ir de un pueblo a otro es atravesar incontables campos de arroz y cruzarse con trabajadores que viajan en gastados vehículos propios o camiones repletos. Lo mejor de cada destino, sin duda, es alquilar una bicicleta y explorar sus alrededores, siempre frecuentados por tranquilas vacas y esquivos búfalos.

Pero si lo que te gustan son las motos, quizás te interese la ruta de Boulaven Plateau, una de las más conocidas por los viajeros. Durante unos tres días puedes recorrer cientos de kilómetros, visitando aldeas y parando a ver impresionantes cascadas.

Paseo por los alrededores
Paseo por los alrededores de algún pueblo
Trabajo en el campo
Trabajo en el campo
Explorando Laos
Explorando Laos

Puedes hacer trekking

El norte de Laos es famoso por sus trekkings por Nam Ha, en los que se pueden visitar poblados de etnias de la montaña, como los Akha. Aunque la fama se la está llevando Luang Namtha, que es donde más alojamientos y agencias de viaje hay, las excursiones también pueden organizarse desde la humilde Vieng Phouka, menos turística y mucho más auténtica.

Días de trekking
Días de trekking

Si el trekking es de varios días de duración, se puede pernoctar en las aldeas, una forma muy interesante de conocer la cultura local. Eso sí, debido a su creciente popularidad, algunas agencias han dejado de ofrecer un turismo de calidad, corriendo el riesgo de llegar a ser poco respetuosos con la gente local o los turistas, así que te recomendamos que investigues la empresa un poco antes.

Hay que visitar Luang Prabang una vez en la vida

En la confluencia de los ríos Mekong y Nam Kha, se encuentra una de las ciudades más bonitas y con más encanto de todo el sudeste asiático: Luang Prabang. Es parada obligada cuando se recorre el país, pues fue declarada Patrimonio de Humanidad por la Unesco en 1995, y a diario, monjes locales y turistas recorren sus calles llenas de templos y casas coloniales, o disfrutan de sus restaurantes y alojamientos encantadores.

Vistas desde el Monte Phousi
Vistas desde el Monte Phousi
Wat Xieng Muan Luang Prabang
Wat Xieng Muan Luang Prabang

Y si el centro de Luang Prabang es cultura e historia, sus alrededores son naturaleza en estado puro y aventura: navegar por el Mekong o nadar en cascadas son las únicas actividades que consiguen acelerar un poco el ritmo del viajero.

Cascadas Tat Kuang Si Luang Prabang
Cascadas Tat Kuang Si Luang Prabang

Aunque en esta ciudad se concentre la gran mayoría del turismo que va a Laos, no puedes pasar de largo, ¡Luang Prabang es un must del sudeste asiático!

Nong Khiaw es auténtico

Este pequeño pueblo del norte de Laos parece que pasa algo inadvertido en las rutas de muchos viajeros pero en realidad es el lugar perfecto para pasar unos días de descanso en un entorno rural y casi salvaje. Nong Khiaw está situado en un enclave espectacular, en una curva del río Nam Ou y prácticamente acorralado por montañas kársticas, por eso, la mayoría de las actividades, que para ser honestos no son demasiadas, se centran en sus alrededores y en casi todas el protagonista es el paisaje.

La buena noticia para los que llegan cansados de hacer trekking por la zona de Luang Nam Tha es que en Nong Khiaw no es obligatorio hacer nada, se puede ir solo a descansar y la orilla del río es el mejor lugar…

NONG KHIAW
Nong Khiaw

Es sencillo relajarse y dejar que pasen las horas leyendo colgado en una hamaca al lado del río, donde se encuentran los alojamientos con las vistas más bonitas. Y a pesar de que hay más turismo de lo que uno se imagina antes de llegar, el lugar conserva su atractivo. Una vuelta por la parte menos turística del pueblo permite hacerse una idea de cómo es la vida en un pueblo en el que apenas hay diez modestas tiendas polvorientas y un embarcadero que casi pasa inadvertido.

NONG KHIAW BAMBOO PARADISE
Vistas desde el alojamiento
NONG KHIAW ALREDEDORES 01
Alrededores de Nong Khiaw

Para probar la Beerlao, la cerveza de Laos

Sabemos que la Beerlao se puede conseguir ya en otros destinos (como en Londres), pero oye, lo suyo es beberla en el país de origen, ¿no crees?

Planificando con una Beer Lao fresquita
Planificando con una Beer Lao fresquita

Aunque el primer sitio en el podio de servidora lo posee la Lion Beer de Sri Lanka, la Beerlao ocupa un puesto muy alto en el ranking, siendo una de nuestras favoritas. Lo bueno de esta birra es que llega a todos los rincones de Laos, hasta al garito más destartalado del pueblo más perdido de la montaña de Laos.

Beer Lao, unas cascadas y buena compañía
Beer Lao, unas cascadas y buena compañía

Puedes navegar por el Mekong

Alrededor de 4600 kilómetros recorre el río Mekong desde su nacimiento, en el Tíbet, hasta su desembocadura en el mar de China meridional. En su camino por China, Myanmar, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam, cambia de nombre, riega los pueblos que atraviesa e inunda los paisajes, regalando vistas maravillosas de principio a fin.

Es bastante común realizar el trayecto de Huay Xai a Luang Prabang por el río, en una travesía que dura un par de días, haciendo noche en Pakbeng. Originalmente los viajeros navegaban en barcos lentos que se llenaban de carga hasta los topes, pero visto el éxito entre los extranjeros, algunas compañías han visto el negocio y se ofrecen también cruceros más lujosos en los que unos puede sentarse en cómodos asientos, y no sobre sacos de arroz.

Típicas embarcaciones para navegar por el Mekong
Típicas embarcaciones para navegar por el Mekong

Sin embargo, navegar por el río Mekong es algo que se puede hacer en muchos otros puntos de Laos y otros países hasta llegar al Delta del Mekong.

Una travesía tranquila
Una travesía tranquila

Para descansar en las 4000 islas

El lugar más desenfadado de Laos es sin duda alguna el «archipiélago» que forman las 4000 islas en medio del río Mekong al sur del país. Conocido como Si Phan Don, este conjunto de pequeñas islas adaptadas al turismo mochilero ofrecen días de descanso total.

Welcome to 4000 islands
Welcome to 4000 islands

Existen pocas cosas que hacer cuando ya se ha dado la vuelta a la isla en la que te encuentres: recorrer en bicicleta los campos de arroz, quedarse contemplando el río en su camino hacia Camboya, leer colgado de una hamaca o comer una pizza con algún ingrediente especial…

4000 islas
4000 islas

Las dos islas más grandes son Don Det, Don Khon y Don Khong, y los alojamientos suelen ser sencillas cabañas con un pequeño porche con vistas al Mekong del que cuelga una hamaca

Para visitar ruinas jemer sin aglomeraciones:

Wat Phu Champasak

En la provincia de Champasak hay un complejo de templos en ruinas del imperio jemer conocidas con el nombre de What Phou. Fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001 y a pesar de eso la cantidad de gente que los visita está a años luz de la que lo hace en los templos de Angkor.

Ruinas Wat Phou
Ruinas Wat Phou
Vistas de las ruinas
Vistas de las ruinas

Para visitar una cueva subterránea

A medio camino entre Vientiane y Savannakhet se encuentra Kong Lor, un pequeñísimo pueblo al que llegan algunos viajeros para visitar una extraordinaria cueva que lleva el mismo nombre. Esta localidad, en la que la tranquilidad es casi absoluta y apenas interrumpida por algún gallo latoso, está enclavada en un paisaje precioso formado por montañas kársticas, campos de arroz y el río Nam Hinboun. Explorar la inmensa cueva es el motivo principal de que los turistas nos desviemos de la carretera principal de Laos y recorramos sus caminos más apartados y deteriorados, pero el ambiente relajado hace que las horas de moto o autobús hayan valido realmente la pena.

Buscando la barquita
Entrada de la cueva
El pueblo de Kong Lor
El pueblo de Kong Lor

La verdad es que podríamos seguir, hacer la lista más larga y hablar de Laos durante horas: . Si os ha picado el gusanillo y os estáis planteando visitar el país, en la web podéis encontrar mucha más información. Recuerda que Laos merece mucho la pena.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend