Ciudades del sudeste asiático: 10 a las que siempre queremos volver

Monjes en Luang Prabang
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

El sudeste asiático tiene algo que engancha fuerte al viajero, ¡que me lo cuenten a mí! La diversidad de paisajes, la variedad cultural, la comodidad con la que uno puede moverse en transporte público de un sitio a otro, sus económicos precios,… ¿Será por eso que esta zona del mundo gusta tanto a los trotamundos? Poca gente visita alguno de sus países y decide que no va a volver nunca más.

En esos momentos de melancolía que una tiene, especialmente bebiéndose una cerveza, imagino dónde iría y que cosas haría en un día si tuviese el poder de teletransportarme. Y curiosamente mis pensamientos suelen llevarme siempre a los mismos destinos. Muchos de  ellos son pueblecitos normalmente en la montaña o muy cerca de la playa, a poder ser en una casita de madera que no esté muy lejos de la arena y donde pueda ir todo el rato descalza. Pero tengo que decir que, curiosamente, viajar me ha hecho reconciliarme con las ciudades. Sitios que probablemente hace años no entraban en mis planes han terminado formando parte de los recuerdos más bonitos de mis experiencias viajeras y ahora son lugares a los que volvemos una y otra vez. Ciudades en las que todo es posible, urbes en las que deambulan gentes de todas las partes del mundo u otras más pequeñas que siguen conservando toda su esencia.

Hoy me voy a centrar en ellas, que de las islas ya hemos hablado. ¿Te vienes a hacer un viaje muy rápido por el sudeste asiático?

10 ciudades del sudeste asiático

Georgetown

Es la propia historia de Georgetown, fundada por el comerciante británico Francis Light en 1786, la que la ha convertido en lo que es hoy, una ciudad multicultural en la que conviven de manera más tranquila de lo que se pueda uno imaginar malayos, indios y chinos en su mayoría.

Casas coloniales
Casas coloniales

Paseando por sus calles es igual de fácil encontrar una mezquita que un templo hindú o uno chino. Y toda esta rica mezcla en una ciudad en la que su pasado colonial es todavía patente en su arquitectura y alguna iglesia. Con tal amalgama a nadie debería extrañarle que esta ciudad de Malasia fuese declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008.

Templo Kek Lok Si
Templo Kek Lok Si

Si hay algo que ha hecho famosa a esta ciudad en los últimos años es el arte urbano que decora sus paredes. El artista Ernest Zacharevic, con su enorme creatividad y sus obras, contribuyó a embellecer las calles de Georgetown en la isla de Penang.

Encontrar cada dibujo es tan sencillo como coger un mapa de los que hay en los hostales (la mayoría de los mapas marcan dónde se encuentran las principales pinturas), y salir a buscarlos. Si uno camina atento a las paredes se sorprenderá encontrando muchos otros dibujos además de los más fotografiados.

Otra curiosidad de Georgetown es que en cada calle, unas caricaturas hechas con hierros y acompañadas de un pequeño texto como si de una viñeta se tratase, cuentan anécdotas de su historia, obra del autor Tang Mun Kian.

Arte urbano
Arte urbano

Hanoi

«Quien olvida su historia está condenado a repetirla» parece ser algo que tienen muy claro los hanoienses quienes muestran la suya y su cultura a través de una serie de museos, monumentos, prisiones y pagodas. Nadie que pise Hanoi se irá de allí sin saber algo más de la guerra de Vietnam.

Dentro de un búnker en Hanoi
Dentro de un búnker en Hanoi

Sin embargo han sabido adaptarse al flujo de viajeros que recorren el sudeste asiático y hacen de esta capital, una parada obligatoria, y en la zona del Old Quarter hay centenares de alojamientos, restaurantes en los que disfrutar de la rica gastronomía vietnamita y cómo no, miles de locales en los que saborear el siempre apetecible cà phê.

Pagoda del pilar único
Pagoda del pilar único

El Old Quarter es la esencia de Vietnam concentrada en un laberinto de retorcidas y estrechas callejuelas llenas de tiendas, hostales, hoteles, puestos de comida local y gente que vende ambulante. Cada una de sus calles se conoce con el nombre del producto que se vendía cuando ésta era una zona de comerciantes y artesanos (por eso empieza con la palabra hàng que significa mercancía o tienda) y algunas de estas todavía conservan esta característica.

Es un buen lugar para aprender a cruzar las calles llenas de motos siguiendo sus propias normas.

HANOI OLD QUARTER
Hanoi Old Quarter

Y otro de los lugares que recomendamos encarecidamente visitar es el museo de la mujer, un emotivo museo dedicado a todas las mujeres del país en el que se refleja tanto su papel en la cultura tradicional de las diferentes etnias como su activa participación en la guerra de Vietnam.

El museo de las mujeres
El museo de las mujeres

Hsipaw

Hsipaw es una apacible localidad del estado shan, en Birmania, mucho más tranquila de lo que pueda parecer a priori por su tamaño. Hsipaw no es muy grande y todo lo que tiene para ver está a tiro de piedra, pudiéndose visitar en bici.

Vistas de Hsipaw
Vistas de Hsipaw

De las cosas que se pueden ver en los alrededores destacan Little Bagan, pequeños templos escondidos en la maleza, y La colina de los cinco Budas, lugar perfecto para ver el atardecer.

Templos en los alrededores
Templos en los alrededores
Lo mejor es recorrer los alrededores en bicicleta
Lo mejor es recorrer los alrededores en bicicleta

No es de los destinos más turísticos de Myanmar, así que salir a explorar lo alrededores es una actividad muy tranquila.

Hué

Situado justo en medio de Vietnam y atravesado por el río Perfume, Hué es uno de los destinos con más encanto y otro de los puntos calientes en cuanto a turismo se refiere.

Thien Mu pagoda
Thien Mu pagoda

Antigua capital imperial durante la dinastía Nguyen, con una ciudadela a la que bien merece la pena dedicar unas horas y unos alrededores con mucho que ofrecer, en esta ciudad uno puede pasar un par de días descubriendo el conjunto de monumentos declarado Patrimonio de la Humanidad.

La arquitectura de la antigua capital refleja el alma tradicional vietnamita y pese a lo que sufrió durante la guerra conserva la esencia de una antigua ciudad oriental.

La ciudadela de Hué
La ciudadela de Hué

Al sureste de la Ciudadela, en las dos orillas del río Perfume, se encuentran las tumbas imperiales de Hué, monumentos a los gobernantes de la dinastía Nguyen, incluyendo Minh Mang, Khai Dinh y Tu Doc. La mayoría fueron planificadas por el propio emperador, por lo que cada una de ellas refleja la personalidad del gobernante fallecido.

Tumbas imperiales
Tumbas imperiales

Bangkok

Capital de Tailandia y puerta de entrada al sudeste asiático para los viajeros ansiosos de aventura, Bangkok es sin duda una gran ciudad con una oferta infinita y una urbe de estímulos constantes. De olores penetrantes, sabor picante y calurosa hasta asfixiar. La hemos odiado hasta aprender a amarla y hoy la recordamos con melancolía.

Wat Arun
Wat Arun

Son muchos los lugares que pueden visitarse y muchas más las actividades que se pueden realizar, por eso y por su enorme tamaño una sola visita suele ser muy poco para hacerse uno una idea de lo que es esta ciudad.

Retrato del gran Buda
Wat Pho

Dormir una noche cerca de Kaosan road y conocer su ambiente mochilero, visitar mercados flotantes como el de Amphawa, conocer el amor que los tailandeses sienten por el rey en el Palacio real, admirar Budas enormes (Wat Intharawihan) y Budas reclinados (Wat Pho), descubrir la ciudad navegando por el Chao Phraya y probar los primeros platos de comida local.

Khaosan / Rambuttri
Khaosan / Rambuttri

Mandalay

Mandalay, la que fue capital del último reino birmano independiente finalmente conquistada en 1886 por las fuerzas coloniales británicas (prueba de ello es su palacio real), es una ciudad que invita a pasar tiempo en ella y explorar sus templos, monasterios y mercados, así como a probar su gran variedad de comida callejera.

Kuthodaw Pagoda Mandalay
Kuthodaw Pagoda

Sus bulliciosas calles contrastan con la tranquilidad de algunos de los destinos de sus alrededores a los que se puede llegar fácilmente en moto y pese a la primera impresión y los ruinosa que pueda parecer, la ciudad no tarda en enseñar su cara más bonita, solamente hay que dejarse llevar por la corriente, aunque a veces sea fuerte…

Detalle de la entrada
El palacio real

Hay que pasar varios días en Mandalay y visitar sus alrededores: Amarapura y su puente de teka U Bein , Sagaing, Inwa o Mingun Paya

Sagaing
Sagaing

Luang Prabang

En la confluencia de los ríos Mekong y Nam Kha se encuentra una de las ciudades más bonitas y con más encanto de todo el sudeste asiático: Luang Prabang. Es parada obligada en un viaje a Laos pues fue declarada Patrimonio de Humanidad por la Unesco en 1995 y a diario monjes, locales y turistas recorren sus calles llenas de templos y casas coloniales o disfrutan de sus restaurantes y alojamientos encantadores.

Monjes en Luang Prabang
Monjes en Luang Prabang

Y si el centro de Luang Prabang es cultura e historia, sus alrededores son naturaleza en estado puro y aventura: navegar por el Mekong o nadar en cascadas serán las únicas actividades que conseguirán acelerar un poco tu ritmo.

Varias piscinas de agua turquesa en las que se puede nadar preceden a la zona más espectacular de Tat Kuang Si, las cascadas de unos 50 metros de altura.

Tat Kuang Si
Tat Kuang Si

Hoi An

Hoi An es una ciudad costera de Vietnam cuyo puerto, muy importante para el comercio durante los siglos XVI – XVIII, despide al río Thu Bon en el final de su viaje hacia el mar de China y da la bienvenida a los miles de turistas que atraídos por la denominación de Patrimonio de la Humanidad del lugar, visitan su precioso y bien conservado casco antiguo.

La zona del río
La zona del río

Todo el mundo habla de lo bonito que es su casco antiguo, de su puerto, sus callecitas, sus tiendas y de lo atractiva que es, pero también es verdad que muchos otros hablan de una ciudad muy turística o artificial que se asemeja demasiado a un parque temático oriental. A nosotros sin embargo nos pesó mucho más lo bueno que lo malo, de ahí que conservemos tan bonito recuerdo.

Típicos farolillos en la zona más turística
Típicos farolillos en la zona más turística

Las opciones en Hoi An son infinitas, tanto que uno puede estar un par de días sin cansarse de vagabundear por esas callejuelas de su centro que siempre tienen algo que ofrecer al viajero. Edificios históricos, museos, casas antiguas abiertas a los visitantes, salones de asambleas conocidos como hoi quan, restaurantes, tiendas de artesanía, farolillos de colores, sastrerías en las que conseguir pomposos vestidos a buenos precios y souvenirs varios.

Las calles de Hoi An
Las calles de Hoi An

Phnom Penh

Phnom Penh, la ciudad más grande de Camboya, sirve de puerta de entrada para muchos viajeros que llegan por primera vez a este país. Muchos son los que la pasan de largo para dirigirse directamente a Siem Reap a visitar los templos de Angkor, pero la capital de Camboya tiene mucho que ofrecer entre cultura, historia, templos y mercados. Una ciudad caótica en algunos momentos pero llena de vida y movimiento, pese a su historia.

Mercado de Phnom Penh
Mercado de Phnom Penh
Monjes rezando
Monjes rezando

Además de mercados, templos y palacios, uno debería dedicar uno de sus días en Phnom Penh a la historia más reciente, al genocidio del pueblo camboyano a manos de los jemeres rojos. Dos lugares imprescindibles son el Tuol Sleng y los campos de exterminio Choeung Ek.

Chiang Mai

Si hay una ciudad en el norte de Tailandia que creemos que todo viajero debería incluir en su itinerario esa es Chiang Mai, la antigua capital del reino Lanna. La conocida como «la rosa del norte» recibe a turistas de todo el mundo a diario a quienes atrapa de alguna forma u otra con sus templos, sus alrededores, su naturaleza, sus mercados o la cantidad de actividades que se pueden realizar en ella.

Y su riqueza cultural, fruto de la convivencia en la provincia de varias etnias e influencias de Laos, Myanmar y China, la convierten en una de las ciudades más importantes del país.

Mirador en Doi Suthep
Mirador en Doi Suthep

Lo más característico de esta ciudad es sin duda alguna su casco antiguo delimitado por los restos del muro y el foso que lo rodea, pero si de algo puede presumir Chiang Mai es de ser la capital cultural del norte del país.

Su historia se puede leer a través de las paredes y chedis de todos y cada uno de los más de trescientos templos que han brotado en sus calles a lo largo de los siglos desde que se fundó la ciudad.

Wat Phra Singh
Wat Phra Singh

Y a ti, ¿en qué ciudad del sudeste asiático no te importaría pasar una temporada?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend