Qué ver en Tailandia: Top 20 que deberías añadir a tu viaje

Longtail barcas en Sunrise beach
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4,67 de 5)
loadingCargando…

Sabemos que Tailandia es uno de los países más populares del sudeste asiático y que si has llegado hasta aquí es porque estás pensando visitarlo. Se trata de un país grande con una oferta amplia y para todos los gustos: playas, montaña, ciudades, turismo rural, templos, buceo… A veces uno no tiene todo el tiempo que quisiera para ver todo lo que hay en un destino, pero eso no quiere decir que no puedas ver un poco de cada. A continuación una pincelada de lo que puedes ver: nuestro top 20 para la primera visita a Tailandia.

20 cosas que ver en Tailandia

1. Gran Palacio de Bangkok

Quizás porque Bangkok fue durante algunos años un lugar de paso para nosotros, el Gran Palacio de Bangkok o Phra Borom Maharatchawang es uno de esos lugares a los que tardamos demasiados años en ir; sin embargo a día de hoy creemos que es una visita imprescindible de esta ciudad. La arquitectura y diseño del recinto, que en sí son un buen motivo para visitar el palacio, no son lo único por lo que lo consideramos necesario, sino por el hecho de que allí se entienden (o no) el amor y fervor que los tailandeses sienten por su rey, al menos por Bhumibol Adulyadej, el difunto padre del actual monarca.

Palacio Real de Bangkok
Palacio Real de Bangkok

2. Wat Arun

Típica estampa de Bangkok, muy visible debido a su localización al lado del río y porque se ilumina al anochecer.

El templo Wat Arun fue construido en la época en la que Ayutthaya era la antigua capital de Tailandia y se conocía originalmente como Wat Makok (Templo de la Oliva). En la época siguiente, siendo Thonburi la capital, el Rey Taksin cambió su nombre a Wat Chaeng.

La característica principal de Wat Arun es su prang (torre) central lleno de porcelana colorida. Los prang están decorados con conchas marinas y trozos de porcelana que anteriormente habían sido utilizados como lastre por barcos que llegaban a Bangkok desde China.

Wat Arun
Wat Arun

3. Mercados de Bangkok

Son varios los mercados a los que se puede hacer una visita estando en Bangkok: el de los amuletos, el nocturno de Ratchadapisek, Pratunam, Saphan Put, Pak Khlong… Pero si hay uno que nos gusta especialmente por el tamaño y la cantidad de cosas que puedes encontrar en sus pasillos es el Chatuchak market, el mercado de los fines de semana. Entre sus más de 15.000 estantes hay artesanía, flores, ropa, accesorios, decoración o puestos de comida. Sí, sabemos que no has ido a Tailandia a hacer compras, además ¿qué vas a meter en esa mochilita en la que no cabe ya ni un llavero? Pero ya sea por curiosidad o para hacerte con un último souvenir, no te pierdas Chatuchak.

Chatuchak market
Chatuchak market

4. Puente sobre el río Kwai, en Kanchanaburi

Desde que el escritor Pierre Boulle escribiera la novela allá en el 1952 y cinco años más tarde fuese llevada a la gran pantalla por David Lean con el mismo nombre, “El puente sobre el río Kwai“ se ha convertido en lugar de peregrinación para muchos turistas, tanto locales como de otros países.

El puente sobre el río Kwai, también conocido como el Ferrocarril de la Muerte, forma parte del Ferrocarril de Birmania que unía Bangkok, Tailandia y Rangún (Yangón, en Birmania). Fue construido por el Imperio de Japón durante la Segunda Guerra Mundial para apoyar a sus tropas en la Campaña de Birmania. La construcción de la línea de tren se cobró la vida de cien mil prisioneros malayos, birmanos, ingleses, holandeses, americanos y australianos y fue destruido por bombas teleguiadas de la aviación estadounidense en 1945. Si tienes curiosidad y te apetece verlo apunta Kanchanaburi en tu itinerario.

Puente sobre el río Kwai
Puente sobre el río Kwai

5. Wat Mahatat (Ayutthaya)

El templo de Ayutthaya por excelencia, por las veces que ha sido fotografiado por los turistas que viajan a Tailandia, es sin duda el Wat Mahathat. La cabeza de Buda apresada entre las raíces de un árbol ha sido motivo suficiente para que este templo pasara a ser de los más populares de la ciudad. Si bien es cierto que el recinto tiene algunas zonas que bien merece la pena visitar no creemos que éste templo sea el más bonito de todos. Pero bueno, es el más famoso y tampoco está mal.

Wat Mahatat
Wat Mahatat

6. Wat Chedi Luang, Chiang Mai

Decimos que es un templo de envergadura porque en su día sus 82m de altura y 54m de diámetro de la base de la estupa del Wat Chedi Luang Worawihan la convirtieron en la más grande del Reino de Lanna. Es una pena que ahora lo que queda de sus ruinas alcance poco más de 50m después de sufrir las sacudidas de un terremoto (también se dice que fueron cañones) que lo dejaron “a media altura”. En su base se siguen pudiendo apreciar nagas y elefantes, algunos de ellos restaurados. Durante años albergó la venerada imagen del Buda esmeralda Phra Kaew que a día de hoy se encuentra custodiada en su propio templo en el Palacio Real de Bangkok y en la parte central de la estupa ahora se encuentra una réplica que donó el mismo rey. Pese a que la estupa es la estructura que más llama la atención, el recinto posee además otros edificios y muchas figuras de Buda, una de ellas en posición reclinada. Es uno de los templos de Chiang Mai que no puedes perderte.

Wat Chedi Luang
Wat Chedi Luang

7. Casco antiguo de Chiang Mai

Lo más característico de Chiang Mai es sin duda alguna su casco antiguo delimitado por los restos del muro y el foso que lo rodea. Fue construido en 1296 bajo las órdenes del rey Mengrai para proteger a la entonces capital del reino Lanna y aunque hoy se puede acceder al centro desde cualquier calle, las cuatro antiguas puertas de la muralla son Tha phae Gate al este, Suan Dok Gate al oeste, Chang Phueak Gate al norte y Chiang Mai Gate al sur.

Arte urbano en Chiang MAI
Arte urbano en Chiang MAI

En la parte antigua de Chiang Mai encontrarás decenas de templos, restaurantes de todo tipo, cafeterías muy molonas, garitos en los que tomar algo e infinidad de centros para hacerte un masaje. Es fácil recorrerlo andando, pero siempre se puede pillar un songthaew (un taxi-furgoneta rojo típico de esta ciudad) o un tuk tuk si quieres ir de un extremo a otro de forma rápida.

El foso del casco antiguo
El foso del casco antiguo
Cafetería en el centro de Chiang Mail
Cafetería en el centro de Chiang Mai

8. Wat Phra That Doi Suthep

Subir al monte Doi Suthep al atardecer, contemplar desde las alturas una preciosa panorámica de Chiang Mai escuchando las oraciones de los monjes budistas en el Wat Phra That Doi Suthep y sentir el aire fresco en la cara tras un día caluroso y agotador es casi una de las mejores cosas que se pueden hacer en esta ciudad. Es por eso, por sus vistas, por su belleza y por su paz que hemos vuelto tantas veces a visitar este famoso templo del norte de Tailandia.

La enorme escalera de la entrada
La enorme escalera de la entrada
WAT PHRA THAT DOI SUTHEP
WAT PHRA THAT DOI SUTHEP

Está situado a unos 13 km al oeste del centro de Chiang Mai y a casi 1700 metros de altura. Construido en 1383 por el rey Kue Naone, se dice que su estupa alberga una reliquia, un hueso de Buda que trajo un monje desde Sukhothai y que según la leyenda, un elefante blanco se encargó de llevar hasta el lugar donde se encuentra ahora el templo. Exhausto, el elefante hizo sonar la trompa tres veces y después se desplomó, cosa que se interpretó como una señal divina…

9. Wat Rong Khun, el templo blanco de Chiang Rai

El Wat Rong Khun, o templo blanco de Chiang Rai, se empezó a construir en 1997 y no está previsto que se termine hasta dentro de algunas décadas, por eso es más que probable encontrar al artista pintando, que a veces aprovecha para darse un baño de multitudes entre los turistas. Pintado todo de blanco y cubierto por millones de trocitos de cristal, este singular templo, en el que es igual de sencillo ver imágenes de Buda que de Doraemon, es uno de los más conocidos de Tailandia y por qué no decirlo, el más original.

Wat Rong Khun
Wat Rong Khun

Se puede visitar en una excursión de un día desde Chiang Mai, pero nuestra recomendación, si dispones de tiempo, es que vengas para pasar un par de noches en Chiang Rai.

El TEMPLO BLANCO DE CHIANG RAI: WAT RONG KHUN
O templo blanco

10. Baan Dam, la famosa casa negra de Chiang Rai

Se dice de Baan Dam que es un museo, pero cuando uno se va de allí no sabe definir muy bien lo que ha visto. En realidad, la casa negra de Chiang Rai es la recreación de un pueblo antiguo pero bajo la perspectiva de su creador Thawan Duchanee que consigue intrigar a sus visitantes. Durante el paseo se ven cabañas negras y otras construcciones blancas de forma semiesférica, todas ellas con muebles y decoradas en su interior con pieles y huesos de animales.

Baan Dam
Baan Dam

Pese a la extravagancia de tal creación, Baan Dam es un lugar muy popular y bastante frecuentado por turistas locales. A nosotros todavía hoy nos cuesta encontrar palabras con las que definir aquello, así que tendrás que ir y juzgar por ti mismo.

11. Wat Maha That de Sukhothai

Rodeado por una muralla de 206 metros de largo el Wat Maha That, construido en el siglo XIII,  alberga en su interior casi 200 chedis y todavía conserva muchas de las imágenes de Buda. Su importancia, su tamaño y su localización en el centro de la zona amurallada de la ciudad antigua, hacen que sea uno de los más frecuentados por turistas. Una de las zonas más fotografiadas es la sala de oración en la que se encuentra una gran imagen de Buda. Estamos seguros de que lo has visto alguna vez en alguna foto.

Wat Maha That de Sukhothai
Wat Maha That de Sukhothai

12. Ao Thon Nai Pan Noi y Ao Thong Nai Pan Yai, en Koh Phangan

A pesar de su fama no todo es fiesta en Koh Phangan pues el viajero puede elegir entre playas pequeñas y tranquilas aptas para días de descanso con los que olvidarse del resto de la humanidad, y otras menos discretas en las que realizar todo tipo de actividades además de pegarse la fiesta de su vida. Pero si hay algo que todas ellas poseen es una tremenda belleza que hacen a uno soñar el resto de su vida con los días que pasó en Koh Phangan.

Ao Thon Nai Pan Beach
Ao Thon Nai Pan Beach

Ao Thon Nai Pan Noi y Ao Thong Nai Pan Yai son dos playas del este de Koh Phangan. Se accede a ellas por una carretera que atraviesa la jungla. La primera de ellas está más enfocada a viajeros de más presupuesto, pero Ao Thong Nai Pan Yai tiene un ambiente más desenfadado, con aguas transparentes y garitos chillout en primera línea, ideales para tomarse una cerveza bien fría.

13. Ao Leuk, en Koh Tao

La playa de Ao Leuk, en Koh Tao, es preciosa tanto si la miras desde la arena como si te sumerges en sus aguas. En ambos laterales hay arrecifes en los que uno puede disfrutar del coral y sus peces sin necesidad de ser un gran nadador. Además, el gran aliciente de esta playa es que es muy fácil encontrar crías de tiburón por doquier, solo hay que ser un poquito paciente.
Pero aparte de tiburones hay decenas de especies de peces diferentes y coloridos que hacen que un simple baño se convierta en un auténtico safari.

AO LEUK
AO LEUK

También es muy fácil tropezar con la gente que está sacándose el Open Water, pues algunas escuelas realizan allí las primeras prácticas e inmersiones.

14. Sunrise beach, en Koh Lipe

La isla de Koh Lipe es muy pequeña. Se puede recorrer a pie de una punta a otra sin cansarse demasiado si se evitan las horas de máximo calor y tiene varios de los ingredientes necesarios para convertir un destino en una especie de paraíso. Sus tres grandes playas son auténticas maravillas, siendo las de Pattaya y Sunrise de arena blanca y tan fina como la harina.

Sunrise beach
Sunrise beach
Longtail barcas en Sunrise beach
Longtail barcas en Sunrise beach

La playa del noroeste  se conoce como Sunrise beach o Hat Chao Leh y es simplemente espectacular. Cerca de ella hay un par de islotes a los que uno se puede acercar haciendo snorkel y sorprenderse con el maravilloso fondo marino, aunque a escasos metros de la arena ya se pueden observar anémonas con sus peces payaso nadando en ellas.

KOH LIPE
El color de Koh Lipe

15. Isla de Koh Lanta

Formado por un conjunto de islas en el mar de Andamán, Koh Lanta es un destino perfecto donde pasar unos días de descanso sin aburrirse. El hecho de ser, afortunadamente, mucho menos famosa que su vecina Koh Phi Phi, favorece que así sea. Además, la menor popularidad y afluencia de turismo contribuye a que conserve su personalidad.

Dotada de largas playas adornadas con cocoteros y bares en los que suena continuamente música chillout, Ko Lanta Yai, la mayor isla del archipiélago, atrae a familias, parejas y viajeros solitarios que necesitan un poco de paz tras unas semanas de ajetreado viaje. Además de ver playas, uno puede pasear por el Parque Nacional Mu Koh o visitar la cueva de Khao Mai Kaew.

Guia Koh Lanta playa Phra Ae
Phra Ae
En algún lugar de Koh Lanta...
En algún lugar de Koh Lanta…

La mejor época para visitar Koh Lanta es de noviembre a abril cuando es la estación seca, pero nosotros hemos estado también en mayo con las primeras lluvias del monzón y disfrutamos de una tranquilidad absoluta. Las tormentas, que hacían acto de presencia cada tarde-noche, no nos impidieron realizar ninguna de las actividades y de día podíamos disfrutar de la playa o de las famosas excursiones de snorkel.

Tipo de playa en las que uno desembarca haciendo day trips de snorkel
Tipo de playa en las que uno desembarca haciendo day trips de snorkel
cueva de Khao Mai Kaew
Cueva de Khao Mai Kaew

16. Pai

La pequeña localidad de Pai, cuya fama de destino hippie la puso en boca quienes ansiaban encontrar un lugar diferente, se ha ido transformando con el paso de los años y ahora es uno de los lugares emblemáticos de Tailandia.

Pai
Pai

Puede que el ambiente de este pueblo del norte ya no tenga nada que ver con el que lo popularizó antaño, sin embargo sigue siendo un lugar mucho más tranquilo que otros puntos turísticos en el que a uno le apetece quedarse unos días descansando, sobretodo si se ha tenido buen ojo eligiendo alojamiento. A la otra parte del río se encuentran las cabañas con porche, lugar en el que recomendamos encarecidamente quedarse a dormir.

Cabañas de Pai
Cabañas de Pai

17. Península de Railay, en Krabi

Ao Nang, la playa más cercana a la ciudad de Krabi, no es la mejor de Tailandia, pero eso no significa que no sea bonita, sino todo lo contrario. Quizás encuentres demasiada gente si no te gustan las multitudes, pues es el lugar desde donde salen barcos longtail para hacer day trips y para ir a Railay. La vegetación de la arena cobija del sol y las vistas de las montañas de paredes verticales, son inmejorables.

Muy cerca se encuentra Railey que, a pesar de ser una península, hasta sus playas no se puede llegar por tierra, por eso hay que ir en barca. La playa de Ton Sai es mundialmente famosa entre los escaladores y Railay es punto de encuentro de mochileros. Si hace buen tiempo es un lugar perfecto para alquilar un kayak y explorar cuevas o remar hasta Ao Pranang.

Península de Railay
Península de Railay

18. Mae Hong Son

La ciudad de Mae Hong Son, en la provincia del mismo nombre y frontera con Birmania, está fuera de los itinerarios más populares, por eso es un destino perfecto para escapar del turismo de masas. Sin embargo eso no significa que no haya nada que hacer o ver en ella y si dispones de tiempo vale la pena llegar hasta aquí, aunque solo sea de paso en una ruta en moto. Destaca el lago del centro con su templo, en los alrededores hay cascadas y cuevas y además es una zona en la que se puede hacer trekkings.

Mae Hong son
Mae Hong son

19. Mercados flotantes

En estos mercados hemos visto correr a James Bond en una de sus películas y en reportajes de gente viviendo por el mundo, a muchos españoles. Son mercados flotantes, aunque pese a lo que su nombre indica algunos de ellos no tienen las paradas en el agua, sino el las calles de los canales. Los puedes visitar desde una embarcación y dar un paseo por unas cuantos bahts. Damnoen Saduak y Amphawa están un poco lejos de Bangkok (a 100 y 80 km) pero si buscas algo más cerca de la capital puedes visitar Khlong Lat mayom, Bang Nam Phueng, Taling Chan o Tha ka a media distancia.

Mercado flotante
Mercado flotante
Puestos del mercado flotante
Puestos del mercado flotante

20. Evitar las turistadas con animales

Aunque la mayoría de gente no quiere irse de Tailandia sin su paseo en elefante, su foto con un tigre o cualquier otro animal (gibones y turismo), la verdad es que estas actividades esconden maltrato (además de la evidente privación de libertad). Si no quieres formar parte del circo y no quieres ser cómplice del maltrato a los animales nuestra recomendación es que te informes antes de ir a cualquiera de esos sitios. Para más información te recomendamos el artículo “Turistadas” y maltrato animal, infórmate y no seas cómplice.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend